Tras la muerte en 2016, de Prince, Bowie o Cohen entre otros, toca repasar algunas de las estadísticas de una de las profesiones más peligrosas del mundo. La de estrella del Rock.

Hace ya unos meses os comentamos que la de rockero era una de las profesiones con menor esperanza de vida. En EEUU unos 20 años menos que la esperanza de vida media tanto para hombres como para mujeres.

Hoy os dejamos los datos de un estudio realizado por la profesora Dianna Theodora Kenny de la Universidad de Sydney, donde nos deja las estadísticas de las causas de muerte prematura de los músicos agrupadas por estilo musical.

Y la verdad es que los resultados responden a los clichés.

Los músicos de Rap o Hip Hop tienen una probabilidad mucho más alta de morir asesinados que el resto de sus homólogos de otros estilos musicales.

Los de Rock tienen una cierta preferencia a morir en accidentes, algo que también les sucede a los músicos de Metal o Punk. Estos últimos son los que también tienen una tendencia más alta que la media a suicidarse. En el aspecto del suicidio en el polo opuesto encontramos a los músicos de Gospel (será por el tema de la espiritualidad o la alegría en sus canciones). Y los cantantes de Blues, R&B y Country tienen una tendencia superior a la media a morir de ataques del corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…