neutralidad internet

neutralidad internet

Erase una vez un país que, en pos de la modernidad y la eficiencia, decidió privatizar toda su red de carreteras. Sin embargo, durante el proceso, algo salió mal. En la licitación, un grupo empresarial se hizo con la práctica totalidad de las vías principales.

Al tener ese grupo un cuasi monopolio de las autopistas y carreteras, esta pudo establecer unos peajes generosos que le dieron pingües beneficios. Con dichos beneficios pudo incluso expandirse al extranjero y convertirse en uno de los mayores grupos mundiales en su sector.

A causa de la baja competencia en su país de origen, la empresa no tenía muchos incentivos para ampliar el número de carriles o construir nuevas vías alternativas. Al fin y al cabo, todo aquél que quisiera moverse ya tenía que pasar por alguno de sus peajes. Más carriles y más vías hubieran incrementado los gastos pero los ingresos hubieran sido más o menos los mismos.

Lógicamente los usuarios estaban muy insatisfechos. Consideraban su red de carreteras lenta, colapsada y poco eficiente. Y empezaron a aparecer voces para reclamar medidas para aumentar la competencia y la construcción de más y mejores vías de comunicación.

Ante estas críticas, la empresa respondió que el problema no era que las vías fueran insuficientes, sino que las empresas las utilizaban demasiado, transportando muchas mercancías en camiones y beneficiándose económicamente con ello. Eso colapsaba toda la red. La construcción de nuevas vías no era económicamente posible ya que los precios eran muy bajos. Pero ellos ofrecían una solución. Si las empresas pagaran, no por los kilómetros recorridos y el número de ejes del vehículo, si no por el valor de la mercancía que transportaba, entonces si saldrían las cuentas y se podrían construir más y mejores autopistas.

Las clases gobernantes, con la misma capacidad de visión de futuro que cuando privatizaron las carreteras, les pareció razonable. Así se tendrían más carreteras donde más actividad económica hubiera, pensaron, ya que esa nueva tarificación generaría incentivos para construir nuevas carreteras.

Algunas voces se levantaron en contra. Esgrimían que la circulación por las carreteras tenía que mantener su neutralidad. Que el valor de la mercancía no afectaba para nada a las carreteras y que lo único que se debía tarifar era el volumen y que los peajes eran más que suficientes para financiar la ampliación de la red viaria como se demostraba viendo que en otros países con más competencia, esa misma empresa invertía más y cobraba peajes más económicos. Nadie les escuchó.

Con el paso de los años, las carreteras dejaron de estar colapsadas. El transporte de mercancías valiosas bajó, ya que las empresas de más alto valor añadido no pudieron competir con las de otros países. Solo permanecieron aquellas empresas que necesitaban poco o ningún transporte o con mercancías poco valiosas. Las exportaciones disminuyeron enormemente y las importaciones resultaban muy caras. La gente tenía que comprar productos más caros aunque estos se produjeran más baratos en otro sitio, puesto que el precio del transporte no compensaba. El país sufrió un retraso de décadas respecto a sus vecinos comparables.

Y es que la neutralidad de las carreteras resultó ser un factor fundamental para el libre tránsito de mercancías, y por tanto para el libre mercado. Los ciudadanos descubrieron demasiado tarde que si con su pasividad dejaban que su gobierno priorizara los intereses del capital por encima de los intereses del libre mercado, las consecuencias para el futuro del país son desastrosas.

Las carreteras del futuro son las líneas de telecomunicaciones y España cada vez se parece más a ese país imaginario. Ya hemos acumulado un retraso considerable en este aspecto. Las insuficientes infraestructuras de telecomunicaciones están limitando el progreso de nuestro país y capando el talento de muchos jóvenes, impidiendo que se convierta en riqueza para todos. Telefónica ya nos ha chuleado bastante y no debemos tolerar que nos vuelva a poner la mano en la caja.

La elección está en nuestras manos. Neutralidad o miseria.

  1. Interesante post. Pregunta: ¿los que viven en Asturias y pagan peaje para ir a Madrid, tienen la misma neutralidad que los que viven en Andalucia y van a Madrid?, ¿cuando llegará el AVE al Norte?, ¿es neutral la red del AVE? Neutralidad de verdad o interesada

  2. Muy buen símil. Leo y escucho con atención lo que se escribe y se dice sobre la neutralidad de la red, y en esencia apoyo la mayoría de las argumentaciones. Deseo tener las mejores infraestructuras y servicios de telecomunicaciones fijas y móviles a precios asequibles y neutros.
    No he visto aún documentos o declaraciones del Gobierno o de Telefónica que digan que quieren cobrar por el "valor de la mercancía" en vez de cobrar por el "peso y el número de ejes" de los camiones. Agradecería me indicaran dónde están las declaraciones o documentos que sustentan ese símil.

  3. Interesante opinion. Yo creo que una de las causas del problema fue la privatización completa de Timofonica y la perdida de control estatal del bucle de abonado, la parte mas jugosa de su infraestructura.

  4. Sí, acertada analogía entre unas y otras vías.

    Podríamos añadir que la concesionaria hegemónica de autopistas privatizadas, intentó convertirse también en empresa de transporte, con sonoro batacazo.

    Ahora vuelve a intentar entrar en el sector, y veremos cómo le va.

    La cuestión es que, para demostrar sus afirmaciones, la concesionaria está dejando de hacer inversiones, para provocar un colapso en la red que apoye, por la brava, sus pretensiones.

    Y además, queda lo principal: si se le da a la concesionaria la posibilidad de discriminar entre los camiones que circulan por sus carreteras, parando a unos y dejando vía libre a otros, se introduce un incentivo perverso para que a nuestras casas sólo lleguen los productos de la empresa que ha consentido en pagarle el peaje "extra", sacando del mercado a las otras.

    Supongo que a Alierta le da rabia darse cuenta de toda la riqueza que circula por sus pares de cobre, y le cuesta resignarse a ejercer lo mejor posible el cometido de su empresa. Pero vamos, eso le pasaría también a Prosegur, si se le pusieran los dientes largos con los millones que transportan sus furgones blindados, y creyeran que, también en parte, esas sacas de dinero les pertenecen ya que viajan en sus vehículos.

    Creo que a Alierta, así como al Sebastián, les faltan un par de clases de alfabetización digital, para explicarles cómo funciona la red.

  5. Interesante post, pero no estoy de acuerdo con el simil. Que yo sepa Telefonica, y otros operadores de telecomunicaiones, lo que quieren es discriminar por la cantidad de uso de la red de telecomunicaciones, y no por el provecho que le vayas a sacar a la comunicación.
    Es decir en tu simil seria mas logico decir que los propietarios de las autopistas decidieron que tenian que pagar más los camiones más pesados, y menos los vehiculos con menor peso, ¿acaso no es lógico?,… pues mas o menos es lo dicen los propietarios de la red, que paguen mas quien mas la usa y menos quien menos la usa.

    mejores depositos a plazo fijo

  6. Efectivamente, muy buen post. Sin embargo, coincido con OFERTAS BLANCOS, en cuanto a que las operadoras quieren asegurarse que aquellas aplicaciones web que requieran un trafico de datos excesivamente elevado, paguen una cierta cantidad por su uso.
    Sin embargo, al final estamos hablando de como repartimos ese coste. Si decidimos que las operadoras no cobren al propietario del contenido, sino al consumidor, veremos como la web se llena de aplicaciones como Netflix por streaming, y distintas tarificaciones a los usuarios finales en funcion del maximo ancho de banda y la cantidad de uso. Deshacemos las tarifas planas y volvemos al modelo 'Pay-as-you-go'.

  7. Leyendo los comentarios, creo que todavia alguno tiene dudas sobre el concepto de neutralidad de la red. Voy a intentar aclararlo desde mi punto de vista, no dudeis en corregirme si lo creeis conveniente.

    La neutralidad no tiene nada que ver con tarifas planas o tarificación por consumo, ni tan siquiera con derechos de autor y propiedad intelectual, aunque són temas derivados, la neutralidad de la red hace referéncia únicamente a que cualquier paquete (o bit si lo preferís) de información fluye de manera libre por la red, sin discriminación alguna en función de su origen, su destino, su protocolo o su contenido.

    Por lo tanto la neutralidad de la red ha de garantizar que no se realentiza, prioriza o bloquea ningún contenido por encima de otro por intereses púramente económicos de las compañias de telecomunicaciones.

    Os recomiendo el Manifiesto por una Red Neutral.

  8. Es bastante común confundir neutralidad con tarifa plana, y eso no tiene nada que ver.

    Cuando un usuario paga por acceder a Internet, paga en función de la velocidad que se le ofrece o de la cantidad de información que se descarga (especialmente en tarifas móviles). Si un operador ofrece tarifa plana, es por que lo cree conveniente, pero podría tarificar por volumen descargado también.

    Los proveedores de contenidos también pagan por la cantidad de información que pasan por sus servidores. Si contratas un servidor para ofrecer un servicio, el datacenter te cobra por el tráfico recibido y enviado. ¡Los proveedores de contenidos ya pagan en función de la cantidad de información que inyectan a la red!

    El problema aquí, es que telefónica quiere priorizar unos contenidos por encima de otros. Por ejemplo, hacer que los paquetes de datos de Imagenio tengan prioridad sobre los de You Tube, o los de Skype. Y eso es lo que rompe la neutralidad. En definitiva permite que Telefónica cobre a Google un dinero si quiere tener la misma prioridad que, por ejemplo Imagenio. Y esa cantidad de dinero, por razones de equilibrio de mercado, acabará convergiendo a una parte del valor de la mercancia, ya que si alguien tiene un contenido con más valor añadido, podrá pagar más por priorizar sobre los demás.

  9. Cuidado con las metáforas de la carretera!

    La neutralidad de la red significa que los Bomberos o las Ambulancias vayan a la misma velocidad que el autobús de vacaciones camino de Benidorm o el camión de Olloquiegui.

    1. Ciertamente todas las metáforas son válidas hasta cierto punto. Siempre se puden llevar al extremo y encontrar puntos que dejan de encajar.

      La utilidad de las metaforas es ilustrar, no demostrar.

  10. Expresarme no es lo mío pero ¿no os parece que una Red sin Neutralidad y con sus contenidos sujetos al criterio del Ministerio de Cultura a través de la SGAE es la introducción masiva a la CORRUPCIÓN en Internet? (nota: corrupción en el sentido inmobiliario de la palabra)

  11. Me encanta porque es la metáfora que llevo ya tiempo usando cuando explico el concepto de neutralidad a mis alumnos de TIC de Bachillerato…

    Y, Makopil, lo siento, pero lo que dices no tienen ningún sentido. Lo de las ambulancias y los bomberos es el ejemplo totalmente absurdo que usan los que quieren suprimir o controlar la neutralidad de la red. Si una ambulancia, o los bomberos tienen que llegar a un sitio, ya se encargarán ellos de usar una vía despejada o se pondrán los mecanismos necesarios para despejarla.

    Ese ejemplo es pervertir completamente el concepto de neutralidad: que si entonces no se podría usar la telemedicina porque alguien está bajando videso de gatitos, que si los sistemas de emergencias sísmicas no avisarían porque la red está colapsada por descargas ilegales…

    Pero no me voy a extender más. Para más aclaraciones leer la entrada del blog de Enrique Dans: http://www.enriquedans.com/2010/11/la-neutralidad

  12. ojalá fuera cierto que las autopistas son "neutrales". lo cierto es que por el mismo servicio, cobran distinto según el tipo de vehículo, para reflejar la capacidad de pago del usuario. vamos, es como si la tarifa del adsl fuera distinta según la renta del cliente. en cambio, así que reivindico neutralidad de la red también para las autopistas.

  13. ¿Alierta? ¿No es ése que, junto a Botín, susurraba al oído del gobierno en foto reciente? Sí, ahora lo recuerdo, salía en la película “The unttochables”

  14. Si no he entendido mal el post, la conclusión es que Catalunya va a pagar el 25% de las redes de telecomunicaciones del país?

    Neutralidad? Vengan a Catalunya señores y les enseñaremos la neutralidad de este país.

  15. Propongo otro símil imperfecto:
    "Neutralidad de los comercios y escaparates"
    Que todo fabricante tenga derecho a que las cadenas de comercio sitúen sus productos, en igualdad de condiciones con cualquier otro producto, en las estanterías de los supermercados y grandes almacenes y en los escaparates de las tiendas.

    Humm! …. no sé si eso será posible.

    Estoy de acuerdo con los términos de la moción aprobada por unanimidad en el Senado:
    " El Senado insta al Gobierno a modificar de forma urgente, en todo aquello que sea necesario y teniendo en cuenta el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas, la normativa española en dicha materia, a fin de garantizar el cumplimiento por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España del principio de neutralidad, asegurando que los paquetes de datos que circulan por sus redes reciban siempre el mismo tratamiento independientemente de su contenido, origen, destino o protocolo, sin que se filtre el tráfico de forma alguna, para privilegiar, limitar o impedir el acceso a determinadas páginas o servicios"

  16. El aumento de costes en las autopistas has supuesto un gasto importante para las personas que se dedican a viajar continuamente. Este es el caso de las empresas de transporte que están viendo como sus gastos aumentan por el simple hecho de utilizar las carreteras que deberían funcionar como un bien común por el que pagamos nuestros impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares.

Comparando las finanzas del FC Barcelona y Real Madrid. Culés tenemos un grave problema

Sorprende la rapidez con la que los dirigentes del F.C. Barcelona han logrado meter las cuentas del club en un rápido deterioro y en una situación más que complicada.

El lujo y los “influencers”

En las conversaciones recurrentes del sector del lujo hay un tema que preocupa a las grandes marcas. Nadie sabe cómo salir bien parado de un escenario en el que se han metido solos. Y todos se preguntan: ¿Sirve tanta exposición digital a las marcas exclusivas? 

El ego es tu gran enemigo

Gustavo Rivero. Uno de mis errores en mi última etapa como CEO de un…