GurusBlog

El desconcertante premio Nobel de Economía 2013 a Fama, Shiller y Hansen

robert shiller

El comité del pemio Nobel ha concedido hoy el  galardón de Economía correspondiente a 2013 a los estadounidenses Eugene F. FamaRobert J. Shiller  y Lars Peter Hansen por sus análisis empíricos de los precios de los activos. Dejando de lado el último, autor del oscuro Método Generalizado de los Momentos, el meter a Eugene Fama y Robert Shiller compartiendo el mismo premio no puede ser más desconcertante y uno empieza a preguntarse realmente si la economía puede calificarse de ciencia o esto es un cachondeo.

Vamos a explicarnos:

Fama, nacido en 1939,  profesor de la Universidad de Chicago, es conocido por ser el autor de la famosa teoría de los mercados eficientes. Resumiendo, el mercado de valores funciona a la perfección, y los precios de las acciones recogen toda la información disponible sobre cada activo. Cualquier nueva noticia impacta de forma inmediata sobre el precio. Dicho de otra manera, al ser la Bolsa un mercado eficiente nadie puede predecir su evolución futura ni pretender batir a los índices.

Que os puedo decir de la teoría de Eugene Fama. No se como se puede dar validez a una teoría que empíricamente está plagada de ejemplos que demuestran lo contrario. Sin ir muy lejos tenemos el último caso de mercado bursátil “eficiente”, cuando Twitter anunció su salida a Bolsa y los inversores se pusieron a comprar como locos acciones de Tweeter Home Entertainment Group Inc., una compañía zombie que ya ha dejado de existir pero que aún cotizaba en el mercado bajo un ticker muy parecido al que iba a tener Twitter y que vio como en pocas horas se revalorizaba 1.800%. Más que un mercado eficiente parece que estemos ante un mercado imbécil.

Según la teoría del mercado eficiente de Fama, tipos cómo Buffett, Lynch o Berkowitz no deberían existir. Nadie puede batir de forma sostenida la rentabilidad general del mercado a 10, 20 o 40 años si el mercado es completamente eficiente, o eso o son tipos con una extraordinaria suerte, el tipo de tipo que es capaz de sacarte cara mil veces seguidas al tirar una moneda al aire.

Pero bueno bienvenidos a las ciencias económicas, una disciplina que ha diferencia de la química o la física sólo tienes que desarrollar una teoría que se incumpla empíricamente para que te den el Nobel de Economía.

 

El caso de Robert Shiller, es el opuesto a Fama. De aquí el desconcierto que me causa el Nobel de Economía. Nacido en 1946, profesor en Yale, al menos el trabajo de Shiller ha tenido una clara aplicación práctica y ha versado en tratar de identificar burbujas de activos. Shiller advirtió claramente de la existencia de una burbuja en la Bolsa en la gloriosa época de la puntocom, así cómo de la reciente burbuja en el mercado inmobiliario norteamericano.

Shiller nos deja al menos dos gráficos que son de gran utilidad:

 

Cape

Por un lado el ratio CAPE o PER ajustado cíclicamente por los resultados. La media histórica del ratio está en 16x, y empíricamente está demostrado que si compras cuando la Bolsa cotiza por debajo de la media tu rentabilidad a largo plazo será buena y cuando compras por encima de la media tienes bastantes números de acabar sufriendo un accidente. Es decir el mercado será completamente eficiente según la teoría de Fama, pero parece claro que muchas veces se comporta como si las decisiones las tomaran idiotas.

El segundo es la creación del Case–Shiller Home Price Indices, un índice que mide la evolución y cambios en el precio de las viviendas en 20 ciudades de los EEUU sobre transacciones realizadas  o cambios de precios realizadas sobre la misma propiedad.

Shiller price index

Cómo se puede apreciar en el gráfico, salvo picos de exuberancia irracional, la inversión en vivienda no ha dado precisamente una buena rentabilidad a largo plazo. Podéis leer más al respecto en el post “El mito de la inversión inmobiliaria“.

En fin por si no lo habéis notado, yo soy bastante más partidario que le dieran el Nobel de Economía a Shiller que a Fama y me molesta bastante que a Shiller le ensucien su merecido Nobel haciéndoselo compartir con alguien que está en sus antípodas.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

18 comentarios

  1.    Responder

    Que artículo más lamentable… ya no se sabe distinguir entre modelos y realidad, lo de gurusblog es de risa, y encima hay otro artículo que intenta seguir dándole la razón a este mientras vende sus “servicios profesionales”….

    1.    Responder

      Tarior93 pues los modelos funcionarán de narices en la probeta, pero ¿que utilidad tienen si no explican la realidad?

  2.    Responder

    … en realidad, puestos a “pesar” las contribuciones a la ciencia y a la comprensión del funcionamiento del mercado, creo que lo merece mas Fama (Hipotesis de Eficiencia, uno de los pilares de las finanzas modernas; o el modelo de tres factores, que permite calcular tasas de descuento, valorar a los gestores, …)

    Shiller (muchas veces junto con Campbell) tiene una serie de trabajos muy buenos pero al final son una recopilación de regularidades empíricas. Es verdad que innova en la metodología en alguno de sus trabajos, e impulsa la Behavioral Finance, pero no propone ningún modelo general como tienen Fama y French. Eso sí, Shiller es infinitamente mas mediatico.

  3.    Responder

    La eficiencia/ineficiencia es empiricamente indemostrable, como señala Fama (joint hypotesys problem): la eficiencia supone que no se puede batir al mercado de forma persistente sin asumir mas riesgos (claro que se puede batir si pensamos solo en rentabilidad), el problema es ¿que entendemos por riesgo?. El CAPM fue un hito, pero como sabemos, en economía se trabaja con modelos simples que luego vamos complicando y tratando de acercar a la realidad. El modelo de tres factores de Fama-French propone la beta del CAPM y 2 factores adicionales que explican el riesgo, mucho mejor que el CAPM original. Aunque realmente, al final, si encontramos rentabilidades no explicadas por el modelo (rentabilidades anormales) nunca sabemos si el mercado es ineficiente o el modelo no es bueno.

    Si pensamos en otros términos, la cuestión es que cuando valoramos una empresa podemos volvernos “locos” calculando flujos de caja, pero tb hay que calcular tasas de descuento!!!, y ahí es donde entran estos modelos. O por ejemplo para medir los resultados de los gestores. Hablar de Alfa y emplear el CAPM sabemos que no es adecuado. Es mucho mas adecuado hablar de Alfas con el modelo de tres factores de FF o con el de 4 factores de Carhart (los 3 de FF + el momentum; por cierto, el director de tesis de Carhart era Fama).

  4.    Responder

    Fama no dijo que los mercados era eficientes. Sentó una teoría sobre las condiciones necesarias para ello. El primer párrafo es de coña.

    1.    Responder

      Te equivocas. En realidad, con su famosa teoría Fama no hizo sino “re-editar” las reflexiones de Louis Bachelier, un matemático francés, que en 1900, y utilizando la noción de movimiento browniano, demostró que la esperanza matemática del especulador es nula. Esa idea inicial fue afinada teóricamente con posterioridad por Cowles, Jones, Kendall, Working y, sobre todo, por Paul Samuelson, autor del «Theorem of Fair-Game Futures Princing ». Ninguno de esos economístas consideró que los resultados de sus reflexiones -prácticamente los mismos a los que llegó Fama- debían considerarse una prueba de que los mercados funcionan de forma eficiente. Paul Samuelson, de hecho, señala de forma explícita en su trabajo “Proof that properly anticipated prices fluctuate randomly” que su teorema no constituye la prueba de que los mercados competitivos funcionen bien. Sí que extrajo, sin embargo, esa conclusión Eugenen Fama. Contradiciendo lo que señalas en tu comentario, en “Efficient capital markets: a review of theory and empirical work ” Fama afirma textualmente que un mercado de capitales en el que los títulos “reflejen plenamente” toda la información disponible puede denominarse “un mercado eficiente”.

      En cuanto a las condiciones para garantizar esa eficiencia, no ha de pasar desapercibido el oportunismo metodológico que conlleva la formulación teórica: Fama elige la conclusión a la que le que le interesa llegar (la “eficiencia”), y luego se escoge y minimiza las hipótesis necesarias para llegar a ella ¿Te imaginas a un físico eligiendo las conclusiones a las que quiere llegar?¿Qué ocurriría si le concedieran el Nobel?

    2.    Responder

      Es lo que pasa cuando estás más preocupado en que te lea una audiencia de pena en el informe Pisa que un buen economista. GurusBlog se ha echado a perder hace ya mucho tiempo. Coma irreversible.

  5.    Responder

    Yo creo que aqui debe haber una confusión de fondo. Los mercados son racionales con toda la información agregada disponible, y eso incluye el estado de ánimo de los agentes. Que pueden ser muy irracionales. Ahora bien, si cuando se refiere a la racionalidad del mercado se refiere a la de los agentes (“nunca habrá un billete de 500 tirado por la calle”), aquí la realidad empírica le contradice flagrantemente.

  6.    Responder

    Fama se lo merece tanto o más que cualquier otro. De hecho el estudio empírico de Fama hecho con French (92), al igual que el que hizo con MacBeth varios años antes prueban que el CAPM de Sharpe no es útil y que beta no es una medida adecuada del riesgo de las acciones. Si le dieron un Nobel a Sharpe por algo que no sirve, pues Fama se lo merece el doble por demostrarlo.

    Pero como en todo, en esto hay mucho de “cría Fama y échate a dormir…”(no pun intended)

  7.    Responder

    Fama es conocido por el modelo de valoración de acciones que hizo con French, por lo tanto ha hecho algo mas que lo que dices

  8.    Responder

    L’eficiència dels mercats és el fonament de la valoració de derivats. Les ineficiències que hi ha, són fenòmens d’una curta durada, els arbitratgistes s’encarreguen de tornar a l’estat d’eficiència ràpidament.

  9.    Responder

    El mercado es eficiente, la gente es imbécil y pierde dinero y, como muestra, el Nobel de las burbujas.

  10.    Responder

    *apuesto <– buena esa! 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR