La diferencia o “spread” entre la rentabilidad del bono a 10 años y el bono a 2 años ha sido generalmente un buen indicador para anticipar a un año vista la probabilidad de una recesión o una recuperación económica o al menos lo ha sido hasta que la FED no empezó a partir de 2008 su política monetaria extraordinaria.

Cómo podéis ver en el gráfico que os adjuntamos, poco después de que la diferencia entre las rentabilidad del bono a corto plazo y los bonos a largo plazo ha sido nula hemos acabado entrando en recesión en los EEUU (zonas marcadas en gris). El caso es que desde 2014 la diferencia entre la rentabilidad de los bonos a corto y a largo se ha ido estrechando progresivamente. El anterior mínimo se marcó en noviembre de 2006 cuando el diferencial entre la rentabilidad del bono a 10 años y el bono a 2 años marcó un -0,16. Hoy estamos en 0.26 y venimos de diciembre de 2013 cuando marcó un máximo de 2.66.

Según las actuales proyecciones el spread debería tocar 0.0 a mediados de 2019 anticipando una recesión económica que se produciría en 2020 si nos atenemos a las pautas históricas.

Recordad que la inversión de la curva de rentabilidad (rentabilidad de los bonos a 2 años superior al bono a 10 años) se produjo a principios de los años 90, a principios del 2000 y en 2006, anticipando en los tres casos importantes recesiones económicas.

Un último apunte, una fuerte caída entre el diferencial de la rentabilidad del bono a 10 años versus el bono a 2 años, momento en el que estamos ahora, no sirve en principio para predecir futuras recesiones si no se invierte la curva. Tuvimos fuertes caídas del diferencial sin llegar a invertirse la curva en 1977, 1984 o 1994 y no tuvimos recesión.

Y por último vale la pena recordad que nos encontramos inmersos en una política monetaria por parte de los bancos centrales que se aleja mucho de lo normal y que ha provocado fuertes distorsiones en la rentabilidad de los bonos lo que podría invalidar los datos históricos que indican que una inversión de la curva anticipa una recesión.

omentarios
  1. Si se me permite la expresión, estamos jodidos.
    Mis pequeños cálculos me indican que la recesión económica llegara para el tercer trimestre del 2019 con un futuro bastante negro. Espero equivocarme.

    Buen informe Huky!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.