La foto del día, nuestro resúmen particular a la jornada que acaba de finalizar, se la lleva el Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama; que, ha presentado un presupuesto sin precedentes. Los analistas no recuerdan algo así desde la Segunda Guerra Mundial.

Lo especial de estos presupuestos, otros lo llamarían locura transitoria, es que el Senado va a tener que aprobarlos a sabiendas que plantea la situación de un déficit del más del 10%. Sin duda una apuesta muy arriesgada de Obama que confía que, ayudando a las pymes, puede conseguir que aumente la tasa de empleo y el crecimiento económico de su país.

  1. Con la política fiscal expansiva no va a conseguir nunca levantar al país. Solo no hundirlo a largo plazo y posponer la salida de la crisis.
    n, EEUU, al igual que España o Uk, se debe comprender que el nivel de vida de los últimos años está por encima de sus posibilidades. Hay que reducir importaciones -reduciendo el consumo-, y aumentando exportaciones -mejorando la competitividad-.

  2. Totalmente de acuerdo contigo Ricardo… a este paso el reventón va a ser mayor aún dentro de unos años… parece que no aprendemos nunca..

  3. Dos matices es una recesion de balance, no hay casi inversión industrial, por que las empresas se dedican a reducir deudas, ajsutar plantillas a demanda actual, y tambien en el caso de pymes por restriccion de credito.
    En este escenario los gobiernos deben de actuar, y me parece bien que incentiven a las pymes, emprendedores y clase media.
    Por otra parte es necesario repasar las claves históricas para no cometer los mismos errores. Ver crisis Japón, profesor Kabayashi (implantar medidas sin que primero se solucionen los problemas de “limpieza” de los bancos, fue un error en Japón, que le supuso perder una década) ver enlace en http:www.voxeu.org/index.php?q=node/2483

  4. Ayudando a las pymes ayudas a que inicien el negocio pero luego son ellas las que deben mantenerse por sí solas.

    ¿Quien les va a comprar? La gente está más endeudada que nunca así que no se puede esperar que se vuelva a ver un consumo como hace unos años y, por tanto, el crecimiento que se generará (si es que se genera) será insuficiente para sentir que se ha salido de la crisis.

    Por otro lado, hace falta energía para mover los productos que, directa o indirectamente, van a necesitar esas pymes. Y con el petróleo a un precio muy superior al que hubo durante las decadas que permitieron la creación de la sociedad tal y como la conocemos es impensable que se puedan mover las mercancías y que sobre la misma cantidad de dinero para seguir creciendo igual. No salen las cuentas. El petróleo se está quedando con los beneficios que harían falta para poder seguir inviertiendo.

    Recomiendo ver el final de “Un crudo despertar” a a partir de 1h 14min 30 seg.

  5. Si pero en una carrera de obstaculos, empieza a ser necesario ir quitando obstaculos para poder avanzar.
    Es un puzzle complicado pero hay que ir moviendo piezas no esperar que los demas las muevan por nosotros.
    Y por otra lado esperar que los “lideres” pongan orden desde arriba porque el patio da sintomas de desorden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

¿Qué países europeos son los más arrogantes?

Interesante encuesta elaborada por el Pew Research Center survey  entre 56 mil personas…

Solución al conflicto en Cataluña. El Referéndum del referéndum

Tenemos una horquilla en las encuestas de entre el 41,7% y el 47% de los españoles a favor de que Cataluña celebre un referéndum de independencia.

Y el perdedor de las elecciones andaluzas es… Tezanos y su CIS

Tezanos daba una cómoda victoria a Susana Díaz con 47 escaños, repitiendo el resultado de 2015,  la realidad la ha dejado con 33 escaños. Trece escaños menos, una diferencia nunca vista.