Ofrecido por

GurusBlog

La OCDE pide que España abarate todavía más el despido (viñeta)

gurusblog-038-despido-ocde

 

La OCDE considera que las reformas laborales implantadas en España van en la “dirección correcta”, aunque ve necesario adoptar más medidas para reducir la tasa de paro, incluyendo una reducción gradual de las indemnizaciones por despido en las grandes empresas, así como ampliar el periodo de prueba en los contratos indefinidos y hacer un seguimiento continuo de los efectos de la reforma en el ámbito de la moderación salarial.

“Es necesario que se adopten medidas adicionales para reducir la tasa de paro, que el pasado mes de octubre, se situaba en el 26,7%”, señala la organización en su informe sobre la reforma laboral en España, que, a su juicio, ha contribuido “a crear puestos de trabajo” y debería impulsar aún más la competitividad y el empleo en los próximos años.

En este sentido, la OCDE señala que España aún es uno de los países de la organización con las indemnizaciones obligatorias por extinción de contrato más generosas, por lo que sugiere “reducir con el tiempo los costes de las indemnizaciones por despido para las grandes empresas y acercarse así a la media de la OCDE y de Europa”.

No obstante, el informe de la organización que agrupa a los países más desarrollados reconoce que la reforma implantada por el Gobierno “ha promovido la flexibilidad interna en las empresas y ha reducido los costes ligados al despido para los trabajadores indefinidos”.

Otras medidas que el Gobierno podría adoptar, según la OCDE, incluyen la reducción adicional de la incertidumbre judicial en relación con los despidos colectivos, por ejemplo, tratando los despidos colectivos no ajustados a derecho de la misma manera que los despidos individuales improcedentes, “lo cual es una práctica habitual en la mayoría de países de la OCDE”.

“En particular, el Gobierno podría considerar los despidos colectivos improcedentes como un tipo más de despido improcedente (como es el caso en la mayoría de países de la OCDE), limitando la posibilidad de ordenar la reincorporación a los puestos de trabajo a los casos de discriminación”, propone.

AMPLIAR PERIODO DE PRUEBA DE INDEFINIDOS.

Asimismo, la OCDE considera que el periodo de prueba es demasiado breve para aquellas empresas que no puedan acogerse al contrato de emprendedores, por lo que recomienda “prolongar la duración de los periodos máximos de prueba en otros contratos indefinidos, en particular en aquellos casos en los que dicha duración sea actualmente muy inferior a la de otros países de la OCDE”.

Por otro lado, la organización considera que existe mucho margen para mejorar la efectividad de las políticas dirigidas a promover la reincorporación de los demandantes de empleo al mercado laboral, incluido el refuerzo de la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas.

No obstante, pese a que la reforma laboral aplicada representa para la OCDE “un avance importante” con potencial para “impulsar el crecimiento de la competitividad y la productividad”, la organización señala que su impacto total sobre la creación de empleo dependerá de reformas complementarias en otros ámbitos.

En este sentido, la OCDE señala que acometer reformas de los mercados de bienes y servicios no solo incrementará la competencia e impulsará la productividad, “sino que además mejorarán los resultados en el mercado de trabajo” y añade que la efectividad de las políticas activas del mercado

de trabajo “también es muy importante para conseguir reincorporar con éxito a los trabajadores en paro al mercado laboral”.

EFECTO SOBRE LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA.

En su valoración sobre las medidas aplicadas por el Gobierno, la OCDE destaca que la reforma laboral ha ayudado a promover la flexibilidad interna en las empresas, contribuido a una “significativa” moderación de los salarios y a un aumento de los contratos indefinidos. En este sentido, calcula que la reforma podría haber creado unos 25.000 nuevos contratos indefinidos adicionales al mes, especialmente en las pymes.

Asimismo, subraya que la reforma laboral ha favorecido las posibilidades de los desempleados de encontrar un empleo fijo y estima que, a largo plazo, la norma podría favorecer un aumento de la productividad del 0,25% anual en el sector privado de la economía. “Esto repercutiría en un aumento del 0,15% anual del PIB, lo que a su vez facilitaría la creación de empleo”, apunta.

No obstante, aunque entiende que la reforma es un “avance importante”, cree que podrían contemplarse medidas adicionales como las ya mencionadas. “En líneas generales, la reforma laboral de 2012 parece haber aportado un mayor dinamismo al mercado de trabajo español y constituye un avance de cara a la reducción de la segmentación y al aumento de la competitividad a medio plazo. No obstante, podrían contemplarse ajustes adicionales para asegurar que se cumplen plenamente sus objetivos”, sostiene.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR