Impresionante el excelente trabajo realizado por Invertia, en el artí­culo publicado hoy ” Oficinas bancarias que venden Cintra sin conocer la OPV ni la empresa” firmado por Agustí­n Marco es un claro ejemplo de que los empleados de las sucursales bancarias colocan productos a sus clientes sin tener ni idea de lo que están vendiendo. Con la lectura del artí­culo sobran los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…