samsung-galaxy-6-compressor

Presentaciones espectaculares, diversidad de  medios cubriendo cada minuto del evento y millones de tweets rodean el lanzamiento del buque insignia de una marca. Estos acontecimientos se han convertido en uno de los momentos más esperados del año por los fanáticos de la tecnología móvil, pero no deja de ser un gran escaparate para su futura comercialización. Y es que, si se quiere vender un teléfono por más de 700 euros, lo mínimo es hacerlo a lo grande y crear la necesidad vital de conseguirlo el primero.

En esto Apple lleva la delantera, pero Samsung no se queda atrás. Aprovechando la MWC nos trajo el Samsung Galaxy S6, sustituto natural del S5 pero sin ser sumergible y con los ansiados acabados metálicos. Pero, ¿cuánto nos va a costar la broma? Las grandes telecos ya han dejado ver los precios en función de la tarifa que contratemos y, ya avisamos, nos va a salir caro el capricho.

Ayudas que varían en función de la tarifa asociada

Lo primero que debemos saber es que Vodafone y Orange ofrecen pequeñas ayudas para la adquisición de los smartphones. Esto significa que cuánto más cara es la tarifa, menos se paga por el teléfono.  Ahora bien, si somos fieles a Movistar no importará con qué tarifa compremos el Samsung Galaxy S6 ya que esta compañía no hace descuentos. Así, con todas pagaremos plazos de 23,30 euros/mes. Eso sí, la financiación durará 30 meses frente a los 24 de las anteriores.

A sabiendas de esta distinción la pregunta básica es: ¿en qué merece la pena pagar más? Si lo que queremos es tener las mayores prestaciones en nuestra tarifa de móvil la respuesta está clara. Sin embargo, si hacemos un uso moderado del teléfono y queremos ahorrar cuánto más mejor, es buena idea hacer cuentas.

Cogiendo como referencia las tarifas más económicas de cada compañía frente a las que ofrecen el móvil por menos dinero nos encontramos:

tarifas-con-s6_corregido

Como cabe esperar, no todo son números: hay que tener en cuenta las particularidades propias de cada tarifa. Así, por ejemplo, la tarifa más básica de Orange ofrece menos ventajas que las de la competencia, por lo que de primeras ya no compensa; mientras que las completas son muy similares entre sí, aunque el gasto final con Movistar es excesivo por no tener la ayuda de la financiación. En definitiva, a la hora de contratar una de estas modalidades, Vodafone es la más interesante de las económicas; mientras que Orange permite un mayor ahorro en las propuestas más completas.

Eso sí, en lo que no hay duda es en que la diferencia económica que asumiremos si nos decantamos por la tarifa más completa es tan alta que bien podríamos hacernos con un nuevo móvil de gama alta libre. Por lo que, el siguiente paso es descubrir si no será más interesante conseguir el teléfono libre y olvidarnos de las grandes compañías de una vez.

¡Pagar lo justo en móvil y en tarifa!

¿Se puede conseguir una propuesta mejor que la Ardilla y acabar pagando menos de 1.000 euros entre tarifa y smartphone? El reto no es nuevo, por lo que iremos al grano. Si adquirimos el teléfono libre nos costará 699 euros a los que podemos sumarle cualquier tarifa sin compromiso de permanencia. Por ejemplo, si nos decantamos por una con llamadas a 0 euros/minuto y 1 GB, que ahora mismo cuesta entre 5 y 7 euros, la historia quedaría de la siguiente forma:

Tarifa Cero MÁSMÓVIL 5 € (x 30 meses) + 699 € del Samsung Galaxy S6 = 849 €

El ahorro que se puede conseguir ahora mismo entre acudir a una teleco convencional y una low cost ronda los 150 euros, por lo que el truco está en invertir un poco de tiempo. Para ello podemos utilizar un comparador de tarifas móvil desde el cual podamos filtrar a través de los propios smartphones. Y, si no está el modelo que nos gusta, desde HelpMyCash ofrecemos una guía completamente gratuita con la que aprender a elegir móvil y tarifa para evitar acabar pagando de más.

omentarios
  1. Habiendo sido cliente de varias compañías la tarifa no es lo más importante, lo más importante es que cumplan por lo que te cobran. Y tan importante como la cuota mensual, sobretodo para aquellos que cambian de compañía, es lo que cuesta darse de baja, me refiero al coste monetario. Esa factura que no sabes de donde viene o si te has dado de baja 5 días después del cierre del mes te cobran un mes entero y no por días cumplidos, todo esto es importante ya que es un costo añadido a los cálculos de tarifas a pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…