GurusBlog

Os explicamos porqué tantos hombres incompetentes logran ser líderes

Tenemos tres explicaciones populares para explicar la clara sub representación de las mujeres en puestos directivos:

  1. No tienen capacidades.
  2. No están interesadas.
  3. No son capaces de romper el techo de cristal construido a base de prejuicios que impide que las mujeres progresen en sus carreras.

Los conservadores y chauvinistas tienen a creer que las causas son las opciones 1) y 2). Liberales y feministas optan por la tercera. Y los que están entre las dos posturas suelen tender a creer que la causa está en la segunda opción. Pero, ¿Y si todos estuvieran fallando en diagnosticar la realidad?

Puede que la explicación de porqué las mujeres no alcanzar altos puestos de responsabilidad profesional sea porque generalmente interpretamos la “confianza” cómo un signo de “competencia”. Cuando hablamos de liderazgo, la única ventaja que los hombres tienen sobre las mujeres es la creencia de que la manifestación de carisma y muestra de confianza se suelen entender erróneamente cómo una aptitud para el liderazgo y esto suele ocurrir de forma más común entre los hombres que en las mujeres.

Esto es consistente con los estudios que indican que los grupos tienden de forma natural a elegir individuos narcisistas , con elevados grados de seguridad en si mismos cómo sus líderes y está es una característica que es más común en los hombres que en las mujeres.

En este sentido, Freud argumentaba que el proceso psicológico del liderazgo ocurre porqué un grupo de gente, los seguidores, reemplazan sus propias tendencias narcisistas por las del líder y el amor por su líder es un substituto de su propia inhabilidad para amarse a si mismos.

Sin embargo, la arrogancia y la sobre confianza es aptitudes que está inversamente relacionadas con el talento para liderar o la aptitud para mantener a equipos de alto desempelo o inspirar a los empleados para dejar de lado sus propias agendas para trabajar para el interés común del grupo.

De hecho, tanto en política, cómo en el deporte o la empresa, los mejores líderes generalmente son los más humildes, y la humildad es una característica que se suele dar más en las mujeres que en los hombres. Por ejemplo, las mujeres suelen sacar muchas mejores puntuaciones en los test de inteligencia emocional y una alta inteligencia emocional suele llevar a expresar comportamientos humildes. Varios estudios además han demostrado que los hombres suelen ser más arrogantes, y con tendencia a tomar riesgos que las mujeres.

La paradójica implicación de todo esto es que las características psicológica que hacen que los hombres sean elegidos líderes son las mismas que los hacen fracasar cómo líderes. El resultado es que demasiada gente sin las aptitudes correctas para liderar obtiene una posición de líder.

El resultado es que la mítica imagen que hemos construido del líder tiene características que se suelen encontrar en personas con desórdenes de la personalidad. Narcisismo (Steve Jobs o Vladimir Putin), psicopatía (rellena con el nombre del primer dictador que se te pase por la cabeza), histriónicos (Richard Brandson o Steve Ballmer).

El resultado de acabar eligiendo líderes incapaces que es la mayoría de los países, empresas u organizaciones están mal gestionadas, y el mejor indicador es la baja tasa de supervivencia que tienen muchas empresas. El buen liderazgo y la buena gestión ha sido siempre la excepción no la norma.

 

Por desgracia, las características de la personalidad que encajan con un buen liderazgo predomian entre aquellos que no suelen impresionar a los otros con su talento para la gestión. Varios estudios ya demuestras que en general las mujeres que ocupan posiciones de liderazgo logran mayor respeto de sus seguidores, comunican su visión de forma más efectiva, y resuelven los problemas con mayor flexibilidad y de forma más creativa. Por contra los hombres en posiciones directivas son estadísticamente menos capaces de conectar con sus subordinados, y son más ineptos en recompensar el desempeño de sus empleados.

El resultado final es que tenemos un sistema que de forma patológica recompensa a los hombres por su incompetencia mientras expulsa a las mujeres por su competencia en detrimento de todos.

 

Obviamente estamos hablando de medias y promedios. Tanto entre los hombres podemos encontrar líderes fantásticos, cómo entre las mujeres dar con líderes calamitosas.

Vía HBR.org

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

8 comentarios

  1.    Responder

    Ahora una entrada sin sexismo. Que guay queda decir que las mujeres tienen mas capacidad real de liderazgo, pero si por lo que fuera dijéramos lo contrario, que hay mas hombres porque son naturalmente mejores lideres (ojo hablo de medias, tambien habra mujeres que sean lideres cojonudas) te digo yo que tardaban cero coma en tachar al redactor de machista.

    Pues eso, hembrista total. Porque yo si defiendo la igualdad.

  2.    Responder

    Creo que el género no tiene nada que ver porque he visto mujeres bastante preparadas y ocupando cargos importantes, sin embargo creo que la clave para llegar al éxito se define en una sola palabra “arriesgar” y no tener miedo al fracaso, que muchas veces es algo que nos bloquea a la hora de tomar decisiones importantes en nuestras vidas.

  3.    Responder

    El hombre es arquitecto de su propio destino, solo dire eso nada mas

  4.    Responder

    Hay un libro muy interesante que se llama El principio de Peter y desarrolla la b idea del autor que es que toda persona asciende hasta llegar a su nivel de incompetencia. Ahora no recuerdo el nombre del autor, pero es un libro simpático y gracioso al principio y que da una idea de como funcionan las organizaciones.

  5.    Responder

    Echarle un ojo a esto:

  6.    Responder

    Apunte: Steve Jobs llamó para conseguir las piezas para el osciloscopio que estaba construyendo, a los doce años.

  7.    Responder

    Se pasa por alto un detalle: Steve Jobs era superdotado. No un narcisista. Y eso explica su carrera, que contiene anécdotas de llamar al señor cofundador de HewlettPackard para comprarle piezas porque quería montar un osciloscopio.

    Lamentablemente el escaso análisis del perfil psicológico de los superdotados, y la falta de su reconocimiento por parte de la sociedad me parecen tan sangrantes como la discriminación de la mujer.

    Y viendo que el artículo es de HBR, que se suponen informados del tema de management, pues podéis imaginar cuál es el nivel de análisis de los especialistas en management no informados.

    Elon Musk, Larry Page y Sergei Brin, Mark Zuckerberg, y muchos que no son tan conocidos. Se les tiende a encasillar de mil maneras, y cuando se quiere destacar algo de ellos se destaca que son ‘genios’, ‘con talento especial’. Y un huevo. Son personas con un cerebro que va muuuucho más rápido que el de los demás, más sensible que el de los demás, y que se define como superdotado.

    No es mi caso, ojo. Pero sí creo que merece la pena esforzarse en sacar a estas personas del “armario” y subrayar su papel en una amplia y muy remarcable lista de logros, avances y creaciones.

    Imagináos que sois un Porsche 911 Carrera o un Lamborghini Galliardo, en una retención lleno de skodas, Renault, y algún Hyundai. Ahora pensad en la paciencia que tienen q desarrollar esas personas para mantener la cordura con los que les rodean. Cada día. La furia que tienen q controlar porque su mundo va muuucho más deprisa que el del resto.

    Hay casos de todo tipo, unos tienen personalidades extrovertidas, otros introvertidas, de todo tipo. No hablo ya del tema de inteligencias múltiples (Gartner).

    En fin. Que es mucho más complicado.

    Y que no tienen ningún apoyo de ningún colectivo que represente a su minoría. Y por lo tanto, apenas se conoce su problemática.

  8.    Responder

    Este “post” apesta a sexismo. Mira maja, hay un amplio número de ejemplos de líderes femeninos incompetentes, sólo tienes que dar una vuelta por la política española. En el extranjero tampoco faltan ejemplos destacados como la famosa Marissa Mayer, la que fuera CEO de Yahoo demostró una absoluta incapacidad para el puesto.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies