venezuela-supermercado-compressor

Mientras tanto en el paraíso bolivariano de Venezuela, en el que el Estado provee todo lo que sus ciudadanos puedan necesitar, esta semana parece que Maduro compró leche en polvo y 50 millones de rollos de papel higiénico.

Viendo cómo se ha repartido la leche en polvo, con algún que otro apretón, parece que quizás el Gobierno se va a quedar un poco corto. O falta leche en polvo o sobran ciudadanos:

Ahora que llego una tanda de leche en polvo y papel higiénico, alguien le debería comentar a Maduro que también faltan pañales. Aunque quizás el comandante en jefe en su inconmensurable sabiduría ha visto que su pueblo se las apaña bastante bien con bolsas de plástico para los bebés y decide posponer la compra. Luego no me diréis que esto de la revolución bolivariana no es un bien ecológico.  Recordad que en Venezuela la mayoría de la comida la importa el Gobierno, pues casi no hay producción nacional. Y sin dólares o con falta de ellos poco se puede importar.

La revolución también tiene otras cosas buenas. Cómo ya tampoco quedan preservativos ni píldoras anticonceptivas en las farmacias es previsible que el país aumenta la tasa de natalidad.

  1. Leo este blog desde que miraba para invertir como analista técnico en valores. Ahora me sorprende que mi Venezuela sea tema del mismo, no lo digo como critica, estoy seguro que ningún español desea esta crisis que aquí pasamos para su propio país.

    Por favor, ni se les ocurra allá votar por los rojos, los famosos podemos o “cualesquiera” otro. Entiendo que la corrupción de los PP es fuerte, luchen contra eso, pero sin caer en trampas de destructores como estos rojos.

    Me voy, parece que llego leche papel higiénico y debo ir a hacer la cola (filas)

  2. 50 millones de rollos de papel para 27 millones de habitantes. Vamos a 2 rollos por habitante quizás medio mes.
    Una pena de país con la riqueza que tiene los enormes campos de cultivo y ganadería que tenía y ahora hay que importar la comida.

    Una lástima.

  3. En este país deberían encontrar formas eficientes de distribución de comida mientras salen de la crisis, los productos de consumo masivo no es lo único que existe. También existen alternativas naturales y mas fáciles de conseguir. Sinceramente nunca he viajado a ese país pero si lo he hecho a México. En este país la gente sabe aprovechar la tierra para autosuplirse de alimentos que pueden nutrir a la familia entera, cultivan granos como alpiste con el que hacen leche de alpiste que está llena de nutrientes, también producen diferentes verduras y crían sus propias gallinas. No comprendo porque los Venezolanos no hacen lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…