paraiso fiscal

paraiso fiscal

Cuando uno mira el panorama financiero español y el perfil medio que poseen nuestros ahorradores, uno se da cuenta de que las leyes y normas que regulan el sistema financiero no están hechas para los pobres.

Ni que decir tiene que el perfil medio de nuestros ahorradores por cantidad (no por importes) son los asiduos al plazo fijo y a la libreta de ahorro y que, ocasionalmente, realizan algún escarceo en el mundo de los fondos de inversión o de la deuda pública, pero sin demasiada frecuencia.

Ahora bien, si vamos a aquel tipo de ahorrador donde lo que predomina es la cantidad de dinero en vez del producto, es cuando nos damos cuenta de que no todos los españoles somos iguales, ni ante la ley, ni ante las normas, ni tan siquiera ante los productos de ahorro.

Partimos de las famosas SICAV´s que comercializan las entidades financieras para determinados perfiles de clientes en las cuales se suele necesitar un mínimo de 300.000 euros para poder crearlas (mínimo que casi nadie cumple ya que van bastante por encima de esa cifra).

Fenomenales productos que para lo único que valen es para que de media, sus titulares acaben pagando a Hacienda menos de un 5% de sus ganancias. Por más que he querido contratar alguna no he encontrado entidad que me lo haya permitido.

Visto esto, he preferido intentar aperturar una cuenta en países extranjeros. No es difícil, es más, diría yo que es fácil, desde mi propia casa y a través de Internet, cualquiera podemos abrir una cuenta en Suiza, Alemania, Holanda, etc.

Ahora bien, hablo de cuentas corrientes, no de las cifradas que poseen determinados ahorradores y que los bancos no suelen informar a las Haciendas de los países originarios de los titulares. Para eso no se puede usar Internet y no se puede abrir una cuenta con un par de miles de euros.

Ya la cosa va más allá si lo que pretendo es aperturar una cuenta en un país que sea ya considerado claramente como ‘paraíso fiscal’. En ese caso el importe que quiero destinar a ello sí que no está al alcance del 99% de los ahorradores españoles.

Lo más curioso de todo es que, estos tres ejemplos anteriores son formas claras de evadir impuestos en este caso en España y, con lo cual, se incumple aquello de que todos somos iguales ante la ley y las normas.

Pobre del ciudadano de a pié que se le olvide incluir en su declaración de la renta los intereses de una cuenta compartida con otros titulares o mismamente de incluir los rendimientos en especie de un regalo que le haya dado su entidad por domiciliar la nómina.

Ahora bien, si se te traspapela 4 o 5 millones de euros en una cuenta en Suiza o en otro paraíso fiscal, la cosa tiene explicación y con tal de abonar posteriormente una cantidad en impuestos poco superior a ‘la voluntad’, la cosa queda en agua de borrajas.

Ahora es cuando uno se pregunta si son los propios dirigentes financieros y/o políticos los que han inventado estos paraísos fiscales para su propio beneficio mientras el resto de los ciudadanos quedan a merced de las normas que ellos imponen sin el más mísero perdón en caso de ‘olvidarse’ de incluir unos beneficios en su declaración de la renta.

La cosa llega a ser un poco indignante cuando ves que a ancianos de 80 años que se ayudan de los intereses que cobran cada 3 meses de sus plazos fijos para completar su pensión mensual y poder vivir, y para los cuales el Banco de España ha limitado la rentabilidad a cobrar por los depósitos, lo que en definitiva es una forma de empeorar claramente su nivel de vida al tener menos intereses a sumar a su pensión.

¿No es esto un corralito al pequeño ahorrador? ¿Por qué no dejan tranquilos a los pequeños ahorradores y se dedican a que paguen más las SICAV´s o a evitar que se abran cuentas por españoles en paraísos fiscales? Solo hay una explicación, y es la de que quien dicta estas normas no está interesado en ello, pudiéndose entender que es porque les perjudica personalmente.

Cada cual que considere lo que quiera, pero desde mi punto de vista, limitar los intereses al pequeño ahorrador mientras se permite evadir dinero a paraísos fiscales a gente con poder, no es una democracia, es solo una forma de que paguen ‘justos por pecadores’.

Una dictadura financiera que cae en manos de gente dispuesta solamente a servir al Sr. Don Dinero.

José Luis Del Campo Villares, editor de iAhorro

  1. Escribes esto y te quedas tan pancho.

    Para empezar, cuando un organismo restringe por ejemplo el tipo máximo de depósitos lo hace por unas razones y para todos por igual.

    Siguiendo porque cada uno tiene el dinero que tiene y lo ahorra e invierte como quiere, los que quieren beneficios toman riesgo e invierten, los que no ahorran en productos garantizados sabiendo que los beneficios serán bajos

    Sicav o fondos de inversion son accesibles a CUALQUIER persona en España practicamente, hay fondos sin minimo, fondos con 600€ de minimo, y respecto a SICAVS eche un vistazo por favor

    Respecto a los paraisos fiscales ya este artículo roza la vergüenza, son territorios SOBERANOS que eligen establecer baja tributacion para atraer inversión, abrir una empresa en un paraiso no es tan complicado como pueda parecer ni es ilegal, lo ilegal es la evasion, pero no la elusion, le falta un poco de formacion e informacion respecto al tema, pero que esperar…

    Lo dicho, vaya vergüenza de articulo, objetividad 0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…