El Valencia C.F. ha alcanzado un acuerdo con el ayuntamiento de Valencia según el cual el consistorio de la alcaldesa Rita Barberá permite la recalificación de Mestalla, permitiendo una edificabilidad de 89.000 metros cuadrados de techo por los que el club estima que obtendrá unos ingresos de alrededor de 300 millones de euros, valorando el metro cuadrado de esta operación entre 3.000 y 3.600 euros. Esta cifra estimada inicialmente, puede ser mucho mayor, pues los 89.000 metros cuadrados no incluyen los que se puedan realizar bajo tierra, ya que en el acuerdo se establece que se puedan construir cuantas plazas de garaje desee, lo que dispararía los ingresos.

No sólo el Valencia C.F. obtiene esta recalificación, sinó que el Ayuntamiento valenciano cederá el terreno para la construcción del nuevo estadio valencianista. La construcción de este nuevo estadio, con capacidad al menos para 70.000 espectadores, será financiado con la venta de Mestalla, y según Juan Soler, presidente valencianista, destinará integramente los beneficios de esta venta a su construcción. Claro que las cifras no cuadran, pues la construcción de este estadio supondrá un coste inicialmente de 150 millones de euros, y si con la venta se obtienen al menos 300 millones de euros, quedan aún 150 millones por aplicar….y aunque lo niegue el presidente valencianista, ese dinero servirá por un lado para aminorar la deuda del club valencianista, estimada en 100 millones de euros, y por otro lado, para intenciones no muy “claras” aún….

Sólo recordar que el presidente y máximo accionista del Valencia, Juan Soler, es uno de los más importantes constructores valencianos, y que invirtió 35 millones de euros para hacerse con la mayorí­a del Valencia C.F., pese a ser una sociedad asfixiada económicamente. Soler repite que no piensa hacer negocio con el club y que venderá los terrenos al mejor postor y no a su constructora, además de asegurar también que los ingresos no se destinarán a saldar la deuda sino a la construcción del nuevo campo. El tiempo lo dirá, pero de momento la operación tiene un “tufillo” ciertamente nada positivo…además de que “sospechosamente” en la recalificación el Ayuntamiento no impondrá ningún porcentaje de vivienda de protección oficial (VPO), ni tampoco está claro quien asumirá la explotación de la zona de servicios anexa al estadio, que en caso de ser el club valencianista le supondrí­a unos ingresos extras.

Para finalizar, una frase de auténtico Guru pronunciada por Alfonso Grau y recogida por Las Provincias, donde el concejal de Grandes Proyectos del ayuntamiento valenciano indica que:

La gran ilusión del Valencia es costear í­ntegramente el estadio. El edil no puso objeción alguna a esta iniciativa, aunque agregó que si económicamente no fuera posible “habrá que ver si participa la Generalitat o cómo se hace

Lo que faltaba, ahora pagarse las obligaciones propias es una cuestión de “ilusión”, y sino se “puede” o quiere que venga alguien a solucionarlo. Realmente es de pelí­cula.

omentarios
  1. pues el pelotazo no ha sido completo, ahora el club esta en manos de la generalitat valenciana o sea un club publico cf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.