GurusBlog

Perspectivas de futuro

perspectivas futuro

Hay veces que, el que escribe estas líneas no sabe qué pensar. Me llegan algunas veces correos en los que me rebaten las posiciones que manifiesto en este espacio. Pero no tengo razón para mentir: nuestra situación es desastrosa.

El capitalismo ha demostrado ser un sistema eficaz: lo vimos en la crisis del petróleo, lo vimos en la Gran Depresión y espero que lo veamos en la crisis en la que estamos sumidos. Sin embargo – y viendo que el Estado social que habíamos construido durante años se cae a pedazos – tenemos que hablar sobre nuestras perspectivas de futuro.

Con la – ¿nula? – poca re-valorización de las pensiones; la subida de la edad de jubilación a la vuelta de la esquina; los recortes en sanidad y educación y demás medidas austeras, es necesario preguntarse qué sucederá. Y sobre todo, qué necesita nuestra economía a día de hoy.

Esta última es una incógnita que requiere una explicación clara. Lo que nos sucede no es sino fruto de unas políticas económicas poco eficaces. Hago mía la frase entonada por el colectivo Economistas Frente a la Crisis: “Austeridad siempre.

Pero austeridad no es déficit cero. Austeridad es eficiencia en la inversión y gasto.” (Publicado en su libro No es economía, es ideología Deusto, 2012) Así, el ex-ministro de Administraciones Públicas durante la Administración de Zapatero, Jordi Sevilla, publicaba esta semana un artículo en el suplemento Mercados de El Mundo titulado “Que alguien nos salve del austericidio” (Puede leerlo aquí, en el blog oficial del ya citado ex-ministro) Hagamos nuestra la palabra “austericidio” porque representa prácticamente nuestra situación actual.

Austeridad viene del término latino austeritas que quiere decir áspero, difícil; y el sufijo -idad que expresa, a su vez, cualidad. Cuando descubrí esta acepción me sorprendí enormemente. Algo áspero. Algo difícil.

En efecto lo es: la eliminación de la inversión del ‘agente-máximo‘ como lo es el Estado es algo terrible. Para el ciudadano porque ve reducidas todas sus posibilidades y para el propio país porque le sume más en la depresión. En palabras del profesor Paul Krugman: “reducir el gasto público cuando una economía está deprimida la deprime aún más” Al hilo de esto podemos tener clara la idea de hablar sobre qué es lo que necesita nuestra economía. Creo que no hay ninguna receta milagrosa para sacar al mundo de la crisis global en la que se ve sumido.

Cada situación es diferente y las políticas monetarias han de ajustarse a esa situación. Ahora bien, sabemos que salimos de las crisis llevando a cabo determinadas políticas. El problema de esta, es que se están dando todos los factores que desencadenaron las anteriores. Tanto las crisis de divisa como la poca regulación estatal a los bancos (todos conocemos el caso de Lehman y sus pérfidos secuaces).  Quizás no es tanto un problema de políticas, sino de ideas que proceden de la cabeza de los hombres más tozudos.

Veamos. El crédito no fluye en nuestro país (en parte) porque no hay una oferta que esté dispuesto a darlo y, la demanda, se ‘resigna. Esta premisa es totalmente cierta: se diga lo que se diga las economías solo sufren una estimulación positiva si el gasto, el consumo de los ciudadanos del país en cuestión consume.

Ahora bien, ¿qué hay que hacer para que un ciudadano consuma?Decía Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida, que el Gobierno socializa pérdidas y privatiza ganancias. El Partido Popular tiene un serio problema, hoy. Con un aumento claro del hambre, el descontento y la miseria, se empiezan a buscar cabezas de turco a una crisis y a una situación que parecen no tener límites.

Hemos descubierto muchas cosas desde nuestra andadura democrática. Primero hemos descubierto que el todo-vale pasa factura a largo plazo. También hemos descubierto que, en las recesiones, lo que importa es el corto plazo. Cuando un trabajador o una empresa escucha las expectativas de crecimiento que el Gobierno prevé, puede incluso alegrarse. Lejos de la realidad, claro. Porque según el Ministro De Guindos, España crecerá en 2014. Como dice Stiglitz:

Las recesiones no son iguales para un trabajador que para una empresa. Para el primero se acaba cuando encuentra trabajo; para el segundo cuando puede volver a tener actividad. 

Antes decíamos que no había ninguna receta “milagrosa” para salir de la crisis. Quizás no la haya, pero sí se han planteado muchas. Hay dos claras: hacer que el crédito fluya y fomentar el gasto entre los ciudadanos. Con la primera el Gobierno, el Estado, habrá ganado una parte importante del terreno.

La segunda, es más sencilla: aplicando la sencilla ley de equilibrio del mercado – que nos dice que hay escasez de oferta y escasez de demanda y que, en un momento se juntarán en un punto de equilibrio en el que tanto oferentes como demandantes estarán satisfechos – podremos ver lo que se nos pide. Una bajada de impuestos, quizá. Lo que está claro es que, España, a día de hoy está dispuesta a sufrir – aunque no por parte del ciudadano.

La devaluación interna – un proceso con el que se pretende hacer más competitivo a un país – se observaba allá por 2009 y se ejemplificaba en un artículo publicado en El País que rezaba : ¿Es posible una devaluación interna? (Con link aquí) En ese momento, la posibilidad de empezar a reducir las prestaciones sociales así como llevar a cabo un proceso de falsa austeridad con la que intentar acortar todo el gasto público posible, se hacía evidente.

Voy terminando. La Cadena Ser hace, en su programa “A Vivir que Son Dos Días”, un resumen de la semana a cargo de Juan Aranaz. Concluyo con su resumen. Magnífico resumen de un magnífico periodista.

Pueden seguirme en Twitter @JaimeMad 

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

6 comentarios

  1.    Responder

    Poner como fuente a un ministro de Zapatero desacredita todo el artículo.
    Y Roosevelt solucionó la crisis del 29 con la II Guerra Mundial.
    El New Deal fue un fracaso.

  2.    Responder

    Este enfermo está tan habituado a las drogas del “corto plazo” que ya su cuerpo responde cada vez menos y necesita mayores dosis de analgesia para evitar el dolor. ¿Por qué no empezamos a pensar a atajar la raíz de los problemas, las verdaderas causas de la enfermedad? Los efectos no se van a dejar ver a corto plazo, pero nos pondremos en la senda de la recuperación real. Me refiero a invertir en educación (nuestro gran hándicap), en auténtico I+D, en tecnología, en eficiencia y en flexibilidad y seguridad jurídica y fiscal para atraer inversiones. Y cortemos el derroche en gastos suntuarios, organismos públicos inútiles, infraestructuras delirantes y ciclópeas para juegos olímpicos, expos y gaitas que nunca sonarán. Recortemos sin tapujos y sin miedo la desmesurada administración pública y empecemos a invertir en el futuro de este país.

  3.    Responder

    El problema ha venido a que las politicas keynesianas nunca tuvieron en cuenta la globalizacion y el impacto catastrofico que las economias dirigidas como la China,India,Pakistani e Indonesa estan profiriendo a las economias occidentales.
    Las economias occidentales siguendo el dogma keynesiano de producir para crear demanda estan siendo arrastradas a la depresion porque no se puede producir CUALQUIER COSA ..

    Estos paises antes mencionados poco a poco toman posiciones en sectores estrategicos como el de materias primas, produccion textil, alimentacion,tecnologico , farmaceutico y energetico ….

    Los keynesianos venga a producir estupideces para crear demanda.

    AHI ESTA EL ERROR,lo unico que estais haciendo es urbanizar la casa de vuestros proximos amos. Pues ovejas y cerditos sois lol…

    Los unicos lobos que quedan son los alemanes y los estadounidenses que lucharan por sus propios intereses(al margen de sus tratados comerciales ) y obtendran sus reconpensas cuando la crisis se incremente.
    Los AVES las placas solares , las autopistas y las zonas ajardinadas y perfectamen te urbanizadas españolas seran sus futuras residencias.
    Ques esperais de España cuando los demas se gastan 200.000 millones anuales en armas cada uno(china y eeuu ) y nosotros cuatro duros y lo poco que tenemos en especular con las casas ,alimentacion y energia.

  4.    Responder

    Una cosa que hay reconocer a los keynesianos es su capacidad de lavar el cerebro a la gente haciéndoles creer que es posible consumir y producir a la vez, y que a mayor consumo mayor producción, como firma el autor de este artículo.

    La actual situación es consecuencia de décadas de banca de reserva fraccionaria, expansión crediticia ad infinitum orquestada por los bancos centrales y expansión ilimitada del Estado en todos los ámbitos de la vida.

    Y ahora, cuando tenemos encima las consecuencias lógicas del crecimiento del Estado, el intervencionismo, el gasto público, la expansión del crédito y la ingeniería social, todavía salen algunos diciendo que la solución es más Estado, más intervencionismo, más gasto público, más expansión del crédito y más ingeniería social.

    Mientras sigamos en la línea estatalista (y es el rumbo que sin duda ha tomado España) la situación sólo puede empeorar o como mucho estancarse.

    Enjoy Keynesianism.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies