GurusBlog

Pescanova elige la oferta de Damm con una inyección de 250 millones y quita del 85% para la banca

pescanova

El consejo de administración de Pescanova ha elegido la oferta presentada por el consorcio Damm y los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital como la “más adecuada” para dirigir el proceso de reestructuración de la firma y asegurar su viabilidad futura.

El concreto, el máximo órgano de dirección de la compañía ha decidido tomar en consideración, sin ningún voto en contra, la oferta no vinculante liderada por Demetrio Carceller, tras analizar las cinco recibidas, entre ellas las de los fondos Centerbridge, York Capital o Blue Crest.

En este sentido, la compañía iniciará inmediatamente las conversaciones con los acreedores financieros más relevantes con la finalidad de alcanzar un acuerdo sobre un convenio de acreedores que permita la supervivencia y continuidad de la empresa, según ha señalado este viernes a la CNMV.

El consorcio liderado por el presidente de Damm, Demetrio Carceller, junto a los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital Partners, inyectará 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

En concreto, la oferta de Damm, que controla el 6,2% del capital de la gallega, y Luxempart, con el 5,8%, propone una quita de entre el 80% y el 85% del pasivo de la gallega, lo que supone condonar entre 2.900 y 3.000 millones de euros. A estos porcentajes hay que sumar un 1,6% en manos de Disa, petrolera propiedad de la familia Carceller.

Las mismas fuentes han subrayado que la banca acreedora, que se quedaría con el 49% restante de la compañía si se cumplen las previsiones, es partidaria de capitalizar deuda, es decir, de su conversión en acciones, lo que supondría unos 240 millones de euros. De llevarse a cabo esta capitalización de deuda, la quita sobre la deuda inicial podría reducirse incluso al 60% a través de dividendos.

LA ‘OPERACION ACORDEON’ SUPONDRA CAMBIOS EN EL ACCIONARIADO.

La firma gallega aspira a captar entre 250 millones y 300 millones de euros a través de una ‘operación acordeón’, que supondrá la reducción a cero del capital y una posterior ampliación de capital, lo que implicará cambios en el accionariado de la compañía gallega.

La oferta de Damm, que tendrá que ser refrendada en junta de accionistas, tiene en cuenta además a los pequeños accionistas de la pesquera, unos 10.000, ya que intentará ver cómo pueden recuperar una “pequeña parte” de su inversión tras ejecutar la ‘operación acordeón’.

Asimismo, Carceller ha apostado en su oferta por la totalidad de la compañía en bloque, ya que tiene el compromiso de la banca acreedora de estudiar el plan de viabilidad de Pesca Chile y otorgar una línea de crédito de unos 45 millones de euros con el fin de paralizar temporalmente la liquidación de la filial chilena.

CARCELLER TOMA EL CONTROL.

Con el visto bueno a su oferta por parte del consejo de administración, en cuya reunión no estuvieron presentes ni Damm ni Luxempart para evitar conflicto de interés, Carceller toma el control de la pesquera gallega con el objetivo de alejarla del escenario de liquidación.

En concreto, Carceller ha ido tomando posiciones en la pesquera gallega después de que la última junta de accionistas de la gallega celebrada en septiembre se decantará por su candidatura para presidir la gallega, con Juan Manuel Urgoiti al frente, que sustituyó a Manuel Fernández de Sousa.

Comentario Gurús:

Empecemos por lo fácil. La primera cosa que está clara es que las actuales acciones de Pescanova valen cero euros.

La segunda reflexión. Parece que creen que Pescanova es una activo bueno. Francamente yo ya no se cual es el Ebitda que realmente ha generado Pescanova en los últimos años, pero si ha acumulado una deuda neta de 3.800 millones es que la compañía ha estado quemando caja a un ritmo infernal. Sigo teniendo mis dudas que sin hacer nada y sin una reestructuración profunda de repente el año que viene vaya a convertirse en un buen negocio. Damm Luxempart, KKR y Ergon Capital ya son mayorcitos para saber que es lo que hacen, pero generalmente meter dinero bueno sobre dinero malo suele acabar mal.

Tercera reflexión. Si entendemos que Pescanova es una activo bueno, francamente yo no veo a la Banca sacrificando 3.000 millones de euros para que un inversor que aporta 250 millones de euros, aunque sea dinero fresco y no congelado se quede con el control y el 51% de la compañía y capture la mayor parte del valor creado por la quita de la deuda. Y no nos engañemos, si algo hará viable a Pescanova es la quita de los 3 mil millones. Me cuesta mucho ver que la banca acepte una quita de estas proporciones y entregue el 51% de la compañía.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies