pescanova

pescanova bolsaok

Tras la publicación de los resultados del forensic realizado por KPMG creo que por fin los que somos accionistas de Pescanova podemos tener una cosa clara. La compañía vale cero euros por acción. Estas son las principales diferencias encontradas por KPMG en las cifras del grupo:

Deuda Neta (Endeudamiento financiero – Caja): Ha pasado de 758 millones de euros a 3.859 millones de euros. Más de 3.000 millones de diferencia entre las cifras que publicaba la dirección encabezada por Fernández Sousa y la realidad de la compañía.

Patrimonio Neto: Hemos pasado de un patrimonio neto positivo de 643 millones de euros a un patrimonio neto negativo de 927 millones de euros.

Resumiendo la compañía está en quiebra técnica, y a la vista de las cifras esta ante un nivel de endeudamiento imposible de devolver y probablemente en lugar de tener un Ebitda de 200 millones cómo decía la dirección de la compañía estamos con un Ebitda cuasi nulo o negativo. Que en Febrero de 2012 la compañía levantara una emisión de bonos de 160 millones de euros y que un año después pidiera el concurso de acreedores nos da una idea d ela caja que quema Pescanova.

Es decir un desastre de negocio. La compañía pasará irremediablemente a ser propiedad de la banca. El primer paso será convertir seguramente las emisiones de bonos (450 millones de euros) en acciones ,y aún tendremos patrimonio negativo, a precios de derribo y en segundo lugar la banca acabará convirtiendo parte de sus deuda en acciones quedándose con el 100% de la compañía.

Ni con estas dos acciones queda claro que Pescanova sea viable, y sólo con una masiva y compleja quita de cerca del 80% de la deuda bancaria la compañía tendrá la oportunidad de intentar volver a ser viable, si realmente hay algún negocio de Pescanova que sea rentable.

Es decir, para los actuales accionistas, Pescanova vale cero, para los bonistas, sus bonos valen prácticamente cero y la banca va a perder, en un escenario optimista cerca del 80% del valor de sus créditos (Un buen agujero para las cuentas del Sabadell, que es el principal acreedor y cuyas acciones hoy suben curiosamente un 0,2%). Y la continuidad de Pescanova…. habrá que analizar que líneas de negocio pueden llegar o son rentables, pero de subsistir, sin duda será una Pescanova de un tamaño muy inferior al actual.

El caso de Pescanova, es especialmente sangrante, porque gracias a los artificios contables de Fernández de Sousa, la empresa logró levantar varias ampliaciones de capital y colocaciones de bonos, que le permitieron obtener la liquidez necesaria para enmascarar.

Por cierto, el próximo 31 de Julio hay Junta General de Accionistas de Pescanova, espero que de una vez por todas aparten a Fernández Sousa y a sus secuaces del Consejo de Administración.

¿Se podría haber visto venir?

En situaciones como la actual, lo fácil es cargar contra el auditor, en este caso BDO, que era el responsable de certificar que las cuentas de la compañía reflejaban la imagen fiel. Dicho esto,creo que en general sobrevaloramos la capacidad que tienen hoy en día los auditores para poder desenmascarar una ingeniería contable bien organizada por la dirección de una empresa, cómo parece que es la que tenía Pescanova. Es casi imposible, salvo que alguien dentro de la compañía haga de garganta profunda y les explique a los auditores lo que está pasando. Una auditoria no es un forénsic, y tal cómo está organizado hoy en día el trabajo de auditoria es muy difícil poder detectar fraudes contables organizados de forma sistemática. Para ello habría que cambiar radicalmente la forma en la que se contrata y trabajan los auditores.

Dicho esto, en Pescanova había dos señales que nos podrían haber alertado. La primera, las constantes necesidades de captar dinero que tenía la compañía, vía emisión de bonos o ampliaciones de capital. Por regla general un buen negocio no necesita captar dinero se auto financia sin problema, y un mal negocio que quema caja, necesita continuamente dinero.

La otra, el nepotismo del presidente de Pescanova, con cierta tendencia a colocar familiares o personas de su máxima confianza en los consejos de administración sin ser él el accionista mayoritario, así como el que no acudiera a las ampliaciones de capital o emisiones de bonos y sin dejar de lado su tendencia a silenciar judicialmente cualquier tipo de crítica que apareciera publicada contra la compañía.

Los accionistas y bonistas de Pescanova, hemos sido víctimas de un gran engaño, ya podemos asumir que hemos perdido el dinero y aprender de lo sucedido y esperar que la ley se aplique con toda justicia contra los responsables de semejante desaguisado.

    1. Yo no esperaría muchos milagros, con algo de suerte sobrevivirá alguna unidad de negocio que realmente sea rentable. Pero imposible recuperar el dinero de los actuales accionistas.

  1. Creo que sería bueno volver a recordar en estos momentos el hecho que sucedio con el comentario publicado en vuestro blog sobre la situación de esta compañía y las grandes ocupaciones de algunos por silenciar esa voz..

  2. Solo una puntualizacion, dado que la empresa esta en concurso, no sólo los bancos sufrirán una quita, sino también el resto de acreedores (proveedores, otros acreedores y en menor medida administraciones públicas). Esto en el caso que se llegue a convenio. Sino, muy probablemente lo perderán todo…

  3. Si este señor, por decir algo, no se queda a nivel personal y familiar sin nada, y se pudre en la cárcel de por vida, decir que somos un país bananero sería una ofensa para estos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.