portugal deficit

portugal deficit

Portugal no cumplirá con el objetivo de déficit para este año. El Instituto Nacional de Estadística portugués ha desvelado que la cifra en el primer trimestre es del 7,9 por ciento del PIB, frente al 4,5 por ciento al que debería verse reducido a finales de este año. El Gobierno, sin embargo, asegura que este dato era “previsible”.

De esta forma, el déficit aumenta cuatro décimas porcentuales en comparación con el año pasado, cuando, en el primer trimestre, registraba un 7,5 por ciento del PIB. El ministro de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, ha afirmado que “estos datos eran previsibles y que las buenas noticias es que ha habido un recorte real en el gasto público”.

Relvas ha restado importancia a estas cifras, ya que “los impuestos han incrementado en el último año”, aunque ello se “reflejará a lo largo de este año”. Sin embargo, no ha descartado que esta noticia conlleve más medidas de austeridad, algo que negó la semana pasada el primer ministro, Pedro Passos Coelho.

“El Gobierno es consciente de la delicada y difícil situación en la que se encuentra el país, y por ello, hay que tomar medidas debido a los compromisos adoptados en el pasado”, ha argüido Relvas. “Conseguiremos el objetivo de déficit sea cual sea el precio”, ha sentenciado.

Passos Coelho, por su parte, ha admitido que resulta cada vez “más difícil” lograr los objetivos fijados por el Gobierno portugués. “Esto significa que todavía tenemos mucho que hacer y mucho trabajo por delante”, ha señalado el primer ministro.

“Lo peor que puede ocurrir es que Portugal sufra una pérdida de la credibilidad asociada a un proceso de degradación de las condiciones de nuestro proceso de ajuste”, ha advertido Passos Coelho, dejando entrever que podrían acometerse nuevos recortes “en caso de que sea necesario”.

Sin embargo, el primer ministro luso ha insistido en que estas cifras del déficit están condicionadas por la “estacionalidad” y ha vaticinado que se notarán las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno, entre las cuales se encuentra la supresión de subsidios, ayudas públicas y las pagas extras a los funcionarios, según ha recogido la agencia de noticias Lusa.

Comentario Gurús:

Hasta ahora Portugal era uno de los alumnos calificados como obedientes por la Troika. Entendiendo que así ha sido, lo que queda claro a la vista de los datos, que la receta de jarabe de austeridad de la Troika, más que curar al enfermo lo envía a cuidados intensivos o al menos a corto-medio plazo, ni mejora la economía, ni reduce el déficit, mas bien produce el efecto contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?