evolucion precios productos agricolas

evolucion precios productos agricolas

Uno tiene la impresión de estar viviendo en un momento en el que se están produciendo grandes distorsiones que rompen los esquemas habituales. Uno de ellos es que en tiempos de recesión económica el precio de las materias primas tienden a caer. Algo va contra la lógica cuando hoy en día el precio de muchas materias primas, a pesar de estar en plena recesión en los países que más tiran del consumo, siguen marcando día tras día máximos históricos.

Es cierto que en el precio de los productos agrícolas influye probablemente mucho más otros factores que el estado de la economía. La meteorología es uno de ellos y muy probablemente la sequía que sufre China este año sea el principal causante de la inflación que están teniendo los alimentos en el país más poblado del planeta. Por ejemplo el precio de 18 vegetales básicos en China se ha incrementado en un 62,4% en sólo un año. La depreciación del dólar seguro que también influye.

evolución precios productos agrícolas
Pero si observamos el gráfico de la evolución del precio de los productos agrícolas podemos intuir que su evolución ya no sólo depende de la meteorología, sino que probablemente tenga una importante influencia el factor especulativo y la liquidez en el sistema monetario. Es decir cada vez son más un activo financiero más. Sólo tenemos que fijarnos en la evolución de los precios de los productos agrícolas los años anteriores al credit crunch y los meses posteriores a él.
En plena euforia del boom, se empezó a cuestionar la necesidad de intentar alejar los factores especulativos de los productos agrícolas. Hoy, cuando estamos enfrentando otros problemas, este tema ha quedado bastante olvidado, sin embargo con los precios de muchos alimentos en máximos históricos, el daño que se puede causar en muchos países pobres puede ser mucho más grave que una recesión económica.
Cuidado también con los efectos del Quantiative Easing de la FED. Es lo que tiene con las armas de destrucción masiva, así sean monetarias. Pueden acabar causando más muertos que en una guerra, y lo que si queda claro es que muchos países emergentes se están empezando a enfrentar a tensiones inflacionarias
Gráfico vía Business Insider
  1. Cuando no se consume casi de nada, es lógico que los llamados "MERCADOS", se agarren a un clavo ardiendo con tal de especular y seguir ganando más dinero, aunque sea a costa de matar de hambre a millones de seres humanos. Porque parece claro de momento, que podemos prescindir del coche, de los viajes, de las joyas, y hasta del cigarrito de después pero no de comer cada día.

  2. La primera frase de este artículo corresponde claramente con el primer capítulo de Crash Course. Las cosas están cambiando y van a cambiar mucho más.

    Los precios de los productos que están bajando son los que han tenido sobreproducción estos últimos años y productos que no son de primera necesidad, productos que la gente compraba sobre todo por capricho.

    Factores que pueden estar influyendo:
    Precio del petróleo. Tractores, transporte, pesticidas
    Fertilizantes: Fosfatos (lo de marruecos y el sahara)
    Clima – Pérdida de cosechas
    Especulación

    La especulación podría probocar otra burbuja que al estallar los precios volverían un poco a la normalidad pero con una pendiente creciente… no sé…

    El siguiente artículo pronostica carencia de alimentos a lo largo de esta década. http://edicion4.com.ar/e4blog/?p=4688

  3. esto ocurre simplemente porque los mercados tradicionales a los que se dirige la inversion: mercado de valores bursatiles e inmobiliario, no dan sintomas de recuperacion, y a algun sitio se tiene que ir el dinero (oro, y materias primas en general). Al final, cuando se recuperen los otros mercados tradicionales, estallará una nueva burbuja.

    mejores depositos de 2011

    1. Sí, pero la burbuja inmobiliaria trajo consigo el sobreendeudamiento de toda una generación, que tendrá que trabajar toda su vida para pagar su zulito. Una generación de esclavos.

      Una burbuja sobre el precio del trigo o de la leche puede causar la muerte de millones de personas. Literalmente, millones. Puede que más que en la 2ª Guerra Mundial. Aún no se ponen de acuerdo sobre las cifras de muertos que provocó la crisis alimentaria de hace dos años (pico en la gráfica presentada).

      El mercado puede ser un medio eficiente de distribución de bienes y servicios. Pero no es un fin en sí mismo. El hombre sí es un fin en si mismo (imperativo categórico de Kant). Si el mercado niega el sustento a parte de la Humanidad, es que el mercado no sirve y habrá que emplear otro instrumento.

      Es cuestión de prioridades éticas. Primero la vida humana. Y, luego, el lucro privado.

  4. Hay que corregir de una vez por todas las perversiones que provocan los derivados cuando son usados no como coberturas sino como productos especulativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?

Factores en contra de la competitividad de la economía española en 2018

-Gestión del talento: La primera y principal razón de la pérdida de…