GurusBlog

La presidenta de la CNMV insiste en que inicialmente las preferentes no eran un producto podrido

Elvira Rodriguez

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha insistido en que “inicialmente” las participaciones preferentes no eran “un producto podrido”, sino que reportaban un tipo de interés “razonablemente alto o muy alto”.

Lo ha dicho durante un almuerzo-coloquio de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en Santiago de Compostela, donde ha destacado, a preguntas de los asistentes, que “los problemas de buena parte de los preferentistas se han resuelto a través del arbitraje”, si bien “quedan otros”.

Sobre los que “quedan”, en concreto en el caso de NCG Banco –resultado de la fusión de las extintas cajas de ahorro gallegas–, Rodríguez ha indicado que “se ha cerrado ya la negociación con Europa para ver qué cosas adicionales se pueden hacer”. Al respecto, ha afirmado esperar “lo mejor para todos”.

“Inicialmente el producto de preferentes no era un producto podrido. Era un producto que daba un tipo de interés razonablemente alto o muy alto, cuyo cobro de rendimientos dependía de que no tuviera beneficios la entidad que las emitía y la operación capital tenía que ver con la situación de solvencia de la entidad que emitía”, ha expuesto la presidenta de la CNMV.

“Ni los que comercializaban ni los que compraban pensaban que esos hechos se pudieran dar. Se han dado pero no en todos los casos”, ha agregado, para referirse a que “han tenido problemas los que compraron en las cajas” que después fueron intervenidas objeto de un proceso de reestructuración en el que ha intervenido Europa, que puso como “condición” que “los que tenían otro tipo de títulos como las preferentes, que eran cuasi capital”, también “tenían que pagar”.

EXPEDIENTES

En relación a los expedientes que ha realizado la CNMV en estos supuestos, ha explicado que “todos” y en “todas las fases” de tramitación se encuentran “en los juzgados”, pues el organismo remite la documentación cuando el juez lo requiere en base a una demanda de un particular. “Se lo tenemos que mandar a los efectos que tenga la demanda”, ha dicho.

Con todo, Rodríguez ha apuntado que la comisión “poco puede ayudar”. “La CNMV analizó cómo se habían comercializado las preferentes en la salida y también esas operaciones denominadas cases (ventas de preferentes de unos clientes a otros por intermediación de una entidad), en secundario, que fueron los canjes que hicieron las oficinas a sus clientes preferentistas”, ha constatado.

La presidenta de la CNMV ha señalado que estos expedientes “ya están en periodo de instrucción por este tipo de cuestiones”, sobre todo vinculadas con operaciones “a precio fuera de mercado” en las que existió “conflicto de intereses entre un inversor, el que vendía, y otro, el que compraba”. “Todos nuestros procedimientos son confidenciales y no puedo añadir más”, ha concluido.

Con todo, ha agregado que visto lo ocurrido en los últimos tiempos la comisión realiza “en este momento un seguimiento especial para entrar en una fase muy temprana en la comercialización de los productos”, siempre que se trate de una comercialización “con un número suficiente de inversores”.

“NO SE HABRÍAN PROHIBIDO”

El pasado viernes, Elvira Rodríguez consideró que las participaciones preferentes no se habrían prohibido aunque el organismo supervisor hubiese tenido competencias para hacerlo, sino que habría intentado clarificar la situación a los inversores minoristas.

Rodríguez dijo que la labor supervisora se hubiera centrado en dilucidar si el público objetivo de este producto era “ahorrador de libreta”.

Comentario Gurús:

De verdad, nosotros no somos precisamente unos genios de las finanzas ni tenemos a nuestra disposición los recursos con los que cuenta la CNMV. Pero he empezado a repasar los post en los que advertíamos a los inversores minoristas que las preferentes no las tenían que tocar ni con pinzas y la verdad hay unos cuantos y os dejamos sólo unos ejemplos: en abril 2010, en mayo del 2009, en diciembre de 2008, por poner algunos ejemplos y no eramos los únicos que lanzábamos advertencias.

Las preferentes era un pésimo producto, una trampa que se lanzó al pequeño ahorrador para reforzar los ratios de capital de la banca mientras se cruzaban los dedos esperando que los balances no acabaran saltando por los aires y que acabó en una simple confiscación del ahorro. El regulador miró hacia otro lado, el gobierno miró hacia otro lado y al cliente minorista se lo dejó solo antes las grandes redes comerciales de la banca que saltaron a la yugular colocándole un producto que tenía sus zanahorias pero sin explicarle los palos probables que se iban a llevar.

Y aunque Elvira Rodríguez no estaba en esos momentos dirigiendo la CNMV, sus palabras de hoy no dicen mucho a su favor. O no tiene ni idea de lo que está hablando o está intentando lanzar de forma totalmente consciente una cortina de humo.

A partir de 2007-2008 ya se veía claramente que las preferentes no sólo eran un producto prodrido, sino un intento de estafa a gran escala para salvar los balances de la banca.

Vaya sólo había que ver cómo evolucionó el importe colocado en preferentes para darse cuenta que algo raro estaba sucediendo:

En 2007 se colocaron €225 millones

En 2008 se colocaron €1.246 millones

y en 2009 se colocaron €12.960 millones.

En ese 2009, sólo en el mes de junio se colocaron al grito de ahora o nunca, cerca de €5.000 millones.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Nos podemos hacer una ligera idea de en que manos está la CNMV.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies