GurusBlog

Prestamistas privados: estalla la guerra en el lado oscuro

La guerra del depósito ha muerto. Ni qué decir de la de las hipotecas. Y hasta las cuentas han perdido fuelle tras las restricciones del Banco de España. Pero hay un mercado al alza: el de los préstamos privados y empresas que dan dinero a cambio de vender pertenencias, dos servicios centrados en un público de pocos recursos, con mucha prisa y que no siempre tiene toda la información.

La casa por la ventana

La primera alerta llegó cuando la empresa de mini créditos Préstamo 10 bajó sus precios en un 20%. Señal de que se lo podía permitir y señal también de que hay más competencia que nunca en este campo. Es decir, está claro que el negocio chuta.

La segunda alerta, más gorda aún, vino con la aparición de Vivus.es, la web de mini préstamos cuya propaganda reza que ofrecen 200 € a devolver en 30 días ¡GRATIS! Y nos consta que no es la única en hacerlo. ¿Cómo se lo pueden permitir? Principalmente, porque los usuarios de estas webs son recurrentes.  El perfil más habitual es el de una persona con nómina fija pero que llega justa a fin de mes que vive pidiendo mini préstamos en los últimos días del mes y lo paga a principios. Ese es el verdadero negocio de estas empresas.

Sin excusas para no ‘picar’

Más: ¿estás en ASNEF? No te preocupes, que te concedemos el préstamo igual. Ese es el lema de algunos de estos prestamistas privados, como ViaSMS. No vaya a ser que perdamos mercado con los que más rápido le van a dar al botón sin pensar.

En fin, que conseguir dinero rápido como sea es lo que está pegando ahora. Hasta hay opciones para los que saben que no podrían devolver un préstamo: webs como LoCompramos.es o HelloMoney.es que te compran joyas, móviles, ordenadores y hasta obras de arte o antigüedades. ¿Quién no tiene unos pendientes de la abuela o un móvil anticuado? El mercado del dinero rápido nos deja sin excusas para no sucumbir.

Y la última: se rumorea por los despachos de prestamistas y comparadores online que alguna empresa de dinero rápido van a ampliar su negocio hasta dar hipotecas o reunificación. Es decir, ahora que los bancos no conceden hipotecas pero la mentalidad española sigue encabezonada en que comprar es mejor que alquilar, el prestamista privado ve un nicho de mercado interesante. Veremos qué interés cobrarán estas empresas…

¿Qué peligros nos trae esta guerra del préstamo?

  • Intereses por las nubes (de hasta el 45% TAE) en el caso de los préstamos, compras a precios abusivos en el caso de las ventas. Ya se sabe: o lo tomas o lo dejas.
  • Muchísima gente en lista de morosos, al no poder pagar un crédito que le han concedido casi sin preguntas.
  • Ninguna supervisión del Banco de España.
  • Rápida proliferación de falsos prestamistas.

En definitiva, el mismo servicio que hasta ahora daban los bancos pero sin el mismo control institucional y al precio que quieran cobrarnos.

Está claro que estos préstamos pueden ser una solución muy válida para algunas personas  con problemas económicos puntuales y con ingresos en el horizonte, pero teniendo en cuenta (1) el 26% de paro en España, (2) que la mayoría de clientes son recurrentes según todos los informes y (3) que el número de españoles en listas de morosos era de 270.000 en verano y los expertos auguraban un aumento de 200.000 al mes, parece más que obvio que no regular más este tipo de servicio (dificultando su acceso a personas sin recursos, por ejemplo) puede meter a muchos en el lado oscuro, del que no siempre es posible volver.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Incluso hay alguna empresa que ya está “titulizando” estos préstamos en forma de producto financiero, también sin regulación alguna. La usura se está vendiendo como alternativa a las letras del tesoro, y como siempre, el regulador actuará tarde y mal.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR