draghi-ela-compressor

En la reunión que se realizo en septiembre de este año que realizó el Banco central Europeo (BCE) con su presidente, Mario Draghi, al frente dejó la puerta abierta a la posibilidad de que la entidad amplíe el programa de estímulos (QE), tras rebajar las previsiones de crecimiento e inflación la zona euro por el contagio de la crisis de los países de economías emergentes, con el gigante asiático a la cabeza, en las economías de Europa.

Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, destacó que la entidad contaba con todos los mecanismos necesarios para que la entidad se enfrente al nuevo contexto en el mercado, explicando que se podrían usar si considera que ha llegado el momento de hacerlo.

En estos momentos, unas semanas después de conocerse la voluntad de actuar por parte de los reguladores monetarios europeos, los expertos de Bloomberg creen que Draghi tendrá que echar mano de estos mecanismos y ampliar el programa de compra de activos. La mayoría de los expertos creían que el Banco central Europeo (BCE) dará los pasos pertinentes en este sentido.

El grupo de expertos se plantea que se realizará cuando existan más estímulos. Considerando que se realice el anuncio en la reunión que se va a realizar el mes de diciembre. Aunque que existe una minoría de expertos que la decisión se puede confirmar el año que viene, en algún momento del primer semestre.

La mayoría de los expertos creen que Draghi considerará dar más apoyo monetario. Se estima que este puede llegar en forma de programa de estímulos (QE) más largo que lo anunciado hasta ahora. Las compras de activos se pueden extender, en principio, hasta el mes de septiembre del 2016. Aunque no son pocos quienes esperan que el mecanismo que utilizará el Banco Central Europeo sea ampliar las compras, por encima de los 60.000 millones de euros que se están llevando a cabo desde que empezó el programa de estímulos.

Aunque, Draghi también dejó otro mensaje de optimismo durante la última reunión sobre la situación económica de la zona euro. Hizo hincapié en el buen funcionamiento del programa de estímulos monetarios del Banco Central Europeo, explicando que, gracias a él, la oferta monetaria está sufriendo un aumento y los créditos a su vez también. Por tanto, los costes de los préstamos están disminuyendo, provocando lo que hay evidencias de que la política monetaria está funcionando.

De hecho, por esto, la encuesta trimestral que llevo a cabo el Banco Central Europeo, que refleja las condiciones del crédito interbancario, resultó bastante positiva. Según los expertos de Bloomberg, si bien se redujo hasta los 13,3 puntos durante el tercer trimestre del año, el resultado no es peor que los 16,4 puntos que alcanzó durante el segundo trimestre del año, el mejor que ha obtenido la encuesta durante su historia de existencia, lo cual confirma cómo el mercado comparte la opinión del presidente del Banco Central Europeo.

El resultado de esta encuesta llevó al mercado a prever que durante la semana no se anunciarán más estímulos, lo que generó caídas en las principales Bolsas Europeos. El EuroStoxx se redujó en un 0,5 por ciento, hasta los 3.255,72 puntos, mientras que el IBEX 35 fue uno de los índices más castigados en Europa, con una caída del 1,05 por ciento, hasta los 10.1006,60 puntos. De la misma manera, el euro pareció descartar más estímulos durante la semana, ya que subió frente el dólar estadounidense, aunque de una forma muy discreta, por primera vez durante tres sesiones, aumento un 0,1 por ciento, aguantando en los 1,13 dólares estadounidenses, aunque casi llegaría a alcanzar los 1,14 dólares estadounidenses.

La inflación en la zona euro logra aguantar aunque existe todavía a la deflación se mantenga, ya que la sombra del gigante asiático está muy alargada. Aunque, desde las últimas reuniones del Banco Central Europeo, los datos que se han presentado sobre la evolución de los precios en la zona euro se mantienen estables. A pesar de que en septiembre en el Índice de Precios al Consumo (IPC) cayó hasta ser negativo, en el -0,1 por ciento, frente al 0,1 por ciento del mes de agosto, la inflación subyacente, la que excluye la energía y algunos productos básicos alimentarios con un avance del 0,9 y el 1,2 por ciento interanual, de manera respectiva.

No siendo el único dato que refleja la estabilidad dentro de la situación económica de la zona euro, desde que tuvo lugar la última reunión del Banco Central Europeo (BCE), la revisión del dato del Producto Interior Bruto (PBI) de la zona euro acabó en un aumento hasta el 0,4 por ciento frente al trimestre anterior, actualizando el 0,3 por ciento que se había publicado posteriormente. La producción industrial y el desempleo también reflejan una estabilidad.

Por estos datos macroeconómicos son razonables y no tendrían sentido gastar munición en un momento en el que no es necesario. El problema es que hay una sobrecapacidad de liquidez, y eso no se arregla con más liquidez.

El mercado vendió de forma generalizada los bonos soberanos de Europa, presionando a la baja a los precios de los títulos, y aumentando la rentabilidad que ofrecen a los inversores. Mientras que bono alemán, referencia en la zona euro, aumentó 6,1 puntos básicos durante la jornada, hasta el 0,663 por ciento de rentabilidad, la rentabilidad del título español a 10 años 5,1 puntos básicos, hasta el 1,811 por ciento mientras el bono sueco fue el que más se vendió en Europa, con un incremento de rentabilidad de 7,9 puntos básicos.

Parece que los inversores hicieron una lectura positiva de la encuesta sobre el crédito del Banco Central Europeo (BCE), estimando que los préstamos tienen una buena salud, y que esto puede llevar al Banco Central Europeo (BCE) atraigan al mercado hacia estos activos, teniendo una previsión mayor subidas de precio, y caídas en la rentabilidad, por la fuerte demanda que generan la entidad con el programa de estímulos.

  1. Una vez que se llega incluso a comprar deuda pública y llevar los tipos de rendimiento de la deuda a corto plazo a terrenos negativos qué puede hacer el BCE.
    ¿Comprar deuda privada?¿De qué empresas?
    ¿Prestar a familias y personas físicas?
    El BCE ha llevado a su límite su intervención en el mercado financiero y aunque parece mentira tiene poco que hacer para provocar inflación, mientras la mayoría de trabajadores subsistan en el mejor de los casos de muchos.
    Aunque parezca mentira ya hay un presidente de un gran banco que defiende decididamente una subida de salarios y más inversión en I+D+i para salir realmente de esta crisis.

Responder a SMF Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…