GurusBlog

Ya tenemos una prima de riesgo mejor que la italiana…

prima riesgo

Atención, atención! Se proclama a los cuatro vientos que la prima de riesgo española ya ha cotizado ligeramente mejor que la de Italia. El Gobierno y los políticos afines ya pueden añadir este dato a su “larga” lista de brotes verdes, de los que parece que nuestra economía disfruta últimamente. Este será sin duda el discurso más o menos caricaturizado que podremos escuchar durante los próximos días. Pero ¿realmente tenemos motivos para estar contentos con las cifras económicas? Para muestra un par de botones, o más bien bofetones de cruda realidad. Mirad esta simple tabla de JPMorgan:

España está ya con el 91,8% de duda/PIB, pero lo realmente preocupante es que el déficit sigue desbocado (y no debemos creer la previsión moderada de 2013, puesto que se está demostrando irreal en lo que llevamos de año), y el la destrucción de empleo también. Italia parte de un endeudamiento/PIB superior, es cierto, pero siempre ha estado mucho más cerca de conseguir equilibrar sus cuentas que España, y además mejorando su déficit en los últimos años. Además la destrucción de empleo italiano, a pesar de no mejorar, es manifiestamente menos sangrante que la cifra española.

¿Entonces qué es lo que cotiza el Mercado? Ante todo recordemos que Mr. Market es esencialmente ineficiente, por no llamarlo esquizofrénico. Y también debemos comprender que mientras que en España el presidente Rajoy gobierna en mayoría absoluta, el parlamento italiano es una jaula de grillos ingobernable. Y ese es el único motivo por el que un inversor podría preferir la deuda española que la italiana, pero sin olvidar que la gobernabilidad de España también puede sufrir serios baches ante las aspiraciones soberanistas de Cataluña, y unas elecciones generales en el horizonte de un par de años, en las que puede pasar de todo.

Otra ineficiencia manifiesta que podemos encontrar en el Mercado es la cotización del bono francés, que sigue a niveles de la Europa fuerte, solvente y próspera, cuando en realidad sus cifras también se siguen deteriorando año tras año. Es inconcebible que el bono del Treasury norteamericano a 10 años cotice sensiblemente peor que el bono francés, pero así es. De hecho algunos analistas como Mauldin pronostican un futuro negrísimo para Francia, a la que abocan a la triste periferia.

En definitiva, sólo hay que ver las tozudas cifras fundamentales de la Economía para comprender que una cosa es el discurso político y el optimismo desinformado, y otra muy distinta la cruda realidad. La periferia europea, con eminentes incorporaciones como La France de François Hollande, está poco menos que desahuciada. Y a pesar de ello, el discurso político y del establishment, a los que no les conviene enfrentarse a la realidad, parecen convencer a suficiente dinero en manos de inversores institucionales para mantener los precios a flote y evitar el desastre europeo. El resto, es decir, donde no llega la mediocridad de los institucionales ni la manipulación de la opinión de Mr. Market, lo pone el BCE. En la sombra, sin luces ni taquígrafos. Es la ventaja de tener un sistema de regulación financiera multinacional manipulado por diversos gobiernos europeos, a los cuales tampoco les interesa que el Mercado cotice las miserias existentes en la periferia.

Pero ojo, porque desde el evento de Chipre, quedó ya claro que los rescates necesarios se van a realizar ya sólo con dinero local, de los contribuyentes y de los depositantes de las bancas locales. Y a finales de este mes vuelve la Troika a España para auditar el estado de salud de nuestra banca… Y determinarán cuánto dinero más hay que inyectar para equilibrar mínimamente los balances ante la continuación de la caída de los precios inmobiliarios. ¿He dicho “inyectar”? Perdón quería decir confiscar, puesto que no debemos olvidar Chipre y la definitiva sustitución de los bail-out en bail-in (de rescate externo a rescate interno)

Pero la mayoría prefiere pegar a las penas puñaladas, y mientras tanto parece que todos se decantan seguir celebrando alegremente el triunfo nacional de tener una prima de riesgo mejor que la italiana. Enhorabuena a todos los ingenuos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Estamos que damos pena, es cierto.
    Pero aquí manda quien manda. Si lo de Francia no se entiende, lo de R.U. es pa flipar más que con un tripi. Yo no sé nada de economía, pero miro los déficits y la evolución de la deuda/PIB y algo no me cuadra. Será que su PIB ha crecido la hostia (cosas de la impresora supongo, mientras les quede tinta en el cartucho, no problem). Y la cosa es que seguro que el dato oficial de inflación será de lo más comedido, y la cotización libra esterlina/euro firme como una roca en 0,85 gracias al guirigai político de la eurozona y a la “clap” anglosajona. ¡que poderío, oiga! Así da gusto gobernar, que diría ZP.
    Ilumínenme por favor, o dedíquenle algún post a UK, que creo que se lo merece.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies