cebrian prisa

No hay duda que PRISA cuenta con activos más que interesantes, una cabecera como el País, Digital +, Ediciones Santillana, una ramillete de medios en Latam, participación en Mediastet y un largo etc, que hacen que el Grupo pueda ser un territorio de manual para toda clase de carroñeros, cómo también es cierto que su elevada deuda neta 3.366 millones de euros en el 3T de 2013 y su menguante Ebitda €240 millones en los 9 primeros meses del 2013 (caída del 40% respecto al año anterior) hacen que en su conjunto el Grupo esté en una situación financiera precaría.

Aunque a toro pasado es fácil indicar que hubiera sido lo mejor, ya hace años que dijimos que si yo hubiera sido la familia Polanco (a falta de saber como estaba cruzada la deuda entre las empresas del grupo), hace tiempo me hubiera quedado sólo con la división de educación y quizás con la cabecera de el País y hubiera entregado el resto del grupo a la banca. Por contra han optado por ir vendiendo pedacitos de todos los activos con la esperanza de que el año próximo sea mejor hasta acabar en la situación con la que se encuentran hoy que podemos resumir en:

Más deuda que ayer pero menos que mañana.

Con acuerdos de refinanciación que ponen en jaque a todos los activos del grupo y complican cada vez más el problema.

Y venta del alma a un extenso ramillete de fondos buitres con entrega de tantos warrants que se empieza a hacer complicado saber cuantas acciones va a llegar a emitir el grupo.

En este contexto de vuelta de tuerca y recemos para que el año que viene el Ebitda del grupo remonte, se entiende el acuerdo expuesto en la pasada Junta de Accionistas del pasado mes de Diciembre:

Puesta en marcha de la venta de Digital +, esperando y rezando que Telefónica se la quede por un precio por encima de mercado.

Entrada de 17 fondos buitre a los que se les entregan unos warrants convertibles por 372,6 millones de acciones, 17% de la compañía a un precio de ejecución de 0,2672€, hoy las acciones de PRISA cotizan a €0,40. Los fondos buitre tendrán 5 años para ejecutar sus opciones y a cambio facilitan una línea de financiación de 553 millones de euros a elevados tipos de interés.

Y se consigue además refinanciar la deuda con la banca, patada hacia adelante, pero con el detalle de que si no se cumplen los objetivos establecidos la banca tendrá la opción de quedarse con Santillana, la empresa que hoy en día es la joya de la corona en cuanto a generación de Ebitda.

De seguir así a la que los Polanco y Cebrián se descuiden  se darán cuenta que poco a poco y paso a paso han regalado el grupo a la banca y demás fondos carroñeros. Que es lo que se quedará la banca y los fondos buitres después de todo este largo proceso de más de 5 años lo tengo claro. Qué es lo que le quedará al accionista de PRISA, es lo que no tengo capacidad hoy en día de visualizar.

omentarios
  1. La explicación es muy sencilla: Prisa tiene un cáncer desde hace muchos años. Un cáncer con nombre y apellidos: Juan Luís Cebrián. Un cáncer muy listo que ha sabido blindar las estructuras de Gobierno Corporativo hasta convertirse en el dueño de facto del grupo. Por eso, a él, lo que le interesa es continuar un año más, un mes más, un día más… Y seguir cobrando las cantidades absurdas que cobra por haber hundido la compañía que llegó a ser la más poderosa y profesional de este país. Requiescat In Pace. Prisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.