Gustavo Rivero. Solemos acostumbrarnos a vivir cómodamente infelices, es decir, a permanecer en la maldita zona de confort, ya sea por un trabajo poco motivador o por esas ganas insatisfechas de emprender. Lo más relevante es ser conscientes de ello para tratar de iluminarnos y dar el paso para transformar nuestras vidas.

Para lograrlo hemos de tener en cuenta que la actitud importa más que la aptitud. Sí, la buena actitud con dosis elevadas de inteligencia emocional. El mundo es de la gente positiva con fuerte empatía con los demás. Nos gusta rodearnos de gente con energía y capacidad de comprendernos con compasión.

Tanto para salir del laberinto como para triunfar una vez hemos salido de él, la clave es la actitud. ¿Por qué su actitud, y no su aptitud, es lo que determina su altitud? Por supuesto, un inepto con actitud no deja de ser un inepto, pero salvo en casos extremos la clave es la actitud. Veamos por qué.

Cuando se trata de éxito es fácil pensar que la gente bendecida con grandes cerebros inevitablemente nos deja al resto por los suelos. Pero Travis Broadberry sugiere que una nueva investigación de la Universidad de Stanford cambiará su actitud, ya que su mente es su peor enemigo.

La actitud principal de la gente está en una de estas dos categorías: mentalidad fija o mentalidad de crecimiento. Con una mentalidad fija usted cree que es quien es y no puede cambiar. Esto crea problemas cuando es desafiado porque todo lo que parece ser más de lo que puede manejar le hacer sentir abrumado. Las personas con mentalidad de crecimiento creen que pueden mejorar con esfuerzo. Superan a aquéllos con mentalidad fija, aunque tengan un coeficiente intelectual más alto, porque aceptan desafíos, tratándolos como oportunidades para aprender algo nuevo.

El sentido común sugiere que tener habilidades, como ser inteligente, inspira confianza. Es así sólo mientras la situación es fácil. El factor decisivo en la vida es cómo manejar los reveses. Las personas con mentalidad de crecimiento aceptan los retrocesos con los brazos abiertos.

El éxito en la vida depende de cómo lidiar con el fracaso. El fracaso es información, lo llamamos fracaso, pero es algo así como:

“yo gano o aprendo, nunca pierdo; esto no funcionó pero soy un solucionador de problemas, así que intentaré algo más”.

No se quede indefenso. Sea flexible. Todos sufrimos momentos en los que nos sentimos impotentes. La prueba es cómo reaccionamos a esos sentimientos. Podemos aprender de ellos y avanzar o dejar que nos arrastren hacia abajo.

Innumerables personas exitosas nunca habrían triunfado si hubieran sucumbido a sentimientos de impotencia: Walt Disney, Oprah Winfrey, Henry Ford y Steven Spielberg fueron despedidos y rechazados varias veces antes de brillar. Imagínese lo que habría sucedido si alguna de estas personas hubiera tenido mentalidad fija. Habría sucumbido y perdido la esperanza. Las personas con mentalidad de crecimiento no se sienten impotentes porque saben que para tener éxito es necesario estar dispuestos a fallar y luego rebotar.

Sea apasionado. Las personas que avanzan persiguen sus pasiones implacablemente. Siempre habrá alguien que tenga más talento que usted, pero lo que le falte de talento lo puede compensar con la pasión.

Dé paso a la acción. No es que las personas con mentalidad de crecimiento sean capaces de superar sus miedos porque sean más valientes que los demás. Es sólo que saben que el miedo y la ansiedad son emociones paralizantes y que la mejor manera de superar esta parálisis es actuar.

Las personas con mentalidad de crecimiento saben que fracasarán de vez en cuando, pero nunca dejan que eso les impida esperar resultados. Esperar resultados le mantiene motivado y alimenta el ciclo de empoderamiento. Después de todo, si no cree que va a tener éxito, ¿por qué molestarse?

No se queje cuando las cosas no van como quiere. Quejarse es un síntoma obvio de una mentalidad fija. Una mentalidad de crecimiento busca oportunidades en todo, por lo que no hay lugar para las quejas.

Gustavo Rivero

Linkedin.com/in/griverog

Leer:

  1. Sin ofender, pero creo que el autor del artículo nunca a emprendido o almenos no de manera fuerte, la actitud no importa, lo que importa es la perseverancia, la mayoría de los emprendedores de éxito no tienen una actitud positiva sino una actitud negativa, ven errores por todos lados y los solucionan uno tras otro bajo su perseverancia, si alguien cree que un triunfador es alguien super alegre y optimista, es que solo conoce emprendedores que antes o después fracasarán porque no son realistas con la situación bajo su optimismo y cruzarán límites que acabarán con su empresa, esta claro que estos mismos son los que consiguen cosas increíbles pero solo veis a los supervivientes, por el camino el 99% han fracasado por su optimismo, mientras que el resto de emprendedores que habrán triunfado serán de actitud negativa pero de perseverancia implacable.

  2. Excelente artículo, de lo que he leído de emprendimeinto, éxito, superación y otros temas, nunca habia escuchado el termino Mentalidad fija y de crecimiento. El Éxito desde mi panorama es una montaña rusa con buenas subidas y duras bajadas; existen personas que le tienen pánico a esas bajadas de la montaña rusa por eso no se atreven siquiera hacer la fila para subirse, pero existen otros… que por el contrario esperan y disfrutan al máximo esas fuertes bajadas, todo se resume en Inteligencia Emocional, que difícil es.

  3. No conocia esa terminologia de mentalidad fija o de crecimiento pero tiene toda la logica del mundo y los ejemplos de Walt Disney, Oprah Winfrey, Henry Ford etc. yo pondria tambien a un grande como Thomas Alva Edison, quien fue rechazado en la escuela por supuestamente tener problema de retraso y era todo un genio, por supuesto la lista seria interminable.

    Yo creo que el fracaso es el camino al exito y detras de cada caida hay un aprendizaje, una forma de mejorar lo que hicimos y volver a intentarlo. El fracaso es la posibilidad de volver a intentarlo con mas inteligencia, es solo intentarlo y buscar la salida. Excelente articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares.

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…