GurusBlog

¿Porqué no deberías invertir nunca en un producto estructurado?

productos estructurados

En el mundo de la banca y de la inversión, podemos distinguir varios tipos de productos de ahorro, los que podríamos denominar productos directamente tóxicos ( no se si os suenan las preferentes),  los que podríamos denominar productos tu espejismo ( tipo te regalamos una vajilla por un depósito) y los que podríamos denominar productos camaleón ( o productos estructurados).

Los productos estructurados suelen ser el resultado de combinar o empaquetar  posiciones en varios activos vía derivados, obviamente al cliente se le presenta el producto de forma bastante más simple y la obtención de rentabilidades suele estar condicionada al cumplimiento de una serie de condiciones. Son productos al estilo de si en 3 años la cotización de Repsol, Telefónica y BBVA supera un determinado nivel obtienes un 20% de rentabilidad, sino recuperas tu capital.

Desde que iniciamos el blog, ya he explicado varias veces porque un inversor o ahorrador no debería contratar este tipo de productos nunca en su vida.

Básicamente hoy dos motivos:

1- Aún no he visto el estructurado que cumpla con las condiciones establecidas que permitieran maximizar la rentabilidad del producto. En General parece que las condiciones sean fáciles de conseguir… sin embargo uno no sabe muy bien porque nunca se acaban de materializar y el inversor se queda en el mejor de los casos con una inversión mediocre en sus manos. Por eso los llamo productos camaleón, los vendedores consiguen que los riesgos queden perfectamente camuflados.

2- A diferencia de invertir directamente en renta variable, te quedas atado al producto sin posibilidad de poder maniobrar o limitar tus pérdidas en el caso de que vayan a saltar todas las condiciones en el escenario más negativo.

Para que me entendías os dejo un ejemplo real de producto estructurado:

En este caso se trataba de un estructurado sobre el índice eurostoxx50 contratado en Octubre de 2007 cuando el índice estaba a 4.420 puntos. A partir del  2009, el 16 de Noviembre,  de cada año hasta 2012 el producto se autocancelaba  a cambio de una rentabilidad si el Eurstoxx superaba el nivel inicial de 4.420 puntos. En caso que esto no pasara, y llegados al 16 de Noviembre de 2012 podían pasar dos cosas:

a) Que el Eurostoxx no hubiera caído más de un 40%, o estuviera por lo tanto por debajo de los 2.653 puntos. Con lo que recuperabas la inversión inicial

b) Que el Eurostoxx hubiera caído más de un 40% o estuviera por debajo de los 2.653 puntos el 16 de Noviembre de 2012.

A priori un producto fantástico, ¿Cómo no iba a estar el Eursotxx 50 a un nivel superior al 60% de su nivel de 2007 en 5 años?

eurostoxx 50

Obviamente ya os podéis imaginar lo que pasó. Desde finales del 2007 hasta el día de hoy debacle absoluta del Eurostoxx50, que llegó a tocar los 1.817 puntos. Atrapados en el estructurado, la única esperanza era llegar al 16 de Noviembre de 2012 y que cerrara ese día por encima de los 2.653 puntos para recuperar el 100%% de la inversión… no pudo ser cerró cerca pero aún demasiado lejos en los 2.430 puntos.

Lo paradójico, es que tras esperar 5 años, y en menos de un mes del cierre del estructurado parece que ahora si el Eurostoxx 50 va a tocar los 2.653 puntos…  es la magia o la maldición de los estructurados.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Lamentablemente tomaste el estructurado en el pico cuando después vino el deblace del mercado. Muy mala suerte, pero es verdad que es necesario saber todos los riesgos y no solo lo que te dicen los asesores comerciales que solo te pintan de manera simple las características y no todos los riesgos considerando todos los escenarios.

  2.    Responder

    Una vez leí a alguno diciendo que para meterse en un producto estructurado de estos era mejor crearselo uno mismo a base de opciones. Así que me he prometido que solo invertiré en ellos cuando domine el mundo de las opciones.

    Un saludo

  3.    Responder

    Camaleon o trilero
    ¿que prefieres?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies