GurusBlog

Posible impacto del Quantiative Easing. El ejemplo alemán de 1923

FED Quantitative easing QE2

En su última comparecencia Ben Bernanke, el presidente de la FED, abría la puerta a una nueva dosis de Quantitative Easing, conocido como QE2, la FED podría aprobar a principios de Noviembre nuevas compras de Bonos del Tesoro de los EEUU para darle una nueva dosis de liquidez al sistema que se estima que ascenderá entre 500 mil y 1 billón de dólares. Es decir van a imprimir más “papelitos”.

El Quantitative Easing es conocido como el arma nuclear de los Bancos Centrales, casi nunca se ha utilizado y no se conocen muy bien cuales pueden ser las consecuencias y a pesar de que algunos ya han anunciado oficialmente que hemos salido de la recesión económica, pues la FED parece que le ha dado por darle por segunda vez desde que empezó la crisis al botón rojo. Así que algo no estará funcionando tan bien como parece.

Oficialmente Bernanke justifica la segunda dosis de Quantitative Easing debido a que el paro en EEUU sigue siendo muy alto, 9,6% (¿eso es un nivel de paro alto?) y la inflación está por debajo del objetivo fijado por la FED que es del 2% con algún que otro signo de riesgo deflacionario. Un panorama que tampoco parece tan negro como para justificar utilizar políticas monetarias tan drásticas e inusuales. Así que a buen entendedor pocas palabras faltan e uno intuye que la situación debe ser bastante más grave de lo que los ciudadanos de pie podemos palpar.

La distorsión que puede crear en los mercados de divisas y en ciertos activos són complicados de prever. Lo único cierto, es que aunque el oro parece vivir una burbuja marcando máximos día si día también, los inversores se empiezan a dar cuenta que el oro es a día de hoy la única divisa que no puede ser depreciada por unos Bancos Centrales desesperados por sacarnos de la crisis.

Las consecuencias del Quantitative Easing son imprevisibles, el mismo Bernanke lo ha reconocido, pero si que tenemos algún ejemplo.

Alemania 1920 consecuencia de una política monetaria de Quantiative Easing:

En 1922 el Banco Central Alemán y el departamento del Tesoro del Gobierno Alemán tomaron la decisión de empezar a imprimir dinero como medida para sacar a Alemania de una crisis que no acababan de superar. Decidieron que lo mejor era facilitar el acceso al dinero para estimular la economía. Empezaron a “imprimir” dinero, la economía no reaccionó a pesar que había más dinero a disposición de todo el mundo, así que ante la falta de reacción del enfermo siguieron aumentando la dosis.

De repente, en muy poco tiempo, los precios empezaron a dispararse a pesar de que la economía seguía totalmente estancada. El Gobierno se vio obligado a devaluar el marco alemán. A principio de la primera guerra mundial el tipo de cambio era de 4,2 marcos 1 dólar US. El nuevo valor marcado por el Gobierno Alemán 2 mil millones de marcos 1 dólar. La devaluación continuó. 13 meses más tarde, 4,2 billones de marcos 1 dólar.

Para ser conscientes del impacto os dejo un ejemplo sobre la evolución del precio de una barra de pan en alemania en esa época:

1914 – 0,13 cts

1916 – 0,19 cts.

1919 – 0,26 cts.

1920 – 1,20 $

1921 – 1,35 $

1922 – 3,50 $

Principios 1923 – 700 $

Mediados 1923 – 1.200 $

Septiembre 1923 – 2 millones $

Octubre 1923 – 670 millones $

Noviembre 1923 – 3 mil millones $

Mediado Noviembre 1923 – 100 mil millones $.

El resultado final lo conocemos todos.

En fin aún no se como los sindicatos montan una Huelga General por alargar dos años más las pensiones o las reformas que se plantean en los contratos de trabajo, nos están metiendo un elefante en casa y nos asustamos por haber visto un ratón. Espero que la próxima huelga general sea contra el Quantitative Easing de la FED y el BCE. Una herramienta de política monetaria con capacidad de crear la mayor destrucción indiscriminada de riqueza y bienestar.

Conversación

14 comentarios

  1.    Responder

    Umm… Interesante lo de la pregunta de si un 9,6% de paro es alto o no. Peligro, peligro. A lo mejor ya nos hemos acostumbrado a tasas del 20% y pensamos que un 9% es poco. Me viene a la memoria lo escandalizados que andan los japoneses con tasas por encima del 4%.

  2.    Responder

    Los precios de la barra de pan son en marcos, no ed dolars.

  3.    Responder

    Hay un libro cojonudo al respecto, "When money dies", de Ferguson. Con el importe en marcos que costaba una cebolla en 1923 se hubieran podido comprar 550.000.000.000 cebollas en 1914 (no se trata de un error). La gente transportaba el dinero en maleras y carretillas. Los ladrones las robaban pero se quedaban con el dinero. Pero la cosa comenzó antes de 1922, como se dice en el post. Y otra lectura era que las autoridades monetarias (aparte de miopes) utilizaron la impresión de dinero para sabotear las reparaciones que Alemania debía pagar tras la primera guerra mundial.
    Gran post, en cualquier caso.

  4.    Responder

    kcurie, en vez de hablar con ese tono de superioridad aporta tus conocimientos macroecónomicos.
    Aparte de eso, el artículo no dice que se vaya a generar hiperinflación por la QE2 ni mucho menos, sino que un escenario de alta inflación es probable a medio plazo por las políticas de la FED en general.

  5.    Responder

    No todo va a ser malo: en un par de dias estaría pagada la hipoteca. Se vende una acción de CAF que pasaría de valer centenares de euros a trillones, y listo xd

  6.    Responder

    ¿Cómo puede afectar al euro y a la economía europea el QE2? ¿Nos impactaría de la misma forma que a los países vinculados al dólar?

  7.    Responder

    madre mia. y esto es un blog de economia? En serio? Es la estupidez mas grande jamas puesta en un blog. Que el QE2 de la FED va a dar lugar a hiperinflacion??.

    Vamos a ver, el agujero en la demanada agregada en los USA es enorme. Las fabricas americanas estan trabajando al 70% de capacidad aproximadamente… y hay riesgos de inflacion? Pero en que mundo vive? Es mas, quien ha enseñado macro a este "guru"? Desde luego no la ha aprendido en ninguna de las principales unviersidades americanos.. ni en Chicago dirian semejante estupidez

    Si quiere hago como al ZP y le explico a este guru en dos tarde las nociones 101 (como dicen los americanos) de macro.

    madre mia.. madre mia…

    1.    Responder

      Kcurie, nadie dice en el post que vayamos a tener hiperinflación en el corto plazo. Sólo indicamos que lo del Quantiative Easing es una política monetaria peligrosa que hasta el mismo Bernanke reconoce que están en terreno desconocido y que en las últimas décadas su sola mención era anatema para los Bancos Centrales de cierto prestigio y ahora vamos a por la segunda tanda.

      Una cosa está clara es mucho más fácil inyectar e imprimir dinero que retirarlo de la circulación. Es fácil comprar bonos ahora, si empiezan a ver perspectivas inflacionistas será más complicado venderlos y después tenemos la inflación de activos a la que los bancos centrales siguen sin prestar atención y después pasa lo que pasa.

  8.    Responder

    Puede que me equivoque, pero creo que hay un error bastante importante en el post, en el ejemplo de la barra de pan en Alemania: si lo que se devaluó fue el Marco alemán, una barra de pan costaría varios millones de marcos, no varios millones de dólares. Es evidente que existe una gran diferencia en la situación que se produce ante una devaluación o una revaluación masiva de la moneda, no tiene nada que ver la situación que se genera, por lo que el ejemplo escrito así da una visión que no es la correcta.

    Un saludo

  9.    Responder

    Esperemos que la consecuencia no se la misma que en el caso alemán….

    Y en cuanto a la alta tasa de paro en USA comparada a la española, me temo que la economía sumergida en España es tal que por eso no hay más revueltas sociales y todo parece que no es tan grave como debiera, superando el 20% de paro…


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies