ISIS-2-compressor

Tras los atentados terroristas de el pasado viernes en París muchos podemos pensar que los ataques son un ataque directo a Occidente fruto del odio visceral de algunos islamistas. Mucho me temo que sólo nos fijamos en una capa de barniz que camufla una realidad mucho más compleja y una batalla interna que lleva siglos arrastrándose en el mundo musulmán entre sus dos grandes comunidades Suníes y Chiíes y de la que Occidente recibe sus efectos secundarios fruto de sus intervenciones en apoyo de unos y otros.

Las dos ramas principales del Islam son las representadas por los suníes y los chiíes, el 85% y el 15% respectivamente del total. Los orígenes del distinto rumbo que adoptaron ambas tendencias, en el siglo VII, son claros y distintos: los suníes creen que el líder de los creyentes -el califa- debe ser investido como tal mediante la baya, o acto solemne de reconocimiento, en tanto que para los chiíes queda investido a perpetuidad en la línea de descendencia del profeta Mahoma. El tiempo no ha hecho más que ahondar estas diferencias.

Captura de pantalla 2015-11-16 a la(s) 19.40.53

Aunque ambas comunidades se entre mezclan en varios países musulmanes, los suníes tienen su epicentro en Arabia Saudí y son la mayoría de la población en Siria, Agfanistán o Pakistán. Los chiíes tienen su clara mayoría en Irán e Iráq. Es importante entender donde tienen más presencia cada una de las comunidades para poder comprender apoyos y luchas de poder.

Con está explicación cómo base vamos a intentar responder algunas preguntas sobre el ISIS:

¿És el ISIS AL-QAEDA?

ISIS solía ser la denominada al-Qaeda en Iraq aunque empezó a segregarse de Al Qaeda en 2013. Recordemos que Bin Laden, el fundador de Al Qaeda, era suní de Arabia Saudí, lo que le daba todo el sentido a que se fuera a luchar en Afganistán donde la mayoría de la población es suní. Con la caída de Sadam Hussein en Iraq, la minoría suní a la que pertenecía el dictador perdió el control del país en favor de la mayoría Chií.

Los suníes de Iraq y con ellos parte del aparato militar de Sadam adaptaron la marca de Al Qaeda para luchar contra la invasión norteamericana pero sobre todo contra la toma del control del gobierno de Iraq por parte de los Chiíes que hasta entonces, a pesar de ser la mayoría de la población había estado subyugados bajo el régimen de Sadam Hussein.

Una vez estalló la rebelión contra Assad en Siria, Al Qaeda quiso comandar las operaciones en Siria en apoyo a los suníes que se habían alzado contra la opresión de Assad. La facción de Al Qeada en Iraq se resistió a este movimiento desde Al Qaeda Internacional al considerar que Siria era una extensión de su teatro de operaciones y una gran oportunidad de ganar territorio para ellos así que se escindieron de Al Qaeda y se transformaron en el ISIS para poder controlar de forma directa sus operaciones en Iraq y el territorio vecino de Siria. En el fondo el ISIS lo que quiere es poder volver a tener el control que tenían los Suníes de Iraq que tenían bajo la sombra de Sadam Hussein.

Para ello el ISIS no ha dudado en combatir de forma directa contra Jabhat al-Nusra la rama Siria de Al Qaeda. En esta lucha cobra importancia el meterle el barniz de la lucha jihadista contra Occidente. En el fondo el grupo que logra abanderar esa supuesta lucha contra Occidente es el que logra tener más capacidad para captar fondos y combatientes sobre el resto de participantes jihadistas  en el teatro de operaciones  y por lo tanto tienes más probabilidades de poder acabar imponiéndose.

Para poder diferenciarse de Al Qaeda y apoyar su lucha  el ISIS ha entrado en una competencia ideológica y de violencia con Al Qaeda apoyado además con el control que tiene de un amplio territorio entre Siria e Iraq. Sus triunfos en el campo de batalla le han permitido extender su “franquicia” a otras regiones entre ellas el este de Libia, la península del Sinaí o Boko Haram en Nigeria. Para lograrlo el ISIS ha seguido una estrategia diferente a Al Qaeda. En lugar de ganar visibilidad con un gran atentado tipo 11S, se ha dedicado a sostener y ocupar un amplio territorio, algo que Al Qaeda nunca ha conseguido. Es esto último lo que le ha dado una gran visibilidad que ha reforzado su capacidad de combate.

El ataque del ISIS a París el pasado viernes lo podemos entender como una represalia directa contra Francia por los ataques franceses que pueden poner en peligro la base de su poder que es el control de su territorio. Cómo os explicaremos más adelante, los bombardeos contra posiciones del ISIS le están haciendo más daño de lo que parece.

Resumiendo, el ISIS quiere tomar el control de Iraq para los suníes y sustituir a Al Qaeda como marca global suní para controlar el mundo islámico.

Marcadas estás diferencias podemos entender mejor el juego de alianzas. Irán apoya al gobierno de Iraq (también Chíi) y a Assad en Siria que está combatiendo a los rebeldes Suníes junto con los Drusos (también Chíies). Rusia que invadió Agfanistán (mayormente Suní) ha tenido siempre un aliado tradicional en Assad (que tenía que someter a la mayoría Suní en su país) mientras que también se apoyaba en Irán para combatir a los Talibanes (sunies) apoyados por Arabia Saudí y los EEUU que hizo bueno eso de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, mientras la Iraq dominada por la élite Suni de Sadam se enfrentaba en una guerra sin cuartel en los años 80 con Irán. El juego se se ha ido repitiendo a mayor o menor escala en todo el tablero de Oriente Medio.

El ISIS no es un grupo rebelde Sirio

Entramos ahora en el avispero Sirio. Siria es un país donde el grueso de la población es suní, pero en las últimas décadas ha estado controlado por la dictadura de la saga de los Assad que son alauitas (chiíes) y que no son más del 10% de la población. En Siria la rebelión contra Assad nació de los suníes sirios cansados de la represión del régimen, en su ayuda acudieron también varios grupos internacionales, entre ellos Jabhat al-Nusra (la rama Siria de Al Qaeda), todo con el apoyo “indirecto” de Arabia Saudí que apoya todo lo que sea Suní.

El ISIS no nació de la rebelión Siria sino que en la revolución Siria vio una oportunidad para poder lograr desde sus posiciones en Iraq el control de más territorio y entró en el avispero sirio con cierta “conveniencia” con Assad.

Assad y el ISIS no son aliados, pero se han utilizado convenientemente de forma mutua. En Siria el ISIS ha encontrado un territorio santuario donde no era atacado por las potencias occidentales que también querían derrocar a Assad y a cambio el ISIS se ha dedicado casi exclusivamente a luchar contra las facciones rebeldes en Siria ganando territorio a sus expensas.

Assad ha utilizado el ISIS en su estrategia de guerra del divide y vencerás centrando su fuerza militar para luchar contra los rebeldes sirios moderados y dejando tranquilo al ISIS. Dejando actuar al  ISIS en Siria, Assad debilita a los rebeldes moderados pero también vuelve dubitativa la posición de Occidente respecto a su dictadura y esperando convertirse en una especie de mal necesario.

Assad y el ISIS son enemigos directos pero de momento y hasta el día de hoy se han utilizado mutuamente en beneficio de sus intereses, aunque es previsible que en un futuro choquen directamente. Entendiendo que Assad es Alauita (Chiíe) podemos comprender mejor el apoyo que recibe de Irán y el apoyo que reciben los rebeldes Suníes de Arabia Saudí.

Siria no deja de ser otra Líbano y la guerra en el Líbano (país dividido entre Suníes y Chiíes con los cristianos, Palestinos,  e Israelís de por medio) que convirtió un país idílico en un polvorín no fue precisamente corta.

¿Es el  ISIS es invencible?

ISIS-compressor

Dado que el ISIS ha logrado controlar un vasto territorio entre Siria e Iraq en poco más de un año, corre el mito de que es invencible y que no sólo logrará establecer un califato en Siria e Iraq sino que se logrará expandir por otras zonas del mundo musulmán.

La verdad es que esta expansión del ISIS no es previsible. En Iraq el ISIS jugaba en casa y básicamente ha logrado controlar aquellas zonas del país donde son mayoría los suníes recibiendo el apoyo de una población descontenta con el control del gobierno por parte de los Chiís. Por otro lado, en Siria su rápida penetración ha sido debida a que ha combatido casi exclusivamente contra los grupos rebeldes que se han encontrado atrapados en una especie de sandwich entre Assad y el ISIS.

El ISIS ha actuado con gran inteligencia y obviamente es poderoso pero también es vulnerable. Las tropas de rebeldes sirios y el ejército de Iraq apoyados por los ataques aéreos les han empezado a hacer daño de verdad. En lo que llevamos de año, el ISIS ha pedido un 10% del territorio que controlaba y desde su máxima extensión territorial ha perdido y un 25% del terreno.

 

ISIS_map_jane_s_july.0-compressor

Algunas de las pérdidas que han sufrido han sido importantes. El gobierno Iraquí ha recapturado Tikrit, una ciudad de Iraq de mayoría Suní, también Bayji. Los Kurdos han capturado Sinjar un punto de carreteras entre Siria e Iraq que es crítico y también han capturado Tal Afar al norte de Siria quedándose a 30 kilómetros de Raqqam la capital del facto del ISIS.

El problema del ISIS es que una vez ha llegado a su actual extensión se encuentra rodeado de enemigos por todas partes. El gobierno de Iraq, los Kurdos en Iraq y Siria, al-Qaeda, los rebeldes sirios moderados, Irán, el gobierno Sirio de Assad y las milicias Chiíes. Rodeados de enemigos el ISIS se ha quedado sin la capacidad para poder luchar en varios frentes a la vez, de aquí sus actuales derrotas salpicadas por victorias puntuales en aquellos lugares donde puede concentrar sus tropas.  Ahora, cuando intenta defenderse o contra atacar en un lado se le abre un frente en otro.

Y es en este punto donde los ataques aéreos de la coalición le están haciendo daño. La capacidad de combate del ISIS está basada en la habilidad que tienen para poder mover tropas de forma rápida por su territorio. Los ataques aéreos de la coalición han capado una de las principales fortalezas de combate del ISIS, su velocidad de transporte de tropas.

Quizás, viendo todo lo anterior, es más fácil entender ahora el motivo del salvaje ataque terrorista perpetrado por el ISIS en París y contra Francia. Es una medida desesperada para poder parar unos bombardeos que estratégicamente le están haciendo mucho daño. Pensemos que el ISIS ha nacido organizado para poder mantener un territorio, esa es su gran diferencia con Al Qaqeda. El ISIS aspira en poder convertirse en Estado. Si no puede mantener su territorio el ISIS perderá toda su fuerza.

Visto, todo anterior, lo que quizás debemos preguntarnos en Occidente es porque estamos interviniendo continuamente en una guerra entre suníes y chiíes que parece no vaya a tener fin. Podemos acabar con Al Qaeda, con el ISIS, con Hezbolá, pero aparecerán a buen seguro otros actores con diferentes nombres pero con los mismos apellidos.

Quizás la única forma efectiva es demostrarles que la facción que ataque Occidente es la facción que va a perder, aunque esta estrategia parece que no ha funcionado muy bien en el pasado y que nos enfanga cada vez más en su lodazal. La otra opción sería desentenderse completamente del conflicto.  Pero, igualmente, me temo que bien una u otra fracción nos involucraría de nuevo en el conflicto con tal de que les ayudemos a decantar la balanza sin olvidar la ingente riqueza energética que acumula la zona cuyo control era absolutamente clave en la era de la Guerra Fría.

  1. Wow.
    No entiendo como los periodistas son incapaces de hacer un análisis, tan a tiempo, y tan en profundidad.

    Imagino que porque prefieren mantener una cierta superficialidad atendiendo sólo lo más evidente. Y a cambio se ven ‘más imparciales’. Pero echaba de menos análisis en profundidad.

    Estuve leyendo el blog de El Mendigo (este tipo escribe de la hostia sobre motores VW como de la expansión del Islam) y aunque hizo un buen análisis creo que se basa en exceso en la religión (Islamismo radical) y falta comprender el tema tribal, que creo q es el meollo.

    Sí te preguntaría (si tienes un rato) qué papel crees que juega el islamismo radical.

    1. El “Mendigo” es un fenómeno 🙂

      No soy experto en el tema, pero para mi el islamismo radical es utilizado cómo una “excusa” para captar recursos, combatientes y movilizar carne de cañón.

    2. Vaya, gracias! 🙂

      Yo creo que lo que no se les puede negar a los del Estado Islámico, es que son sinceros en sus creencias. Al menos, reconozco su honestidad intelectual al interpretar el Q’ran tal y como fue dictado (recomiendo enfáticamente su lectura). Creo que realmente son fieles al espíritu de la doctrina de Muhammad.

      Claro, yo me pregunto cómo estaríamos en Europa si siguiésemos aplicando los mandatos bíblicos. E.g., en el segundo libro de los Reyes se narra como dos osos enviados por el Señor, despedazaron a 42 niños para castigar que se burlasen de su profeta Eliseo, llamándole calvo. Si tienes una Biblia en casa, puedes comprobarlo tú mismo: 2Re.2:23. Ése es el libro que nos vendieron de niños como un texto sagrado, revelado por Dios.

      La Biblia es un compendio de atrocidades sin cuento:
      https://esmola.wordpress.com/2009/04/26/dios-es-amor/

      Como el Corán, lo que pasa es que, a diferencia de nosotros, hay millones de musulmanes que sí que se toman el Corán en serio. Sería un error obviarlo en un análisis geopolítico.

      La religión es muy importante en muchas zonas del mundo; aunque para nosotros lo sea cada vez menos, no deberíamos infravalorar su capacidad de movilización. ¿Es el único factor que explica lo que está ocurriendo en el próximo y medio oriente? No, por supuesto que no, antes ya apuntaba algunas otras motivaciones…pero explica muchas cosas.

      Por ejemplo, ojito al dato que comenta Paupérrimo, la distribución de las reservas saudíes en zonas de la minoría chií: sin Ghawar, los Saud serían los reyes de una enorme extensión de NADA arenosa. O la “cruzada” de la coalición suní en el Yemen ¿qué demonios pintan cazas marroquíes bombardeando a los hutíes?

      Y sí, es cierto, en esas tierras aún existe la fidelidad tribal, que es más fuerte que el referente de un Estado-nación aún por construir, como hemos visto en Iraq o Siria. Los soldados no quieren morir por Iraq y huyen en desbandada, pero el clérigo Muqtada al-Sadr es capaz de movilizar decenas de miles de milicianos capaces de enfrentarse a muerte al Estado Islámico y defender Kerbala (uno de los lugares santos del chiismo). O en Libia, donde existe una inveterada rivalidad entre los clanes de la Tripolitania y la Cirenaica. Estados-ficción que se mantenían unidos por la férrea autoridad de dictadores que mantenían a raya las disensiones tribales y religiosas. Eliminado ese poder central, se lo disputan los señores de la guerra en Siria, Afganistán, Libia…en una competición de a ver quién es más criminal.

      El mundo musulmán es un avispero, y llevamos medio siglo dándole patadas. Es poco prudente.

  2. En la guerra Siria se mezclan varias capas de la realidad: es un capítulo más de el Great Game que desde hace dos siglos llevan disputando el mundo angloamericano y el imperio ruso. En este caso, por el único puerto en aguas profundas que la armada rusa tiene en el Mediterráneo: Tartus. La otra base está al otro lado del Bósforo: Sebastopol (Crimea).

    Otra capa es la que tú comentas, la lucha por la preeminencia de los campeones suní (la Arabia de los Saud) y chií (Irán) en la umma (comunidad de fieles). Por cierto, muy significativa la muerte de Hamadani, el general iraní más mediático y jefe de sus fuerzas especiales, las Quds, en la batalla de Alepo.

    Y otra capa más es la necesidad de las petromonarquías de conectar la península arábiga con la anatólica por medio de ductos, para conectar con Nabuco y poder abastecer a Europa. Y no es tanto el petróleo saudí, sino el gas qatarí, lo que rompería el monopolio ruso (Gazprom). A diferencia del petróleo, el transporte del gas natural con metaneros es poco eficiente/competitivo (hay que licuar el gas, lo cual exige carísimas instalaciones de varios trenes, devoradoras de energía).

    Y esta infraestructura, sí o sí, tiene que pasar por Siria, antiquísimo aliado ruso (el SAA sigue luchando con los vetustos T-55 soviéticos) y, como recuerdas, gobernado por la minoría alauí (con apoyo de las minorías drusa y cristiana). Un obstáculo.

    Y luego está Israel, que está encantadísimo de la vida de que los musulmanes de ambas ramas se despellejen en una guerra civil, anulando la amenaza que le suponía uno de los ejércitos más capaces de la región. Recordemos que Israel sigue ocupando los altos del Golán, territorio Sirio y valiosísima posición por sus recursos hídricos.

  3. Muy interesante articulo. Tres apuntes mas:

    – En la guerra civil islamica que describes, todos los enfrentamientos son proxy entre Arabia Saudi (lider de los sunies y la doctrina wahabista) e Iran (lider de los chiitas y el equivalente a la fuerza “progresista”). Sobre todo Arabia Saudita esta apretando el acelerador para tomar posiciones ante un futuro proximo que adivina sin paraguas norteamericano, con los persas cada vez mas poderosos, sin tecnologia nuclear propia y sin la influencia desmedida que tenia gracias a la OPEP.

    – Aunque los chiitas son solo el 15% de la poblacion musulmana, el 85% del petroleo arabe esta en tierras habitadas por chiitas alrededor del Golfo Persico (el inmenso campo saudi de Gawar, Kuwait, Bahrein y el sur de Irak). Una sublevacion de la minoria chiita es *LA pesadilla* de las monarquias petroleras.

    – Hay una competicion por el liderazgo ideologico de los musulmanes europeos. Esta es la poblacion musulmana mas preparada de la historia, que ha nacido en democracia y laicismo y bien podria encauzar la necesaria ilustracion humanista en el mundo musulman. Por ejemplo, esta pasando un poco en Turquia y en Marruecos. Controlar, o influir en este colectivo, es prioritario para las elites reaccionarias arabes.

    Un libro que recomiendo, interesantisimo, es: (no se el titulo en español)
    “The Great War for Civilization. The Conquest of the Middle East”

    de Robert Fisk, el antiguo corresponsal en oriente medio del Independent (y quiza tambien de la BBC).

  4. Gracias por el análisis. Genial como todo lo que hacéis.

    Visto todo esto…¿no deberíamos arrepentirnos de por vida de la desestabilización general de la zona que supuso la entrada en Irak de USA y amigos?

    Porque sin ser analista, veo clara una cosa: vamos a poner muertos por terrorismo por muchos años.

  5. Muchas gracias por este articulo. Muy bueno. Quizás podrías ilustrarnos de nuevo con los principales motivos por los que los países occidentales estamos metidos hasta el fondo en esa zona. Supongo que lo que más le preocupa a occidente es el suministro y el precio del gas y del petróleo. ¿Tiene algo que ver con todo esto la bajada de precio del petróleo causada básicamente por Arabia Saudi?

    Un saludo.

  6. La pregunta de que hace Occidente en esto, es sencilla, muuuucho petroleo, quien apoyo el Golpe de estado en Iran?. quien apoyo y financio a Irak contra Iran?, quien creo las primaveras arabes?, hay muchos etcccc.Hoy el pueblo frances como el español hace unos años pagan por los errores de sus gobiernos. Por cierto, muy bueno, pero no estoy de acuerdo en la aliaNza de Assad e ISIS. Si fuera asi no hubiesen pedido ayuda a Rusia. hoy directamente, ayer con armamento, recurso y diplomacia

  7. chapeau por el articulo y los comentarios, yo sin tanto conocimiento como vosotros os recomiendo Rober Fisk tb los podeis leer sus artículos en Independent

  8. El artículos es claro y los detalles bien definidos.
    Me parece por otra parte que faltan datos para comprender el todo.
    Las intervenciones de Occidente ( léase USA y Europa)se han cansado de cometer errores, despropósitos y violaciones de todo calibre.
    Desde la primera invasión de Irak ,siguiendo con Afganistan, Libia, y la “guerra ” siria ,Hemos (los europeos)siempre tomado partido.
    Estamos alimentando d armas sin parar, sin limite (incluida España)
    USA ha creado y financiado el ISIS (dixit Hillary),los daños “colaterales” causados podrían fácilmente acercarse a medio millón de víctimas en todos estos conflictos.
    Faltaría agregar unos ingredientes fundamentales, TURQUÍA ,aliado a occidente ha facilitado enormes recursos, una autopista al ISIS para la entrada de hombres,armas y la salida de petroleo al mercado.
    Lo primero que hizo USA en la segunda invasión, fue destruir todo el aparato de Saddam (sunì)que manejaba el país siendo el 20 % de la población.
    Se aisló a Irán que ahora es considerado fuerza moderadora, el tema del desarrollo de armas atomicas fue la excusa, detrás esta el política de USA y Europa que consideraba al régimen Iraní como enemigo. Se equivocaron el enemigo eran Los Saudies.amigos. Falta mucho mas,pero no quisiera dejar de comentar mi indignación ,por lo que estamos viviendo a diario,una hipocresía enorme, una utilización política de la víctimas,
    y los consabidos pactos antiterroristas,con sus reformas a las leyes para coartar la libertad, y las declamaciones de Democracia, Libertad, y derechos humanos.
    Las víctimas no merecen esto.
    Por favor no olvidemos, esta cruzada con Guantanamo, ABU Grahib, los hospitales bombardeados y las torturas del Señor Rumsfeld.

    Aunque parezca mentira soy un Moderado indignado, no tengo nada de extremista.

  9. Saudies y la peregnidad del regimen, eso es el fundamento, la ideologia, el combate para mantener la legitimidad de una forma de gobernar frente al empuje de la Democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…