Las comisiones suponen una vía de ingresos importante para los bancos. El pasado año, las principales entidades del país recaudaron 10.239 millones por este concepto, de acuerdo a un análisis del comparador financiero HelpMyCash.com.

Para los clientes, en cambio, suelen ser un quebradero de cabeza. Además, los mitos en torno a las comisiones tampoco ayudan. La normativa actual da carta blanca a los bancos para cobrar las comisiones que consideren oportunas y, salvo en contadas excepciones, la ley no fija el importe máximo que pueden aplicar. “El Banco de España no autoriza ni consiente, no puede denegar ni limitar el importe de las comisiones bancarias”, afirma el supervisor.

Sea como sea y a pesar de la libertad que tienen los bancos en este sentido, hay ciertas comisiones (pocas) que no nos podrán cobrar y por las que tendremos derecho a reclamar. No obstante, hay que matizar: son pocas las ocasiones en las que los bancos cometen el error de cobrarlas. De hecho, cada vez es más habitual que los bancos comercialicen cuentas sin comisiones incluso sin vinculación, por lo que librarse de los gastos es cada vez más fácil.

1- Comisiones extras por realizar una transferencia SEPA

Las transferencias SEPA, es decir, los pagos en euros entre cuentas radicadas en países de la zona SEPA tienen el mismo coste que las transferencias domésticas. El Reglamento 924/2009 establece que las comisiones cobradas por un banco por la emisión de pagos transfronterizos en euros serán exactamente las mismas que las que cobraría por una transferencia nacional en la misma moneda y por el mismo importe. Es decir, que si transferir mil euros de una cuenta de CaixaBank a otra de BBVA nos sale gratis, realizar la misma transferencia pero a Francia o a Alemania nos tendrá que salir también gratis.

Eso sí, este principio de igualdad se limita únicamente a las transferencias transfronterizas por un importe máximo de 50.000 euros.

La Zona Única de Pagos en Euro (SEPA) comprende los 28 países miembros de la UE más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza.

2- Comisiones de mantenimiento en la cuenta asociada a la hipoteca

Una comisión que trae de cabeza a muchos hipotecados, también a los que tienen un préstamo al consumo, es el mantenimiento de la cuenta en la que se cargan las cuotas del crédito. Una cuenta que, en la mayoría de los casos, el banco obliga a abrir.

Para dirimir si el banco puede cobrarnos comisiones de mantenimiento o de administración por una cuenta abierta por imposición suya y cuyo único uso es el pago de las letras del préstamo, debemos saber en qué fecha firmamos la hipoteca o el crédito.

Si fue antes del 29 de abril de 2012 y posteriormente a dicha fecha no se llevó a cabo ninguna novación, el banco no puede cobrarnos ninguna comisión. No obstante, si el contrato se formalizó después, sí pueden cobrar siempre y cuando hayamos sido informados del precio que tendrá la cuenta vinculada y en el contrato aparezca la necesidad de abrir dicha cuenta y su coste, entre otras condiciones.

3- Comisión por reclamación de posiciones deudoras

La comisión por reclamación de posiciones deudoras la cobran los bancos para costear los gastos administrativos en los que incurren a la hora de reclamar una deuda y es perfectamente legal. El problema es que su cobro no siempre está justificado. El Banco de España considera que para poder cobrar por este concepto, además de aparecer en el contrato, “debe quedar claro que el devengo de la comisión está vinculado a la existencia de gestiones efectivas de reclamación realizadas ante el cliente deudor” y, a su juicio, la emisión periódica de una carta hecha por ordenador no lo justifica. Asimismo, solo se puede cobrar una vez por el mismo descubierto.

4- Comisiones por descubiertos en cuentas con saldo cero

En HelpMyCash lo hemos dicho decenas de veces y lo repetimos hoy una vez más: abandonar una cuenta corriente a cero euros no es una buena idea, ya que puede generar comisiones. Lo ideal es cancelar aquellas cuentas que no vayamos a usar y, muy importante, solicitar un justificante de cancelación para cerciorarnos de que la entidad ha cumplido con nuestra petición.

El Banco de España aclara que si bien es totalmente lícito que una entidad cobre comisiones de mantenimiento por una cuenta inactiva, aunque esta no presente ningún movimiento y tenga saldo cero, va en contra de las buenas prácticas bancarias cobrar por un descubierto generado por el adeudo de dichas comisiones.

En resumen: si nuestra cuenta presenta un saldo de cero euros, el banco intenta cobrar una comisión de mantenimiento y el balance final es negativo, el banco no puede cobrar una comisión de descubierto.

“Acorde con las buenas prácticas bancarias, el banco no puede cargar comisiones e intereses por el descubierto cuya única causa sea el cargo de comisiones en la cuenta”, aclara el regulador.

5- Comisiones por descubiertos por valoración

Supongamos que ingresamos dinero a las dos del mediodía en nuestro banco y que retiramos parte de ese dinero a través de un cajero unas horas más tarde. Al haber hecho el ingreso después de las 11 de la mañana, lo más probable es que la fecha valor de dicha operación sea la del día siguiente, en cuyo caso si sacamos ese dinero el mismo día que lo hemos ingresado, acabaremos con un descubierto por valoración.  

Este agujero, que no es real sino técnico, no puede suponer el cobro de comisiones por descubierto. Tal y como aclara el Banco de España en su Memoria de reclamaciones de 2017, la comisión por descubierto “no es aplicable en los descubiertos por valoración”. Algunos bancos, como CaixaBank, lo aclaran directamente en su libro de tarifas en el que especifican que la comisión por apertura de un descubierto “no procede en descubiertos por valoración”.

La Circular nº 8/1990 se encarga de regular el plazo máximo que tienen los bancos para establecer la fecha de valoración de un abono o de un adeudo. En el caso de los ingresos en efectivo, si la operación se realiza antes de las 11 de la mañana, la fecha valor será el mismo día, mientras que si es posterior, será el siguiente día hábil. En el caso de las disposiciones, la fecha valor será el mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…