Análisis quepasa.com

Análisis quepasa.com

Un lector nos preguntaba nuestra opinión sobre la red social latina QuePasa.com. QuePasa es una empresa ubicada en Florida, que regenta la red social del mismo nombre y se orienta al público latino – sobre todo adolescentes y post adolescentes latinoamericanos, diría yo. La web es trilingüe, en español, en portugués y en inglés.

La empresa cotiza en el OTC Bulletin Board, que es un mercado poco regulado. Esto significa que los requerimientos exigidos a la empresa son bastante menores, así como la liquidez, al de un mercado oficial. Además es bastante difícil encontrar un broker que permita operar en estos mercados, al menos en España.

Dicho esto, mirando su balance, lo primero que debe llamarnos la atención es que tiene un valor contable (equity) negativo de $5 millones. Es decir, sus deudas son mayores que sus propiedades (materiales o inmateriales), lo cual es un claro signo de que las cosas no les han ido muy bien.

El otro parámetro que llama la atención es que desde que se fundó la empresa en 1997 acumula un déficit de $164 millones, es decir, ha sido una máquina de perder dinero.

Pero todo esto solo es un reflejo del pasado.

Inicialmente la compañía era un simple buscador bilingüe, posteriormente pasó a ser un portal (tipo Terra) que abandonó a finales del 2007 para centrarse en una red social. En agosto del 2008 relanzaron la red social con una interfaz de usuario renovada.

La nueva QuePasa

En 2009 facturó unos pobres $0.5 millones y acumularon $10 millones de pérdidas adicionales, producto del cambio al nuevo modelo de negocio. De los $10 millones perdidos, aproximadamente $5 millones son debidos a remuneraciones en stock options. Eso significa que si la empresa se va a pique, esos $5 millones no se han perdido realmente, pero que si la empresa va bien, la cantidad de stock options entregada va a limitar bastante los beneficios de los accionistas. Actualmente hay 13 millones de acciones en circulación y 11,5 millones de stock options o warrants entregados.

En los primeros 6 meses del 2010 ya han facturado $1,5 millones y “solo” han perdido $4,6 millones. Remarcar que $1,1 millones se facturaron en el segundo trimestre.

Podría seguir escribiendo cifras deprimentes un buen rato, pero para no aburriros he buscado lo más positivo de la empresa.

El número de usuarios se ha incrementado de 2 millones a 31 de enero de 2009 a 10 millones a 28 de febrero de 2010. En el último informe semestral en agosto no se especifican nuevos datos de número de usuarios de usuarios, y normalmente las buenas noticias no se esconden.

El 68% de los ingresos del primer semestre de 2010 corresponden una nueva aplicación web integrada en su red social que ellos llaman DSM (“Distributed Social Media”). Consiste en un una plataforma de concursos y publicidad viral que permite a los anunciantes lanzar su propaganda mediante un concurso viral que es compartido y difundido por los usuarios de las redes sociales más populares, no solo la propia QuePasa.

Hasta ahora se han lanzado dos campañas con la tecnología DSM, una promocionando la ciudad de Acapulco y otra auspiciada por Marie Claire Magazine.

En el segundo caso, por ejemplo, los usuarios son invitados a subir una foto suya mostrando su lado más “fashion”, que los usuarios pueden votar. Cada semana hay un ganador que recibe un premio. Entre todos los ganadores de cada semana se sortea un premio final.

Conclusiones

Estamos ante la típica empresa “boleto de lotería”. Si la compras, lo más probable es que no te toque nada, con alguna posibilidad de que te toque una pedrea (adquisición por un tercero) y muy pocas que te toque el gordo (que se convierta en el “feisbuc” latino).

Estos podrían ser los posibles escenarios:

  1. Lo perdemos todo. A pesar de no tener una mala aceptación, la tecnología DSM no logra compensar los $10 millones de gastos corrientes de la empresa. La deuda no se puede pagar y se declara en bancarrota. La tecnología DSM se malvende a una nueva empresa, cuya relación con un accionista de referencia de QuePasa es puramente accidental. Mejor suerte la próxima vez.
  2. Nos toca la pedrea. El número de usuarios de QuePasa sigue creciendo a un ritmo aceptable y las campañas con DSM empiezan a equilibrar las cuentas. Entonces un competidor con muchos más usuarios y mucha más capacidad financiera, atraído por las posibilidades de la nueva tecnología, decide lanzar una OPA a un precio atractivo. La mayoría de accionistas, cansados de tantos años de sinsabores celebran la oferta y la aceptan. La dilución de valor que suponen todas las stock options hace que las ganancias sean de pocas a moderadas, en función del precio inicial pagado.
  3. Nos toca el gordo. Los usuarios de QuePasa crecen como la espuma, multiplicándose por 3 o por 4 cada año. La tecnología DSM resulta muy rentable para los anunciantes y se empiezan a pagar grandes cantidades de dinero para acceder a todos esos usuarios. Un competidor se da cuenta que le están pisando el terreno e intenta hacer una OPA. El precio de la acción se dispara y se rechaza la OPA. El valor de la acción se multiplica por 10 y sigue subiendo más allá y hasta el infinito. En el momento de máxima valoración, vendemos las acciones y nos retiramos a vivir de rentas.

La clave aquí, es decidir las probabilidades de cada escenario. Si no somos expertos en este tipo de negocios, o tenemos información de primera mano de como avanza el negocio, es muy difícil acertar.

Valga decir, que el modelo de negocio de DSM me parece esperanzador (algo similar propuse en un post sobre Twitter) y no soy partidario de condenar a priori a aquellos que han fracasado alguna vez (aunque sea por un monto de $168 millones). Se puede fracasar muchas veces en la vida, pero basta con triunfar una sola vez para hacer fortuna. Si sobrevivieron a la burbuja puntocom y al crash financiero, algún punto bueno deben tener, aunque solo sea la perseverancia y la capacidad de convencer a nuevos inversores.

En cualquier caso, yo me abstendría hasta que la empresa se consolidara bastante más, mostrando un incremento de ingresos claro durante 5 o 6 semestres, y a que la empresa cotizara en algún mercado más líquido y más regulado, como NASDAQ o AMEX.

  1. Yo ya he cubierto mi parcela de apuesta de futuro y amante del riesgo con Antevenio, que se asemeja a ésta en que son empresas orientadas a Inet. Los escenarios podrían ser parecidos en cuanto a que si no despegase, sería una inversión desesperante, pero la probabilidad de cada uno se me antoja muy diferente, en especial la del primero, dado, entre otras cosas, a que Antevenio no tiene deuda y opera en un negocio mucho menos "etéreo" que ésta…

    Por tanto, envido a grande y paso a chica… 🙂

    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares.

Comparando las finanzas del FC Barcelona y Real Madrid. Culés tenemos un grave problema

Sorprende la rapidez con la que los dirigentes del F.C. Barcelona han logrado meter las cuentas del club en un rápido deterioro y en una situación más que complicada.

El ego es tu gran enemigo

Gustavo Rivero. Uno de mis errores en mi última etapa como CEO de un…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…