GurusBlog

Radiografía de una sociedad. Cambios en el gasto de los hogares. De 1975 a 2014

Muchas cosas han cambiado en la sociedad española entre 1975 y 2014 y aunque no todas pueden ser explicadas con los fríos números, os dejamos un gráfico para observar en que nos gastábamos más dinero en 1975 y en que nos gastamos le dinero hoy.

Gran parte de los cambios, se pueden explicar grosso modo por tres circunstancias:

Cambios en la renta disponible de los hogares.  Algunos productos y servicios son inelásticos a la renta. Es decir no por tener más dinero compraremos más patatas a la semana. Un aumento de la renta disponible hace que ciertos productos inelásticos a esta reduzcan su peso en el gasto de los hogares.

Cambios en los precios o en la competencia. En 1975 España empezaba a salir de ser una economía casi autárquica y proteccionistas. Eso ha cambiado bastante en los últimos años en especial en algunos sectores. Si estás ante un bien o un servicio inelástico que ha bajado sus precios lo lógico es que pese mucho menos en la cesta de la compra familiar.

Cambios culturales o en los ámbitos de consumo. ¿Qué es primero el huevo o la gallina? Es lógico pensar que con el paso de los años se produzcan cambios culturales en el consumo aunque es complicado determinar si estos cambios son puramente culturales o vienen también determinados por un aumento en la renta disponible. .

Bien sea por uno de estos tres factores o por los tres la realidad es que en los últimos 35 años la distribución del gasto de las familias a cambiado sustancialmente.

Lo que primero llama la atención son aquellas categorías que han perdido peso en el gasto de los hogares.

Alimentación, bebidas de alcohol y tabaco, vestido y calzado y/o hostelería. En 1975 los españoles nos gastábamos el 55% de nuestro presupuestos en comer y vestirnos. Hoy sólo el 30%.  Una parte del cambio es debido al efecto renta disponible pero otro a que tanto en alimentación como en vestido hoy tenemos más variedad que hace 35 años y a precios mucho más asequibles.

También vale la pena en fijarse en que partidas han aumentado su peso. Y hay una que destaca sobre las demás.

El gasto en vivienda se ha disparado pasando de representar algo menos del 10% del gasto total a pasar a representar más del 30%. En 1975 comprarse una vivienda representaba el mismo esfuerzo que comprarse un coche. Por eso era relativamente fácil que vuestros padres tuvieran una primer residencia en propiedad y una segunda residencia de ocio. Explicar este fenómeno no es nada sencillo. Podemos dar algunas pistas:

1- Llegada de las generaciones baby boom (nacidas entre 1968 y 1975) a la edad de comprarse una vivienda disparo la demanda de esta a finales de los 90 (ojo con lo que pueda suceder después)

2- Boom del atractivo de España cómo destino turístico y llegada de extranjeros buscando una primera o segunda residencia.

3- Apertura de España a la inversión extranjera que ejerce presión sobre un bien limitado.

4- Concentración de población en los grandes núcleos urbanos.

Lo curioso de todo esto es que la bajada de los tipos de interés que debería abaratar el esfuerzo destinado en la compra de la vivienda lo que ha hecho es subirlo. Mucha más gente hipotecada asumiendo un coste financiero para comprar una vivienda que hace 35 años.

En cuanto al resto, pequeñas variaciones que nos muestran ciertos cambios de tendencia. Subida en el gasto de Ocio y Cultura, me temo más que de ocio que de cultura. Ligera subida en el peso de la salud, lo que demuestra que el estado de bienestar está mucho mejor que hace 35 años porque tenemos una población mucho más vieja y el gasto sanitario de las familias está controlado. Caída en el gasto de enseñanza (sic), parece que tener más renta disponible no nos ha dado más ganas para formarnos más a parte de las opciones de enseñanza pública.

Caída del peso del gasto en muebles y electrodomésticos (gracias Ikea y coreanos y chinos). Y subida en el coste de las comunicaciones. Parece que hay un oligopolio que sigue funcionando en España a pesar de la entrada de internet.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

15 comentarios

  1.    Responder

    Sin ponernos a cuestionar los datos estadísticos que nunca son especialmente fiables, es obvio vistas las consecuencias que las familias disponen de menor renta disponible, tienen un futuro incierto, los comercios están aguantando el tirón de falta de consumo esperando un tiempo mejor que no llega, hoy el primer trabajo es sobrevivir dentro de un sistema agotado. Todos gastamos infinitamente menos que hace 10 años y vamos muriendo poco a poco. Algún estado pondrá remedio ? Nadie sabe muy bien que está pasando pero lo cierto es que la pobreza ha llegado a pasos agigantados y no sabemos que hacer porqué aunque identifiquemos el problema no sabemos solucionarlo.

  2.    Responder

    Después de 8 años de crisis, que se esperaba que la gente hiberne?… Esto está durando más de la cuenta y la mentalidad y las posibilidades han cambiado, en cuanto a ocio, posibilidad de emancipación…. Al garete eso de ahorrar y a vivir que son dos dias, con lo que la causa no es tanto un aumento de las rentas, como se pudiera pensar, dado que la capacidad de ahorro o inversión ha caido notablemente (casi un 50% no llega a un ahorro de 100e /mes ).Por otra parte, hay que analizar, quienes gastan más en ocio.Solteros, emancipados o no. Los primeros, sin cargas familiares, por motivos obvios. De los segundos un alto porcentaje(70%), entre 25-35 años,sigue viviendo con los padres, sin gastos generales,con lo que los poco que ingresen, se dedican a ocio, ropa y transporte. De los que están en ese margen de edad, o incluso más, y forman pareja, con uno o dos ingresos, la mayoria no tiene hijos o uno como máximo, de media, con lo que la disponibilidad para ocio aumenta, descontados gastos imprescindibles ( hipotéca /alquiler, alimentación, electricidad, ropa transporte…)

  3.    Responder

    bienen con b de burro. Un poquito de cuidado al escribir, por favor. La información es interesante, pero ciertas cosas duelen a la vista

  4.    Responder

    Genial artículo, tan solo corregir que la expresión latina utilizada al principio no es correcta. Se escribe “grosso modo”, sin la “a” anterior.

  5.    Responder

    Vale, ya lo vi en pequeñito: INE 😉

  6.    Responder

    “[…]de las familias HA cambiado[…]”

    y otra cosa: ¿los datos de dónde proceden? Las afirmaciones estadísticas hay que respaldarlas indicando la fuente de los datos.

    Por otra parte la entrada es muy interesante y las reflexiones que propone más aún.

    Un saludo.

  7.    Responder

    Interesante. Una pregunta, los gastos de electricidad, gas, agua, … estarían incluidos en “alquiler y vivienda”? o no aparecen? Porque son unos gastos que ha día de hoy suponen un monto importante

    Saludos.

  8.    Responder

    … todo tu análisis del gasto de comunicaciones es que hay un oligopolio… nada de lo uso del móvil, de los datos, la fibra,… y claro la sanidad está de lujo… lo dicen los datos…. uffff

  9.    Responder

    No veo “energía”, y creo que es un componente de gasto muy importante.

  10.    Responder

    Lo que no se dice es que, en mi opinión, la principal causa del encarecimiento de la vivienda es que la enorme demanda (que es lo hace que suba el precio) se debe a que las pensiones en España no permiten vivir en situación de alquiler. A diferencia de otros países donde, en primer lugar, hay una estructura pública de alquiler muy importante y donde las pensiones son suficientes, en España no es así, lo que hace que la prioridad del español medio sea garantizarse tener un techo para el futuro.

  11.    Responder

    ¿Quién ha escrito este despropósito ortográfico? Las prisas no son buenas y todavía hay algunos lectores que dejamos de leer un artículo, por interesante que sea, si el texto no cuenta con un mínimo de coherencia gramatical y buena ortografía. No cuesta tanto echar un último vistazo al texto antes de publicarlo.

  12.    Responder

    Menudo análisis de la Señorita Pepis. Lo único que meridianamente muestra este gráfico es que, pese a trabajar más, ser más productivos, eficientes y culturizados, la mayoría seguimos siendo igual de esclavos. Es decir: el efecto de todas esas cualidades que he enumerado anteriormente no nos han permitido: ni tener más excedente para nosotros, ni tener más tiempo, ni tener más libertad para tomar decisiones. Y de la demografía mejor no hablamos, que nos entra la risa.

  13.    Responder

    Falta gasto en electricidad

  14.    Responder

    Huky, el principal factor que hace subir tanto el precio de la vivienda como el del alquiler son las compras apalancadas gracias a la abundancia de crédito que daban los bancos. Todo lo demás es el chocolate del loro comparado con este factor.

    Dicho de otra manera, el flujo circular de la renta se ha ido drenando por culpa de una burbuja inmobiliaria que ha ido creciendo y creciendo al calor del crédito fácil, siendo los beneficiarios últimos de esta tendéncia los bancos.

    Es curioso que con tanto Gurú suelto casi nadie repare en esta dinámica.

    1.    Responder

      anonimo2 no estás solo jajaja aunque no solo los beneficiados han sido los bancos, las constructoras y industrias auxiliares varias también, y sobre todo, el estado…

      Saludos


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR