Royal Bank of Scotland (RBS), entidad controlada en un 82% por el Gobierno británico, registró en 2013 pérdidas por importe atribuido de 8.995 millones de libras esterlinas (10.962 millones de euros), un 47,9% más que los ‘números rojos’ de 6.055 millones de libras esterlinas (7.379 millones de euros) del ejercicio precedente, informó la entidad, que anunció una nueva estrategia para crear un banco “más pequeño, más simple y más inteligente” (Me gusta eso de crear un banco más inteligente) centrado en el Reino Unido.

Las cuentas anuales de la entidad escocesa reflejan un impacto negativo de 3.844 millones de libras (4.685 millones de euros) por provisiones por indemnizaciones y cuestiones regulatorias, y 4.823 millones de libras (5.877 millones de euros) por impagos y otras pérdidas derivadas de la creación de RBS Capital Resolution (RCR).

En este sentido, el banco explica que excluyendo el impacto de la creación de RCR el beneficio operativo fue de 2.520 millones de libras (3.071 millones de euros), lo que supone un 15% menos que en 2012.

Tras estos resultados, la entidad ha anunciado una amplia revisión de su actividad con el objetivo de convertirse en un banco “más pequeño, más simple y más inteligente” que estará centrado en el Reino Unido y que situará las necesidades de sus clientes en el centro de su negocio.

“RBS anuncia una renovada dirección estratégica con la ambición de conformar un banco que se gane la confianza de sus clientes sirviéndoles mejor que cualquier otra entidad”, asegura.

Para ello, agrupará las siete divisiones operativas con las que cuenta actualmente en tres: Banco Personal y de Negocios, Banca Privada y Comercial, y Banca Institucional y Corporativa.

Asimismo, explica que sus actividades en Irlanda del Norte se beneficiarán de una mayor integración con sus franquicias en Reino Unido, al mismo tiempo que confirma que continuará explorando nuevas oportunidades en Irlanda con el objetivo de convertirse en rival de los bancos más fuertes del país.

Por otro lado, remarca que para lograr sus objetivos a largo plazo debe llevar a cabo una “significativa reducción” de los costes y de su complejidad. (A cuanta gente van a despedir para lograr ser un banco más “inteligente”)

Así, defiende que esta simplificación de sus actividades provocará “significativas mejoras” en los servicios que presta a los clientes y reducirá su base de costes desde 13.000 millones de libras (15.842 millones de euros) a 8.000 millones de libras (9.749 millones de euros) en el medio plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.