GurusBlog

Reflexiones sobre la Constitución Europea

Ya queda menos para que se llegue el dí­a en que en España, los ciudadanos debamos con nuestro voto ratificar la Constitución Europea, y si tengo que ser sincero aún no tengo ni idea de si mi voto será para el SI o para el NO. Los debates políticos suenan a simple patraña y los argumentos de unos y otros no me parecen muy sólidos.

Los partidarios del SI, nos explican que debemos votar SI, porque sino serí­a dar la espalda a Europa, que sin Europa no somos nada, que si los fondos estructurales, que si votamos que no el principal beneficiado es el Sr.Bush…..desde mi punto de vista y como dirián los anglosajones puro “Bullshit”.

Aquí­, no se vota ni si somos más o menos Europeos, ni a Bush ni a los fondos Estruturales, aquí­ lo único que se vota es una Constitución. Y por cierto me he empezado a leer las 173 páginas del librito azul y más que una constitución lo que vamos a votar parece un informe técnico. Francamente se les ha ido la olla, o bueno quizas es un buen ejemplo de lo que puede llegar a parir la burocracia y el funcionariado de la nueva Europa. Que se note que han trabajado..toma Constitución-rollo infumable que no hay quien se lea.

Y es que sin querer entrar en opinar si me gusta o no el contenido de los numerosos Tí­tulos, capítulos, secciones y artí­culos … O crean un buen Tribunal Constitucional, o los líos que se pueden armar con una Constitución que nos ata y entra tanto en el detalle, pueden ser de aupa y señor mí­o.

Me explico con un ejemplo:

En el Capí­tulo II, Artículo I-30. El Banco Central Europeo:

“…el objetivo principal del Sistema Europeo de Bancos Centrales será mantener la estabilidad de precios. Sin perjuicio de este objetivo, prestará apoyo a las polí­ticas económicas generales de la Unión para contribuir a la consecución de objetivos de esta.”

Me parece alucinante, aunque a dí­a de hoy puedo estar de acuerdo que este debe ser el principal objetivo del BCE,…. la economí­a no es una ciencia lineal, y dentro de unos años puede requerir modificar este objetivo.

¿Que haremos entonces?  ¿Tendremos que esperar a modificar la constitución para cambiar la política económica? o nos la saltaremos a la torera. Por cierto si el BCE decide bajar tipos de interés para impulsar la economía, medida que va en contra de favorecer la estabilidad de precios…podrá cualquier ciudadano paralizar la decisión denunciando al BCE por haber tomado una medida inconstitucional.

No se porque no se han limitado a redactar 10, 20 o 30 principios sobre derechos fundamentales y han entrado en fijar aspectos técnicos tan concretos….el principio del KISS (Keep it simple stupid) brilla por su ausencia en nuestra Constitución y con tanta entrada en el detalle nos restará aún más flexibilidad en la toma de decisiones. Y esto en un mundo que evoluciona a una velocidad de vértigo puede ser mortal.

Por cierto, aquí­ podéi­s lleer un artí­culo del New Yorker un pelí­n ácido sobre la UE.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Yo lo llamaría tratado constitucional. Pero bueno,
    algún genio del marketing pensó que de cara a los
    electores quedaba más atractivo lo de constitución.

    Yo me la estoy leyendo, pero noto demasiado énfasis en
    detalles de tipo económico, como el que apuntas y mucha
    laxitud en otros temas que pareciera que dejan a libre
    albedrio de cada país. Sin ir más lejos no uniformizan
    los temas de regulación laboral entre unos miembros de
    la UE y otros.

    Da la impresión de que lo único en que coincidieron a la
    hora de “parir” el texto constitucional fue precisamente
    en las leyes económicas. 😉


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies