Ofrecido por

GurusBlog

Libro recomendado – Repensar la pobreza

repensar la pobreza

Repensar la pobreza – Abhijit Banerjee, Esther Duflo

Ganador del  Financial Times & Goldman Sachs Business Book of the YearAward 2011, este libro está escrito por dos profesores del Instituto  Tecnológico de Massachussetes (MIT). En él se plantean el mismo objetivo que ha sido el eje de sus carreras académicas e investigadoras,  analizar si muchas de las ideas preconcebidas acerca de cómo viven  millones de personas en el planeta con menos de un dolar al día son ciertas o no y de qué manera los diferentes abordajes de la lucha contra la pobreza son o no  son eficaces.

Tratan de evitar posicionamientos ideológicos o doctrinarios e intentan condensar lo útil que hay en la mentalidad “intervencionista” de que el progreso de los países pobres necesita de la ayuda externa para salir de la “trampa de la pobreza” y que personifican en el célebre Jeffrey Sachs, autor de otro clásico del género, El fin de la pobreza, y la de aquellos críticos con esta visión y más cercanos al liberalismo al defender que deben ser los individuos o los países pobres los que encuentren las estrategias para mejorar sus condiciones de vida, evitando así incentivos perversos o situaciones más de dependencia que de desarrollo a largo plazo, citando a William Easterly, autor de En busca del crecimiento como representante de esta corriente. Y hacen todo este como científicos: defienden el uso de ensayos aleatorizados para probar diferentes estrategias en campos como la sanidad, la educación, los microcréditos, el acceso al ahorro o el empoderamiento de los ciudadanos frente a las élites. En algunos momentos es cierto que son hasta compulsivos en su impulso de realizar ensayos como manera de “cientifizar” un tema tan complejo como el de la pobreza.

Algunas de las conclusiones que proponen son: 1- Las personas pobres generalmente no están bien informados o están directamente mal informados, y ponen como ejemplos la dificultad en la expansión del uso de vacunas, de fertilizantes, o del conocimiento de la transmisión del VIH. 2- Los pobres tiene que hacerse responsables de cosas que en los países occidentales damos por hecho, como el acceso a agua potable o a una pensión en el futuro. 3- Los pobres no tienen acceso a mercados de productos de ahorro o de seguros (como de salud, y ponen en el libro muchos ejemplos de economías familiares destrozadas por la enfermedad de uno de sus miembros). 4- Rechazan la tesis fácil de describir a los países pobres como solamente víctimas de las circunstancias y apuntan a “las 3 Is”, ignorancia, ideología e inercia, como responsables de los fracasos en diferentes políticas (policies). Y 5-, creen en las llamadas profecías autocumplidas o en la importancia de las expectativas para obtener un fracaso o un triunfo, sea al nivel individual de un estudiante de escuela o de un cambio de mentalidad más social.

Se trata de un ensayo en el que constantemente están aportando informaciones complejas y que en algunos momentos parecen hasta contradictorias, repasando sus estudios de campo o los de otros colegas, y construyendo una explicación de la pobreza centrada en su complejidad e imposibilidad de ser abordada con soluciones sencillas y mágicas. Es un tema fascinante del que uno no puede evitar dudar si Occidente o nosotros como ciudadanos de países desarrollados le prestamos la suficiente atención, pero es un libro recomendado solo a personas interesadas en el tema al ser de una lectura relativamente exigente en tiempo y concentración. De alguna manera es una emulación de un viaje por un país del tercer mundo en el que uno aprende que la pobreza no es tal y como sale en la TV, la gente a no ser que haya catástrofes humanitarias o climáticas afortunadamente no se mueren de hambre, pero si que tienen vidas tremendamente frágiles y vulnerables ante cualquier revés de la vida.

Puntuación: 3/5.

Si quieres más información o comprarlo:
Repensar la pobreza: Un giro radical en la lucha contra la desigualdad global – Papel

Repensar la pobreza – Kindle

Ésta y otras críticas en: http://ficcionno.com/

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Gran análiis y muy certero J.R. La Globalización ha sido la palabra con
    la que poder volver a la esclavitud, pero de forma legal. Los economistas
    occidentales, al menos la mayoría de ellos, solo ven beneficios en
    tener a gente trabajando por un plato de arroz y aspiran a que
    comprendamos que ese destino es maravilloso. Confunden trabajar con
    destino y beneficios con salarios bajos para los demás. Creen que el Mundo es infinito y que el crecimiento por lo tanto debe ser igualmente infinito, pero el
    planeta es finito, y está en un desequilibrio peligroso que ellos achacan al
    proteccionismo de los incultos.

  2.    Responder

    A pesar de los muchos factores que nos quieren hacer ver la causa de la pobreza se puede resumir en un solo factor: capitalismo. Para existir ricos por fuerza tiene que haber pobres. Ochenta y cinco personas tienen el 50% de la riqueza mundial, como puede ser esto?

    En Berlin el 25% de la población activa sobrevive gracias a los subsidios del Gobierno sin los cuáles seria imposible llegar a fin de mes ya que con lo que cobran con los minijobs no les llega para nada.

    Muchas multinacionales alemanas se han enriquecido gracias a la corrupción en el Ministerio de Defensa griego. Han conseguido importantes contratos de armamento, submarinos… a unos precios por encima de mercado. Hace tiempo un diputado de los verdes francés dijo como podía ser que Grecia estando en un gran recesión comprara 2000 millones euros en armamento a Alemania y 1000 millones euros a Francia.

    Las camisas que se venden en Zara que cuestan 25€ en la tienda se producen en la India pagando solamente 0.18€ al trabajador por unidad (0.72% destinado en sueldos para el obrero hindú). Inditex saca pecho de sus beneficios, competitividad… pero no dice que es un gigante de pies de barro que detrás de su fachada de virtuoso en gran parte hay una explotación salvaje que explota niños, mujeres, hombres… http://odiodeclase.blogspot.com.es/2014/01/zara-explota-ninos-como-trabajadores.html Esta se escuda que la responsabilidad la tienen las subcontratas, la cuestión es escurrir el bulto.

    En conclusión en gran parte el capitalismo se basa en la corrupción y la explotación salvaje que es dónde se saca la mayoría de los beneficios. De aquí surge la pobreza, no se tiene que confundir los síntomas con la causa de la enfermedad.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR