GurusBlog

Resultados de Tesla. Elon Musk saca el lanzallamas de quemar billetes

Ya tenemos los esperados resultados de Tesla Inc, esperados para ver si se confirmaban los temores de los inversores después de que en las últimas semanas se haya empezado a poner en cuestión la capacidad de la compañía de poder evitar su quiebra tras años quemando caja e incrementando deuda.

Los resultados del primer trimestre del 2018 de la compañía liderada por Elon Musk, confirman lo que se podía intuir, tras los problemas que está teniendo la compañía en la cadena de montaje para poder producir su nuevo Modelo 3. Algo, que dicho sea de paso, no es ninguna novedad en la historia de Tesla, cada vez que la compañía le ha dado por sacar un nuevo modelo al mercado y que ha venido acompañado siempre de previsiones de producción infladas o demasiado optimistas y un alto consumo de caja. La novedad es que ahora lo hace con más de 10 mil millones de dólares de deuda en el balance de la compañía.

Esta vez no está resultando diferente. La compañía vende más que hace un año, pero también pierde mucho más dinero pasando de un Ebitda positivo de 119 millones de dólares a uno negativo de -180 millones de dólares. También incrementa el cash flow que quema después de inversores que en el primer trimestre de 2018 se dispara hasta los 900 millones de dólares.

Probablemente nadie en la historia ha quemado tanto dinero para lanzar un proyecto empresarial y nadie en la historia ha sido capaz de levantar tanta financiación y en eso hay que reconocer que Elon Musk es todo un artista, eso si un artista que actúa bajo promesas que sistemáticamente incumple. El último y sangrante ejemplo es la producción del Modelo 3. Basta con recordar lo que escribió cuando se iba a iniciar la producción del modelo 3 por allá el segundo trimestre de 2017 y citamos textualmente:

“Durante el segundo trimestre, nuestro equipo de supply chain, ingenieros y fabrica está enfocado en el desarrollo de las últimas etapas de producción del Modelo 3 y construyendo “la máquina que fabricará la máquina”…. el Modelo 3 se fabricará con menos de 100 permutaciones, debido a su contenido standarizado y opciones empaquetadas comparados con las más de 1.500 permutaciones del Modelo S. Esto reduce la complejidad en la fabricación. En nuestra fábrica de Fremont nuestra líneas de ensamblaje del Modelo 3 estarán alta y densamente automatizadas, esto nos permitirá producir 500.000 coches al año”

Lo podéis interpretar como queráis pero el mensaje era claro. Producir el Modelo 3 iba a ser un juego de niños gracias a la automatización de procesos, permitiendo a Tesla producir una cantidad de coches en su fábrica de Fremont que nunca Toyota había logrado (recordad que Fremont es una fábrica entregada a Tesla por Toyota).

Para ello Elon Musk plantaba unos objetivos de producción de coches que ascendía a 1.500 unidades a la semana en el tercer trimestre de 2017 y 5.000 en el cuarto trimestre de 2017. Han pasado varios meses desde esas fechas y sólo ahora a finales de abril la compañía ha comunicado que llevan un par de semanas produciendo unos 2.000 unidades del Modelo 3, eso si reduciendo la producción del modelo S y X.

Mientras tanto el margen bruto en la fabricación de coches se hunde pasando del 27% al 19% y la fuerza laboral de Tesla no para de aumentar algo que no casa muy bien con la supuesta automatización milagrosa anunciada en el proceso de fabricación. Obviamente los clientes que depositaron en su momento su dinero para reservar un Modelo 3, y que han sido más de 450.000, tendrán que esperar mucho más de lo que pensaban para poder conducir su coche, probablemente muchos acabarán teniendo su coche unos dos años después. Mientras tanto han financiado a la compañía con más de 900 millones de dólares, una especie de crowdfounding a lo bestia.

Lo de obtener dinero adelantado de los clientes, una financiación obtenida sin coste financiero, está siendo uno de las fórmulas de financiación más exitosas de Tesla, no sólo por vender por adelantado coches que aún no ha producido, sino funcionalidades como la de autopilotaje que aún no se sabe muy bien en que momento de desarrollo están. No hace falta decir que si en algún momento Tesla entra en quiebra sus clientes van a perder todo el dinero adelantado.

Quizás es por eso, y para poder seguir obteniendo dinero adelantado de sus clientes, es que la compañía no para de anunciar la salida al mercado de nuevos modelos, como el roadster o el camión Tesla, cuando aún no es capaz de alcanzar la producción prometida para el Modelo 3. Lo del camión es a todas luces una locura, ya que a nivel de fabricación no tiene ningún tipo de escala o sinergia con los modelos de coches que está actualmente produciendo la compañía.

Mientras tanto quizás lo más sorprendente de todo es como ha logrado Tesla levantar más de 10 mil millonesde deuda en una compañía que en toda su historia no ha tenido cash flow positivos. Habrá que darle un premio al CFO y preguntarle a los inversores que están financiando Tesla vía deuda en que estarán pensando.

Por cierto, en la última junta de accionistas se aprobó darle a Elon Musk un paquete de compensación nunca visto, que le daría a Musk un premio de más de 2.600 millones de dólares entregándole un paquete de 20,3 millones de acciones si logra subir la capitalización de la compañía por encima de los 650 mil millones. Así que ya podéis esperar sentados con las palomitas a mano para ver con que conejo de la chistera nos deleita Musk para distraernos de los problemas de producción de la compañía y calienta el precio de la acción. Pura magia.

Por cierto, el premio a la conference call más surrealista del año va para la celebrada ayer con los analistas, con Elon Musk pasando de describir en detalle algún concepto de la cadena de producción que parece que acaba de aprender a cortar las preguntas de los analistas al calificarlas de tontas y aburridas. La última vez que pasó algo parecido fue en una conference call de Enron.

A este paso tenemos ICO de Tesla INC en un par de trimestres.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

8 comentarios

  1.    Responder

    Gracias Gurus por vuestra visión tan ortodoxa económicamente hablando. Mejor quedarse (muy)cortito de momento y así lo estaré a menos que se despeje algo el problema de la producción del Model 3 o que la acción se la pegue y entonces es muy posible que entre con fuerza. De momento no dejo ni $1000 para la causa.
    Para un ingeniero como yo con bastante experiencia en la industria de productos complejos es siempre duro reconocer que después de tantas buenas decisiones y que están logrando despertar en muchos aspectos a los actores tradicionales que otrora se moverían mucho más lentamente (o no y os lo digo por exeperiencia) pueda no llegar a buen puerto. Y eso que ya os aseguro que la ventaja que Tesla ha estado adquiriendo respecto a los otros es remarcable.

    A toro pasado (lo fácil siempre) el error habrá sido, después de lanzar la GigaFactory pensar que para alimentarla hacía falta un Model 3 (E debía llamarse). El caso es que con el éxito que están teniendo las superbaterías para utilities más los modelos S y X a los que se podría haber añadido el Y que es mucho más nicho y no requiere una producción tan en masa como el 3 para estabilizar el cash flow, se podría haber ido avanzando, progresivamente con el tema del manufacturing.

    Lo peor pienso, es que con sólo hacer un pequeño jackpot mundial de las ventas de coches contaminantes y centrales de térmicas que son las que remplazan las superbaterías, que fuera a parar a los productores ‘limpios’ el problema del cash flow posiblemente desaparecería.

    Os dejo unos pocos Links:
    Si se confirma, después de lo de South Australia este proyecto ya justificaría por si solo la Gigafactory. El pb ahora es como hacerlo mientras te has metido en el Model 3:
    https://elperiodicodelaenergia.com/elon-musk-desvela-que-la-proxima-gran-bateria-de-tesla-tendra-una-capacidad-superior-a-1-gwh/

    En el caso de las baterías el approach de Tesla ha sido y continúa siendo genial. Si querer inventarse como un fabricante de baterías, ha partido de lo que los fabricantes de pilas ya sabían hacer y ha completado lo que faltaba (con las 18650 antes) y guiado su progresión (con las 2170 ahora):
    https://electrek.co/2018/05/03/tesla-model-3-battery-cells-rare-data-energy-density-cobalt/

    Y podría hablar de otros temas como el ‘AutoPilot’ que no deja de ser muy bueno. Se reclutó a un chipmaker como Jim Keller porque realmente se necesitaba un enfoque diferente desde la base (el Hardware), no sólo era cuestión de software. Además no se buscó hacer un sistema ‘full automate’ desde el principio sino que se puso una base que ya hacía cosas reales y que pudiera ir mejorándose progresivamente y así se está haciendo…por cierto estrategia que están siguiendo ahora todos los constructores que antes se limitaban a cuatro gadgets que estaban más destinados a hacer el show en las ferias del automóvil que otra cosa.

    En fin, son las reglas del capitalismo (o lo que sea) hoy en día y ya se conocían de antemano así que no vale quejarse ahora!

    1.    Responder

      Estoy muy de acuerdo contigo a nivel estratégico. Con el X y S funcionando, y con el Y en el pipeline para que meterse en el berenjenal de empezar a producir el 3, que en el fondo a medio largo plazo estas en segmento de precio medio donde todo el mundo acabará entrando a competir. Yo a Tesla siempre le he visto bien posicionada para poder mantener una posición premium en el mercado de coches, un equivalente de Porsche (pero en versión eléctrica), entrar en el mercado del automovil a meterte a competir por volumen tienes que ser muy muy muy bueno produciendo. Lo del camión ya lo dejamos para otro post.

  2.    Responder

    Las respuestas a la conference call son dignas de Mariano Rajoy

  3.    Responder

    Cierto, pero por ponerlo en contexto. Es el el mismo tipo que se planteó lanzar una empresa de cohetes espaciales privada, partiendo de cero (sin ser contratista militar ni una aeronáutica). Y encima se planteó que los cohetes pudieran aterrizar después. Cosa que nadie se había atrevido y mucho menos conseguido hacer. Le costó 15 años. Y muchos cohetes estrellados, cosa que tampoco es barata ni una señal que indique que va bien.

    Eso no significa que ahora haya que darle todo el crédito del mundo, es otra industria y son otras complejidades. Pero el nivel de innovación que está metiendo es tan sumamente bestia, a todos los niveles (autopilot, fábrica, electrificación, distribución) que habría que pensar que va a tener un margen de error no previsto y durante más tiempo del imaginado, porque con tanta innovación, el terreno es muy inexplorado y difícilmente previsible.

    Dicho lo cuál, la pregunta es: ¿saldrá bien o mal? ¿Le alcanzarán los alemanes o no?

    El tiempo que pierde es el tiempo que ganan los VW o Volvo de turno en lanzar modelos, reduciendo su ventaja como producto diferente.

    ¿El resultado será en plan Nokia, Samsung, Apple? ¿O implosionará?

    Las cuentas son una mierda, tiene unos problemas del copete con la producción porque se la ha jugado a megaautomatizar la fábrica y no le ha dado tiempo aún. ¿La gente se lanzará en masa a por el Tesla 3? (No hay anuncios de un modelo equivalente en ese segmento por parte de otros fabricantes, no debe ser fácil para ellos tampoco).

    Igual la accion está cara, igual dentro de 1 año se pega un batacazo espectacular y dentro de r emerge como un líder indiscutible con una rentabilidades espectaculares en plan Amazon y la burbuja de los 90.

    O imagínate que le pasa algo a Elon Musk, la accion se iría al garete directamente.

    Dentro de 5 años sabremos qué tal le ha salido el invento. Igual se pierde casi todo (le compra un rival chino) o igual lo peta.

    No despreciaría la oportunidad para el gobierno de EEUU de tener al líder de la automoción como empresa americana, y superar por fin a los europeos. Es una oportunidad estratégica muy difícil de volver a encontrar. Y sería de idiotas haber rescatado Chrysler y no apoyar a Tesla. Tras las bambalinas, claro. Los gobiernos están para estas cosas estratégicas.

    El problema de las cotizaciones en empresas con un componente de innovación es ¿es caro o está baratísimo? Es como plantarte en un Apple en el momento de lanzar los iMac, o el día de la salida a bolsa de Inditex. Invertir hasta la camisa era lo razonable. O en Amazon. El problema es que con esa filosofía hay otros casos de empresas que fracasaron tras un declive más o menos rápido.

    Las cuenta de Tesla son un churro, está medio en llamas, y es arriesgado. ¿Pero dentro de una cartera diversificada, es una buena opción?

    1.    Responder

      De acuerdo con muchas de las cosas que dices Ferran pero la realidad es que:

      – El software puro o la electrónica de consumo no requieren tanta inversión como ponerse a hacer coches (un producto bastante complejo) partiendo de cero. Es la diferencia con Amazon y/o Google y en el caso de Apple hecho el diseño del iPhone (y habiendo tenido la visión antes!) para fabricarlo en masa ya tienes a los taiwaneses (como Foxconn).
      – Con un presidente como Obama (o Hilary) habría esperanzas de que entendiera lo que es y va a ser estratégico en los años venideros pero un energúmeno como Trump (tomo el copyright de GurusHucky : Trump es un Jesús Gil a la americana) poco se puede espêrar en este sentido, como poco se podría esperar de Sarah Pahlin. Para él es más importante proteger el sector del acero…pero esto es la democracia y ahí tenemos a Puigdemont o a Rajoy por poner dos ejemplos.
      – En el caso de SpaceX, lo conseguido es impresionante, pero precisamente ese es un sector ‘público’ y lo que se ha hecho se ha podido hacer porque el que cargaba con buena parte del riesgo era el estado (vía la NASA).

  4.    Responder

    Pero Bitcoin no está respaldado por nada.

  5.    Responder

    El timo de la estampita no es “na” comparado con esto.

    1.    Responder

      buen coche me gustaría tener un


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies