Ofrecido por

GurusBlog

Maquillaje de los resultados. Contabilidad GAAP vs non GAAP

A principio del año os recogimos las estimaciones que hacían los principales analistas de Wall Street sobre lo que esperaban para 2015 de niveles del S&P500 y resultados empresariales. De media los analistas esperaban que en 2015 el S&P500 se revalorizaría un 11,7% y que el beneficio por acción de las compañía acompañaría la subida del índice bursátil con un aumento del 7,6%.

Aquí la previsión y aquí la realidad que es que los beneficios empresariales de las compañías cotizadas no están no sólo subiendo lo que se esperaba sino que están cayendo. Y cuando fallan las previsiones es cuando se pone en marcha el maquillaje o la diferencia entre la contabilidad GAAP versus las denominadas cuentas non GAAP

GAAP versus non GAAP

Vamos a empezar por el principio explicando que es esto del GAAP y non GAAP.

Las cuentas bajo formato contable GAAP son la presentación de las cuentas de una compañía formuladas bajo los criterios contables generalmente aceptados, es decir ajustadas a la normativa contable que es un standard uniforme que tienen todas las empresas para presentar su información contable.

Sin embargo, a veces muchas compañías, consideran que la información contable bajo GAAP no acaba de explicar bien la evolución real del negocio y entonces deciden también presentar a los inversores unas cuentas formuladas sin seguir los criterios contables GAAP. Es decir, nos explican cómo quedarían las cuentas si no se hubieran producido algunos de los factores que de forma más o menos extraordinaria han afectado al negocio.  Es decir la compañía presenta unos resultados proforma o ajustados en donde se explica por ejemplo cuál hubiera sido el beneficio si el real brasileño no se hubiera depreciado o cómo impactará el ahorro que tienen previsto por el plan de reducción de personal.

Las cuentas non GAAP son a la contabilidad lo que el maquillaje es a las mujeres. Las hacen ver mucho mejor.

¿Qué está pasando en 2015:

gaap1-compressed

En el primer cuadro podéis ver la diferencia entre los resultados GAAP y los reportados bajo non GAAP, en los últimos trimestre la diferencia se va acrecentando. Si os tomáis la molestia de ver las presentaciones de resultados de las compañías norteamericanas veréis que las explicaciones que dan para poder explicar las diferencias entre las cuentas GAAP y non GAAP son cada vez más extensas. Por ejemplo,  Coca Cola en los resultados del último trimestre ha tenido que dedicar 17 páginas a explicar la diferencia entre los resultados GAAP y non GAAP.

En el fondo lo que se busca presentando las cuentas non GAAP es intentar convencer a los analistas que los resultados no son tan malos cómo indica la contabilidad y que por lo tanto no se han fallado las estimaciones aunque generalmente las cuentas non GAAP suelen acabar siendo un ejercicio en el que se nos muestra cuales serían los resultados de una compañía si estuviera en un mundo perfecto donde las monedas no se devalúan, la inflación no existe, los activos no se deterioran, no hay cambios meteorológicos que afecten al negocio, las materias primas mantienen sus precios estables y no existen ni las guerras ni las revoluciones. Es decir, una contabilidad pensada para un mundo en dónde sólo brilla el sol.

Además los gestores al formular las cuentas non GAAP lo suelen hacer metiendo todo lo que ha afectado negativamente los resultados pero obviando el impacto positivo que han tenido otros factores extraordinario.

Vamos ahora al gráfico que más importa:

Mirad cómo están evolucionando desde hace unos cuantos trimestres tanto los beneficios GAAP cómo los NON GAAP:

gaap resultados-compressed

Desde 2010, la ralentización en la caída de beneficios es una constante. De hecho a partir del cuarto trimestre de 2014 los resultados empresariales están cayendo bajo contabilidad GAAP y sólo los reportes de los resultados non GAAP están permitiendo que lo que es una caída parezca sólo un estancamiento.

Lo que si queda meridianamente claro, es que para este 2015, ya sean GAAP o non GAAP va a ser complicadisimo poder cumplir con la previsión de aumento de beneficios de más del 7% que tenían los analistas.

Gráficos vía Business Insider

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Una manera como otra cualquiera por parte de los equipos directivos de justificarse ante analistas y accionistas, no vaya a ser que descubran que o bien mienten como cosacos cuando hacen sus previsiones, o bien han metido la pata hasta el fondo al analizar correctamente el entorno de sus negocios, lo que al fin y al cabo debe ser su función principal para definir estrategias eficientes.

    Ante los malos resultados, todo sea salvar el culo, ganar tiempo y seguir vendiendo la moto hasta que se pueda. La culpa siempre es del cha-cha-cha.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR