MAB

MAB

El MAB necesita un empujón o dos o tres para de verdad ser un mercado para pequeñas y medianas empresas interesante.

En teoría, el MAB es un mercado de valores dirigido a empresas de reducida capitalización. Es más flexible y abierto que el mercado continúo y por tanto es más sencillo para un empresa cotizar en bolsa a través del MAB.

Pero como digo, necesita mejorar muchas cosas para que en España tengamos un mercado fiable y válido para la función que busca ser. Es decir, una herramienta para que las empresas encuentren financiación distinta a la bancaria y dar liquidez a inversores y accionistas para poder comprar y vender fácilmente las acciones de las compañías que coticen en este mercado bursátil. Además, si nos fijamos en cuál ha sido uno de los graves problemas que tenemos en España, el elevado endeudamiento adquirido antes de empezar la crisis, sustituir deuda financiera por capital y recursos propios (desapalancamiento), es una medida importantísima que debe tomarse en estos momentos tan especiales y tan complicados que vivimos. Con un buen MAB, el desapalancamiento y la búsqueda de financiación debería ser más fácil y sencillo.

Problemas a solucionar. Entre otros, dejo tres problemas que creo que hay que abordar:

  • La liquidez es muy baja. Evidentemente la liquidez de estas compañías no puede ser muy elevada. Pero que apenas se negocien acciones la mayoría de los días en la mayor parte de las compañías del MAB, no es positivo para los intereses del MAB y de sus empresas.
  • La presencia en medios de comunicación es casi nula. Al no interesar, los medios de comunicación (periódicos, diarios digitales, revistas, blogs especializados, etc) no se fijan en este mercado. Al no interesarse los medios de comunicación, la gente no le presta apenas atención. La pescadilla que se muerde la cola.
  • Mejorar la selección de empresas y exigir compromisos de transparencia a las empresas que salen al MAB. Tenemos unos ejemplos muy negativos ya en el MAB con previsiones ilusorias y galácticas de empresas que van a salir al mercado y que a los pocos meses de debutar en bolsa se han ido al traste. Estas situaciones no ayudan a la imagen del MAB como mercado y hace que la gente e inversores no presten apenas atención a este mercado.

Por lo tanto los retos que tiene por delante el MAB son:

  • Incentivar a los integrantes del mercado a que se fijen en el MAB.
  • Falta especialización por parte del capital riesgo para financiar proyectos.
  • Buscar fondos de inversión que inviertan en estas compañías. Difícil tarea pero deberían incentivar la creación de fondos de inversión especializados en este tipo de compañías.
  • Buscar fondos de capital riesgo especializados en el MAB. Puede que la filosofía de estos fondos sea más acorde que las de los fondos de inversión tradicionales.
  • Aumentar la comunicación y presencia en los medios de comunicación.
  • Para las empresas que cotizan en el MAB la comunicación debe interiorizarse como parte de la estrategia de la compañía. Debe ser sencilla, concisa y basada en lo más relevante. Una buena comunicación sin duda que despertará el interés inversor además de traducirse en mayor liquidez.
  • Conseguir el compromiso de las autoridades y reguladores para ofrecer ayudas a los vehículos de inversión que inviertan en este mercado e introducir productos adecuados a estas compañías. Además las instituciones deberían involucrase más en el MAB para ofrecer más confianza a los potenciales inversores.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.