enron capital rule

enron capital rule

Enron, hasta finales del 2001, fue una de las compañías más importantes de todo Estados Unidos. Su capitalización bursátil la situaba en el top 10 de empresas y parecía que ninguno de sus 21.000 empleados, menos 20 o 30, podrían imaginar la que se les venía encima.

Tras declararse en quiebra en Europa primero y al poco en Estados Unidos, una situación ocultada por los directivos de la propia empresa, protegiéndose tras las desastrosas auditorías de Arthur Andersern, hubo litigios y litigios posteriores para buscar los culpables del agujero financiero que habían provocado.

Desde entonces, gracias a ello, se creo la Regla Enron.

Enron capital rules

En papel comercial después de las nuevas normas contables, aplicados gracias a esta regla de capital de Enron, indican que en caso de crisis financiera, se genera una situación ascendente de mejorar la liquidez proporcionada a los conductos intermedios de la economía. Algo que, si hubiera existido en el momento anterior a la quiebra de Enron,  que entró en vigor abril de 2004, seguramente no habría terminado así.

Esta regla, también conocida como la Ley Sarbanes Oxley, tiene por objeto el establecer medidas de control interno más rígidas y eficientes para evitar que las empresas que cotizan en bolsa realicen fraudes como el que sucedió con la citada Enron.

El gráfico muestra, como podéis ver claramente, como la cuantía de endeudamiento real asciende. Esta sí muestra la realidad interna de las empresas.

Esto ha sido buenísimo durante esta crisis, en Estados Unidos, para los contadores financieros y auditores, ya que esta Ley les obliga a extenderse en sus pruebas antes de emitir una opinión que avale la información presentada en los estados financieros de las compañías. Con esta Ley no sólo pueden ser más francos, sino que deben serlo gracias a una mayor rigidez en el control interno.

Conclusión, la regla de capital de Enron, es una gran forma de no pegarte sustos de muerte, pero tiene le grave peligro de que los analistas saben en cada momento lo bien o mal que está cada empresa. Un riesgo financiero clave.

omentarios
  1. Pero los auditores en este caso fueron claves, porque despues la empresa de auditoria debio segregarse,,,,aqui paz y despues gloria…porque cambiando el nombre,,,se lavo su imagen…y continuo con otro nombre…..cual era la pelicula tapadera de Grisham y T.Cruise…, la pelicula del abogado que firma por una gran auditora…que lo suben arriba y despues se estrella…todo el mundo financiero es una gran pelicula..pero el final puede ser vergonzoso..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda