GurusBlog

Shanghai Free-Trade Zone. El nuevo experimento financiero Chino

RMB

29 Km2 es la dimensión del nuevo experimento financiero de China: Shanghai FTZ. Una “zona de libre comercio” en la que las restricciones económicas del Partido Comunista se disipan como por arte de decisión política. En dicho centro financiero, los inversores internacionales estarán exentos de las restricciones de inversión regulares en el resto de China. Y, atención, en este oasis artificial, la moneda china, Renminbi (RMB), se intercambiará libremente, así como también su tipo de interés!

Hasta 18 sectores, desde el financiero hasta el naval, gozarán de una laxitud en las restricciones jamás vistas en territorio chino. De hecho, la nueva zona se considera la mayor reforma político-financiera ejecutada por el Partido Comunista, desde que en 1980 designaron Shenzhen como “zona económica especial” en la frontera con Hong Kong (Hong Kong no puede considerarse China, propiamente dicha). Este territorio estará materialmente fuera del control aduanero chino, siendo de facto un territorio dentro de China, pero independiente de ella. Por tanto, las empresas locales e internacionales (también bancos) se podrán establecer allí libremente, y comerciar hacia adentro o hacia afuera con total agilidad, intercambiando RMB con cualquier otra divisa internacional.

Este movimiento aperturista controlado, concuerda perfectamente con la voluntad del gobierno chino de que el Renminbi acabe consolidándose como una divisa de referencia mundial. Y el comercio internacional del llamado Great China y sus vecinos de Oceanía, se está ya realizando en buena medida aceptando los pagos en RMB (también llamado Yuan o en sus siglas CNY). Como podréis ver en el siguiente gráfico, el crecimiento del comercio en RMB ha sido fulgurante en los últimos dos años, alcanzando ya la novena posición de las divisas.

Como se aprecia en el siguiente gráficco, hoy en día aún sólo el 2,2% de las transacciones mundiales se realizan en RMB. Pero su proyección es espectacular, ya que hace 10 años era inexistente, y se ha multiplicado x2,5 en los últimos 3 años. También vemos en esta tabla un dato curioso, y es la caída de la utilización del Euro como divisa de transacciones internacionales, que ha pasado del 39,1% al 33,4% en los últimos 3 años, ojo al dato…

La aceleración que la Shanghai FTZ proporcionará para que el uso internacional de la divisa china crezca en los próximos años es incuestionable. Y más aún cuando se trata de un centro financiero, que junto con Hong Kong, suponen las únicas plazas financieras potentes y modernas de todo el sudeste asiático, zona de influencia china y Oceanía. Además, la voluntad del gobierno chino es clara, y no dudará en utilizar sus gigantescas reservas de divisas exteriores para conseguir sus fines estratégicos: Situar, lenta pero continuadamente, su divisa en la cabeza de la economía mundial.

No deja de ser muy sintomático que en los últimos semestres China esté acumulando unas reservas de oro importantísimas, quizá en previsión de que en algún momento no muy lejano, el sistema monetario mundial vuelva al patrón oro. Llegados a ese punto, el RMB sería una divisa líder mundial indiscutible.

Pero vayamos a lo práctico. ¿Significa este proceso de apertura de la moneda china una oportunidad para invertir en ella, aprovechando su apreciación?. No está nada claro. Ya que lo que parecería de sentido común, puede no ser tan obvio si tenemos en cuenta que hay centenares de millones de chinos deseosos de invertir fuera de su país (de la bolsa local), y hacerlo además en otras divisas distintas al RMB.

Por todo ello parece que la intención del gobierno chino es realizar esa transición de divisa controlada a divisa de referencia mundial, de manera muy paulatina. Pero lo que está claro es que la creación de ese experimento llamado Shanghai FTZ, es el embrión del próximo líder financiero mundial. Y que teniendo los partners locales más adecuados (fondos de inversión/private equity), dejar de invertir en una economía con tal potencial en los próximos semestres/años, es un coste de oportunidad enorme para cualquier inversor. Invertir allá donde la clase media crece es un criterio vital para conseguir beneficios a medio y largo plazo. Sobre todo en el horizonte que tenemos ante nosotros de hiperendeudamiento, crecimiento económico anémico, y adicto a los insanos estímulos de los bancos centrales.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies