Una acción perfectamente planificada ha permitido que unos asaltantes se apropiaran de un botín de entre 36 y 60 millones de euros de fondos del Banco de Inglaterra en un depósito gestionado por la empresa privada Securitas en Tonbridge al Sureste de Inglaterra.

Seis hombres armados y secuestraron a la familia del director del depósito y disfrazados de policias consiguieron reducir al personal que custodiaba el almacén, en el que puede convertirse, si se confirman las cifras, en el mayor robo de la historia del Reino Unido.

La anterior marca la ostentaba una banda que se llevó unos 30 millones de euros en oro al asaltar en 1983 un depósito en el Aeropuerto de Heathrow. Curiosamente, sin ánimo a meterme a detective, sobre todo por el tiempo transcurrido entre una y otra acción, en este caso también fueron 6 los aslatantes que disfrazados de agentes de seguridad se hicieron con el botín.

Todo muy al estilo de la película Heat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

El poder de la autoestima

Buscan pequeñas victorias. Éstas construyen nuevos receptores de andrógenos en las áreas del cerebro responsables de la recompensa y la motivación.

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…