robot-gusano-compressor

Científicos del proyecto “Open Worm” han tomado las conexiones entre 302 neuronas del cerebro de un gusano y han realizado una simulación en software que han cargado en un robot hecho con piezas de Lego.

En el vídeo podéis ver como el robot reacciona a su entorno sensorial a través del sensor de sonar que lleva incorporado. El comportamiento es impresionante teniendo en cuenta que no se ha programado ni una sola instrucción, sólo tiene una red de conexiones que imitan a la que tienen los cerebros de los gusanos.

El objetivo del proyecto “Open Worm” es poder computerizar un gusano virtual, un pequeño paso adelanta hacia lograr un día “cargar” un cerebro humano en un ordenador.

Vía Qz.com

  1. pues si un cerebro humano llega a “cargarse” algún día en un robot de manera que un robot funcione con la infalibilidad de una máquina y la capacidad de responder a lo inesperado de un humano, ¡Dios nos coja confesados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…