Pasando por la Plaza Cataluña de Barcelona y delante de una oficina del BBVA me topo con esta especie de robot publicitario al que he tomado una foto. La verdad es que ver a un panel como este moviéndose solito por la calle está llamando bastante la atención de los transeuntes, aunque a pesar de que incorpora una pantalla y un teclado incoporados para que interactues y obtengas información de los productos financieros del BBVA, no he visto a casi nadie acercase a más de dos metros del “robot”. Aún no estamos acostumbrados a este tipo de bichos, y la verdad es que ver a un panel moviéndose erráticamente por la acera “acojona” un poquito.

Queda claro que en temas de publicidad no está todo inventado y cada vez hay que ser más original para poder llamar la atención. Ya tenemos el soporte publicitario robótico.

Y hablando de robots, os dejo un enlace a un post en el blog Economist’s View, donde reproduce un artí­culo de Bill Gates en la revista Scientific American, titulado “A robot in Every Home.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…

El poder de la autoestima

Buscan pequeñas victorias. Éstas construyen nuevos receptores de andrógenos en las áreas del cerebro responsables de la recompensa y la motivación.