sacyr

Sacyr deberá vender acciones de Repsol representativas de alrededor de un 1% de su capital en el marco de la refinanciación de la deuda de 2.200 millones de euros que tiene vinculada a su inversión en la petrolera y que vence en enero de 2015.

De esta forma, la compañía de construcción y servicios reducirá hasta alrededor del 8% la participación del 9,23% que actualmente tiene como segundo máximo accionista de Repsol.

Sacyr ha comenzado formalmente este mes de septiembre a negociar con sus bancos para ampliar en tres años el plazo de amortización de este crédito, que representa el 40% de su deuda total.

En el marco de esta negociación, los bancos han solicitado a Sacyr que amortice entre un 10% y un 15% del saldo del préstamo, esto es, entre 220 y 330 millones de euros, mediante la venta de acciones de Repsol.

A los actuales precios de mercado de la petrolera, estos importes equivalen a acciones de Repsol representativas del 0,87% y 1,3% de su capital.

Asimismo, los bancos solicitan a Sacyr que, además de los propios títulos de Repsol, también aporte como garantía de crédito a Testa, la filial de patrimonio del grupo.

 

REPSOL SOCIO ESTRATÉGICO.

En la última junta de accionistas de Sacyr, celebrada en junio, su presidente, Manuel Manrique, definió al grupo como un socio “estable, estratégico y de largo plazo” de Repsol. “Tenemos una relación magnífica con la casa (Repsol), nos sentimos bien tratados y coincidimos con su estrategia”, añadió Manrique.

 

Comentario Gurús:

Definida en su momento cómo ” “paso decisivo en la estrategia de diversificación y crecimiento del grupo” que  “refuerza los negocios de largo plazo y rentabilidad sostenida”.  Sacyr compraba a finales del 2006 el 20% de Repsol a un precio de €26,71 por acción por un importe global de €6.525 millones financiado en €5.175 millones con un préstamo Bullet a 5 años, en una operación propia del private equity más agresivo, con la salvedad de que no se aseguraban el control total de Repsol.

Ocho años después ha quedado claro que la compra del paquete de Repsol no fue una de las decisiones más acertadas. Y es un claro ejemplo, que puestos a diversificar mejor que lo haga un accionista de forma individual que no una empresa, sobretodo cuando esta diversificación carece de todo sentido industrial o estratégico.

A pesar de que en 2011  Repsol acudió el “rescate” de Sacyr comprándole el 10% a €21,06 por acción, la operación, ocho años después sigue dando un resultado negativo y que supone una pérdida prácticamente total del equity invertido en su momento por Sacyr. Os dejamos nuestro cálculo aproximado, teniendo en cuenta los dividendos percibidos por Sacyr y los gastos financieros directos asociados al préstamo contraído. A día de hoy de los €1.350 millones invertidos en equity por Sacyr en su momento ha perdido cerca de €1.047 millones.

Captura de pantalla 2014-09-28 a la(s) 14.05.29

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.