Un mísero dólar anual, es el salario que tendrí­as si optái­s al puesto de presidente de Yahoo, y es que Terry Semel a imagen y semejanza de lo que hizo hace un tiempo el presidente de Google, ha decidido renunciar a su sueldo de 600.000 dólares anuales. A cambio, no os penséi­s que Terry Semel trabajará por amor al arte, y podrá optar a unas stock options por 9 millones de acciones a 31,59 dólares/acción, es decir que Terry ganará 9 millones de dólares por cada dólar que suba la cotización de Yahoo.

La verdad, a mi personalmente, estas retribuciones basadas en stock opcions, no me acaban de gustar, (bueno me encantarí­a tenerlas yo), pero desde el punto de vista de la empresa, pueden llevar a tomar decisiones con una visión cortoplacista que sólo buscan el alza en la cotización, en lugar de basar la gestión en decisiones estratégicas a largo plazo que favorezcan la posición competitiva de la empresa. Entiendo que un generoso bonus ligado a la consecución de algunos objetivos estratégicos a largo plazo, podrí­a ser mucho más interesante que ligar tu retribución a la cotización de tus acciones. Sólo hay que ver el documental de Enron, donde hasta en el ascensor los empleados veí­an la cotización de la empresa.

Por cierto recomiendo la lectura de este interesante artí­culo de Wharton Universia “¿Tienen los accionistas el poder suficiente para controlar las exorbitantes remuneraciones de sus ejecutivos?” o algunas reflexiones de Warren Buffet sobre las opciones sobre acciones, recogidas en el blog Oldman 1787

[tags]stock options, Yahoo, Google, Terry Semel[/tags]
  1. Entiendo tu comentario, pero yo si veo bien este movimiento. Está claro que muchas stock options pueden provocar movimientos sospechosos, pero en el caso del presidente de la compañia se puede entender que esta motivación ayudará a la empresa, ya que siendo una persona con total solvencia economica es extraño pensar que va a buscar una revalorización a corto plazo para salir beneficiado.

  2. Estoy de acuerdo contigo en que puede ser muy peligroso este tipo de remuneraciones ligadas a variables de corto plazo (ya sean acciones, benéficos o cualquier otra cosa), para mi mucho mejor un sueldo fijo bajo, muy pocas stock y gran cantidad en la creación de valor para el accionista.

    Javi, entiendo que no esta bien sospechar de alguien que lo hace bien, pero los directivo son buitres 🙂 y en un mercado alcista, pueden estar mas contento con 27 millones bajo el brazo que siendo presidente de la compañía.

    Saludos

  3. El principal defecto que le encuentro a las stock options es que confunden la creación de valor para el accionista, con la evolución de su cotización bursátil. Para mi la creación de valor para el accionista es por ejemplo implantar una estrategia a 5 años que te permita doblar los beneficios de la empresa y darle una excelente posición competitiva.

    Si te fijas sólo en la evolución de la cotización como creación de valor, puedes empezar a tomar acciones a corto plazo que sean aplaudidas por el mercado bursátil porque están de moda ( como lo fueron las compras indiscriminadas de empresas punto com, o anunciar una reducción drástica de personal) que hagan subir el precio de la acción, ejecutes la stock option y unos años después la compañía se encuentre en una situación de debilidad competitiva.

  4. Es un producto de alto riesgo, en modo alguno es garantía de ingresos futuros por tu trabajo actual, los problemas surgen cuando los mercados bajan como se demostró en 2000-2002, lo que en principio era un incentivo se convirtió en el motivo por el que algunos hicieron barbaridades para garantizar sus rentas. Saludo.

  5. No creo que el cambio de remuneración venga dado por incentivar la evolución de las acciones. Eso ya lo tenía con paquetes suficientemente grandes.

    El cambio de salario por stock options hay que verlo por el impacto fiscal que tiene:

    – el salario es renta y por tanto va a tu nivel de diferencial, que para el nivel de Semel en EE.UU. puede ser del 40%

    Рlas stock options se consideran ganancias de capital y por lo tanto cotizan mucho menos, en Espa̱a el 15%

    El cambio de retribución es para que Terry Semel pague menos impuestos, tan sencillo como eso.

    Escribí un post sobre este mismo tema

    http://www.jesusencinar.com/2006/06/bajarse_el_suel.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.