Ofrecido por

GurusBlog

Salud y Economía: el ébola

virus ebola

Que la medicina y la economía están relacionadas es algo que todos comprendemos. Por algo todos decimos que si tenemos una buena salud es más fácil ganar dinero: lo primero es la salud.

El caso del ébola es uno más de las enfermedades que no han sido estudiadas como es debido, ya que se localizaba en el tercer mundo y se tenía la creencia de que el primer mundo no se podía ver afectado.

El ébola tiene una forma de propagación(fluidos corporales:sangre,orina,sudor,saliva,etc) que hace que sea muy fácil su transmisión. Este hecho ha puesto en alerta a las naciones del primer mundo
al ver amenazadas sus propias economías; solo hay que ver la evolución de la bolsa española en los días siguientes al caso de la enfermera que atendió al religioso que fue tratado en España.

Sectores como el turístico se pueden ver muy afectados si esta enfermedad se empieza a extender por el país.

La pregunta que surge a raíz del ébola es clara:

¿Qué enfermedades tienen que ser estudiadas y quién lo tiene que determinar?

¿Los Estados o las farmacéuticas?

La salud es un caso típico de bien público ya que tiene efectos positivos sobre todas las personas y no solo sobre las tratadas médicamente, o puede tener efectos negativos no solo en las personas enfermas sino sobre aquellas con las que convive. La salud es un caso típico en el que se dan externalidades positivas o negativas.

Desde este punto de vista, es evidente que los Estados del mundo deben ser los que determinen qué enfermedades deben ser estudiadas, y sin tener en cuenta si las enfermedades predominan en el tercer mundo o en el primer mundo.
Hasta que el primer mundo no se ha visto amenazado por esta enfermedad, no se han encendido las alarmas para poner los medios necesarios par controlar la enfermedad.

Pero no se trata solo de que las principales enfermedades del mundo tengan su tratamiento, sino que todos los enfermos puedan acceder al mismo.Cuando tengamos conseguidos estos dos objetivos, podremos decir que tendremos una economía a nivel mundial mucho más productiva y se estará contribuyendo a un mayor bienestar social.

Si tuviésemos que establecer unas mínimas prioridades, según mi entender serían estas:

1º-Alimento mínimo garantizado para toda la población mundial.

2º-Acceso a las medicinas .

3º-Acceso a la educación .

Cuando digo que todo el mundo debería poder acceder a estos bienes , no quiero decir que sean totalmente gratis, sino que se tiene que diseñar un sistema de acceso a estos bienes básicos a cambio de un esfuerzo mínimo.

Mientras las farmacéuticas se rijan solo por intereses económicos, nos seguiremos encontrando situaciones de emergencia sanitaria como en el caso del ébola.

¿Nos servirá de aviso este caso del ébola para cambiar nuestro comportamiento en la provisión de las medicinas?



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

8 comentarios

  1.    Responder

    La prioridad de las farmaceuticas es ganar dinero… como la de las constructoras, las tecnológicas, las metalurgicas y el bar de la esquina. Si se quiere forzar a las farmaceuticas a investigar determinadas medicinas, ¿por que no tambien a Google, o a ACS? Las farmaceuticas funcionarán mientras ganen dinero, bastante dinero. En el momento en que su cuenta de resultados baje, la gente retirará su dinero de ellas. De todas maneras, que la industria “A” no quiera meter su dinero en la investigación de una medicina, no es obstáculo para que la sociedad (vía gobierno) invierta su dinero en esa investigación, y así además la patente revierte en toda la sociedad. La verdad, me ha decepcionado el nivel de RamónFD, que está a años luz (por debajo) del de esta página.

    1.    Responder

      La contestación que da usted tampoco aporta algo al artículo.
      Decir que las empresas privadas buscan beneficios es como no decir nada.
      El tema del artículo va mucho más allá de eso, se trata de aportar una idea brillante que permita que las farmacéuticas ganar dinero, pero que a su vez investiguen enfermedades que son minoritarias o sufridas por grupos de personas de bajo poder adquisitivo.
      Este es el problema que existe mundialmente en el campo de las enfermedades que afectan a minorías o con poco poder adquisitivo.
      Hasta que no ha existido una enfermedad que se propaga fácilmente y puede afectar a todo el mundo no se han tomado medidas contundentes en la búsqueda del fármaco en los países desarrollados.
      El artículo busca hacer reflexionar a los políticos y a la población en general para que se demande una sanidad para toda la humanidad.

      ¿Qué se creía usted que iba a dar el remedio contra el ébola?

      Es un artículo para reflexionar, no para dar soluciones en temas médicos.
      Al menos le ha llamado la atención el título.
      Siento dececcionarle.

      Mi aportación/opinión sobre el tema es que los Estados se tienen que implicar más en este tipo de enfermedades.

      Si no está de acuerdo con esto, vale.Acepto su crítica, pero no lo comparto.

      1.    Responder

        “los Estados del mundo deben ser los que determinen qué enfermedades deben ser estudiadas”. Esa es la frase contra la que estoy radicalmente. Los estados pueden (y deben) estudiar las enfermedades que consideren prioritarias. Directamente o por delegación (por contrato). Pero un señor (o una empresa) con su dinero estudia la que le de la gana, sea el ebola, la malaria (que hoy por hoy mata mucho más) o la podredumbre del geranio (no se comenta en el articulo la investigación en enfermedades de plantas y peces ornamentales). Lo que me parece que baja el nivel es el tufillo a economia dirigida. En las pocas (y malas) clases de economía que di, cuando los medios de producción son privados pero la producción la dirige el estado, a eso lo calificaban de fascismo. No se si es correcta la denominación, pero me parece (en lo económico) igual de desagradable.
        En todo caso si me he equivocado y no era ese el mensaje del artículo, mis disculpas.

        1.    Responder

          Cuando hablamos de salud, y sobre todo de las personas(yo no he hablado en el artículo de plantas y animales), no podemos permitir que la existencia de un fármaco dependa de si da más o menos beneficio. Evidentemente que estoy a favor a que el sector público participe mucho más en la búsqueda de fármacos. Es más, me pregunto si las farmacéuticas como empresas privadas deberían existir. A esto usted llama economía con tufillo dirigida. Nuestros políticos en los últimos años nos quieren hacer creer que hay que privatizar todo lo posible para luego no fomentar la competitividad en el sector. Sectores como el eléctrico, autopistas y farmacéuticas son ejemplos de cómo una privatización no garantiza más eficiencia y competitividad.

          Después de discutir sobre el nivel del artículo, llego a la conclusión de que no le gusta el dirigismo estatal, pero no aporta una idea que contribuya a solucionar el problema que planteo en el artículo(tratamiento de enfermedades localizadas en el 3º mundo o que padecen personas con bajo poder adquisitivo).

          El artículo está escrito para que participen los lectores y aporten su idea para solucionar el problema.

          Yo no pretendo sentar cátedra, pero sí doy mi opinión para poder solucionar el problema, que es muy grave desde el punto de vista ético.

          Espero una idea suya para solucionar este problema y no simplemente criticar lo que se dice.

          ¡Ah!Yo sí me identifico cuando critico o doy opinión.

          Un saludo,Ramón Fraile Duque.

          1.    Responder

            Solución para la investigación de enfermedades del 3er mundo: Si alguien quiere invertir millones en un medicamento para aliviar la resaca dominguera, que lo haga. Y que el estado decida si hay que destinar recursos a invertigar medicinas para el tercer mundo, y lo haga. o que decida que no merece la pena, y apechugue con las consecuencias (el problema tal vez es que apechuguemos todos). Por cierto, hay al menos tres laboratorios privados con medicamentos en pruebas para el ébola. Una cosa es que el estado pueda invertir en investigar areas que considere prioritarias, y otra que impida a todos los demás hacerlo en lo que ellos quieran (“me pregunto si las farmacéuticas como empresas privadas deberían existir”). No acabo de entender porqué la existencia de Bayer y Pfizer impide que los estados destinen recursos a investigar el ébola.

            1.   

              La crítica que hago en el artículo es precisamente a los Estados o organizaciones internacionales en materia sanitaria.Ya sé que una empresa privada no es una ONG.

              Al parecer últimamente se han sumado nueve farmacéuticas en la investigación del ébola cuando la amenaza ya es evidente para la humanidad.

              ¿Sabe desde cuándo se sabe de la existencia de esta enfermedad? 1976.

              Por otro lado, nadie dice que la existencia de
              farmacéuticas privadas impida a la iniciativa pública intervenir en la obtención de un remedio.
              Otra cuestión es que además de tener el fármaco curativo se pueda acceder al medicamento a un coste asumible por la mayoría de la población; el caso del sida es un ejemplo de esto.
              El tema no es solo un problema sanitario, sino económico y político.

              Por último, puesto que ya se ha presentado, solo decirle que mucho gusto en conocerle y esperar que en mi próximo artículo, si lo lee, no le decepcione.

              Pero recuerde,yo no pretendo sentar cátedra, simplemente doy una opinión desde la perspectiva de un economista.
              La perspectiva de un ingeniero, un médico o cualquier otro profesional es tan válida como la mía, ya que la verdad se puede ver desde muchos puntos de vista.

              Gracias por participar.

            2.   

              Y si lo prefiere, Daniel Alberto Sanjurjo Lopez-Alonso, de Madrid, para servirle a Dios y a usted.
              Un saludo

  2.    Responder

    Deacuerdo con las 3 minimas prioridades, lo d las farmaceuticas ya es otro cantar, ya sabemos como se las gastan, sus prioridades son ganar dinero, por lo menos las grandes.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR