saneando economia

saneando economia

 

En este tiempo, en el que cuando observamos la actividad económica se nos ‘revuelven las tripas’, tenemos que hacer un determinado ejercicio de conciencia y pensar qué es lo que podemos hacer para, efectivamente, sanear nuestra base económica.

Por supuesto que la economía es una ciencia no demasiado objetiva – por eso de que está ligada en parte a los comportamientos sociales y a cosas tan subjetivas como pueden ser las determinadas políticas que se empleen – y que depende de muchos factores externos muchas veces, imposibles de analizar.

Podemos analizar transacciones y movimientos financieros. Pero aunque esto sea totalmente necesario e interesante, es importante que nos planteemos la base de nuestro sistema económico.

El que escribe estas líneas es un fiel defensor del capitalismo. Creo que es el único sistema que se puede adecuara a satisfacer nuestras necesidades reales. Creo que el mercado es un redistribuidor de recursos justo – normalmente – y que el Estado ha de tomar parte – sin abusar, por favor – sin llegar a una sobredimensión exagerada – justo como la que tenemos ahora. Abogo por muchas más cosas y, sin duda, me gustaría explicarlas más adelante – si tanto el lector como el ‘dueño’ de este sitio me lo permiten, claro.

La educación

Hoy quería hablarles de algo interesante – al menos para mí -. En los últimos tiempos hemos considerado que la educación era algo bueno y necesario para el pueblo. Hemos aceptado este ‘dogma de fe’ sin rechistar. Sin embargo, nunca nos hemos preguntado ‘por qué lo es’ y si lo ‘es realmente’. Hemos aceptado sin rechistar que nuestros jóvenes estudiantes tienen que ser educados para poder agregar valor al sistema económico más adelante. Hemos aceptado sin rechistar que el sistema era correcto. Y la pregunta que me surge ante esto es por qué.

¿Se ha preguntado el lector alguna vez cuál es la base económica de un país?

Seguro que sí – además, esta pregunta es muy ambigua porque la base económica de cualquier país cambiará conforme cambiemos de territorio. Sin embargo hay otra cosa que nos debemos preguntar. Hemos dicho que aceptamos sin rechistar que tengamos la misma base tributaria – es decir, ‘las mismas personas’ que tributan en un país – que hace prácticamente dos siglos. ¿Por qué? Reflexionemos sobre ello.

Ha habido miles de gurús que nos han intentado convencer sobre sus medidas para intentar sanear la economía. Algunos de ellos son muy escuchados y aceptados por muchos organismos internacionales. Otros han quedado en entredicho por la ineficiencia probada de sus teorías. Es cierto que yo abogo por muchas medidas impulsadas para promover un cambio ‘sano y eficaz’ en nuestra economía pero, ¿nos hemos replanteado alguna vez cambiar desde la raíz? Es utópico, lo sé. Pero quizás nuestra economía se vería muy saneada si realmente diésemos un vuelco a la educación.

Pongamos un ejemplo.  Finlandia tiene uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Es curioso comprobar cómo mientras ellos avanzan rápido España se estanca. Finlandia es una de las economías más prósperas del continente. Quizás por una razón de comportamiento claro, pero como ya dijimos antes, la economía se basa en acciones sociológicas – al menos, una parte -.

Tiene uno de los niveles de corrupción más bajos de toda Europa y un alto Estado de Bienestar. Y su educación es muy buena. Se centran en poner al estudiante y al profesor en el centro eliminando todo aquello que no beneficia a la educación. Su sistema se fundamenta en práctica y en que los estudiantes realmente descubren lo que quieren hacer – lo cual les hace mejores en su función laboral – y sobre todo, en abolir exámenes. Finlandia ha considerado que llevar a cabo una mejora de su educación conllevaría un saneamiento de su economía. Y así ha sido.

Es interesante relacionar economía y educación. La primera se estimula – o no – en base a lo que produce la segunda. Es por ello por lo que quizás todos nosotros deberíamos replantearnos la posibilidad de sanear nuestra economía mejorando nuestra educación. Vean a Finlandia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…