La mayoría de los españoles tienen abierta una cuenta corriente en un banco. De acuerdo con el informe “Global Index Database” del Banco Mundial con datos de 2014, entre el 90 % y el 100 % de los españoles adultos tienen una cuenta corriente. Un estudio más reciente, elaborado por la Comisión Europea y publicado en 2016 revelaba que el 68 % de los españoles tenían una cuenta bancaria, el 44 % una cuenta de ahorro, el 52 % una tarjeta de crédito y el 22 % una hipoteca. Sin embargo, en un país altamente bancarizado, hay ciudadanos que se plantean vivir sin bancos. ¿Por qué?

El 63 % de los españoles que en 2012 no tenían una cuenta corriente abierta afirmaban que no la necesitaban o no la querían. Un 5 % señalaba que usaba la cuenta de otra persona, un 7 % que eran demasiado jóvenes para abrir una, un 3 % que intentó contratar una, pero fue rechazado porque no disponía de ingresos regulares y un 1 % que también lo intentó, pero que recibió un no por respuesta sin una razón específica, según el “Special Eurobarometer on Retail Financial Services” de 2012.

Más allá de las razones que pueda tener cada uno, la pregunta clave es: ¿se puede vivir sin bancos? Lo cierto es que hace unas décadas vivir sin una cuenta corriente era el pan de cada día de muchas familias, que compraban casa o vehículos sin hipotecas ni préstamos y que guardaban sus ahorros debajo del colchón. La iniciativa “Vivir sin bancos” de Abogados Autorresponsables confirma que hoy en día sigue siendo posible: “la realidad es que no son imprescindibles en nuestra vida y que sería muy aconsejable seguir comprando, vendiendo, prestando, haciendo todo tipo de negocios sin tener que recurrir a ellos”, señalan en su página web y añaden que “es absolutamente viable el hacerlo y con total seguridad jurídica”.

Difícil, pero no imposible

Empecemos por lo básico, ninguna ley nos obliga a tener abierta una cuenta bancaria ni es ilegal guardar el dinero en casa. Con este punto de partida, parece viable vivir sin bancos. Eso sí, si vamos a tirar del famoso “bancolchón”, debemos tener en cuenta que tiene ciertas desventajas. Por ejemplo, nuestros ahorros no crecerán al mismo ritmo que la inflación, por lo que perderemos poder adquisitivo. Corremos el riesgo, también, de perder el dinero debido a un incendio o a una inundación o que un intruso no los robe. Para evitar sustos, podemos sustituir la cuenta corriente por una caja fuerte y una póliza de seguro que nos cubra el metálico guardado en casa, apuntan los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com que, no obstante, recuerdan que hoy en día existe una amplia variedad de cuentas gratuitas que no requieren ningún tipo de vinculación y que podrían ser interesantes para aquellos que solo quieran usarlas puntualmente.

¿Qué hay de la nómina? El “Estatuto de los Trabajadores” aclara que el salario podrá pagarse en moneda de curso legal, mediante cheque o usando otra modalidad de pago a través de entidades de crédito. Es decir, se puede cobrar en efectivo. En tal caso, el empleado deberá firmar la nómina una vez recibida, algo que no es necesario si la nómina se paga mediante transferencia. Eso sí, el pago en metálico estará limitado a sueldos inferiores a 2.500 euros, ya que la ley actual no permite realizar pagos en efectivo superiores a esa cifra cuando una de las partes es una empresa.

La Administración también contempla el pago de pensiones en efectivo. De hecho, el Gobierno garantiza la libre elección por parte del perceptor de la pensión del medio de pago. Dicha elección debe realizar en el momento de solicitarla, aunque puede modificarse en cualquier momento. El portal de la Seguridad Social aclara que si el pago se efectúa a través de entidades financieras, “el pensionista pude elegir entre cobro directo en ventanilla o el abono en cuenta corriente o libreta de ahorro”. También se puede cobrar por giro postal, aunque este sistema “está limitado a los pensionistas que no dispongan en su localidad de residencia de otro medio o modalidad de cobro”. En cuanto a las prestaciones por desempleo, el SEPE contempla “el pago en efectivo por la entidad financiera colaboradora” de forma excepcional y solo en una serie de casos muy concretos.

Pagar impuestos y recibos

Tanto el IRPF como el impuesto del patrimonio pueden abonarse en efectivo. La cuota de autónomos, por ejemplo, también puede abonarse en metálico. En cuanto a los recibos de suministros, algunas compañías admiten el pago por ventanilla. A través de las oficinas de Correos se puede realizar el pago de recibos no domiciliados de empresas como Acciona, Agbar, Endesa, Gas Natural o Telefónica.

Realizar una compra

En principio, no tendremos ningún problema si queremos pagar una compra en efectivo en España, salvo que la transacción sea superior a 2.500 euros. La Ley 7/2012 prohíbe pagar cantidades superiores a 2.500 euros en efectivo cuando al menos uno de los intervinientes en la transacción actúe como empresario o profesional. Por lo que no podremos comprar un coche en un concesionario o una casa en una inmobiliaria en metálico. Lo que sí podremos hacer es efectuar pagos superiores a dicha cantidad entre particulares. También será difícil realizar compras online, ya que en general se deben pagar con tarjeta.

Si queremos un crédito, podremos recurrir a los préstamos entre particulares, un sustituto a los préstamos bancarios. En el caso de querer comprar una vivienda, se puede negociar con el vendedor un pago a plazos sin pasar por el banco. Otra cosa es que éste lo acepte.

En resumen, vivir fuera del circuito bancario es harto complicado, pero posible. Primero, porque los trámites se complican y pueden llevarnos una gran cantidad de tiempo y un ir y venir constate para pagar recibos o impuestos. También podemos encontrarnos servicios que no podamos contratar o serias dificultades para adquirir una vivienda, por poner dos ejemplos.

 

Fuente: “Special Eurobarometer 446” (Comisión Europea).

  1. Ja,ja…”La iniciativa “Vivir sin bancos” de Abogados Autorresponsables”…Lo que sí es deseable es vivir sin abogados…es señal de una vida apacible.

  2. Pues no es nada desdeñable, aunque una faena lo del pago de 2500, ya mismamente una reforma te deja con los pantalones en el suelo… pero es que ¿quien no está cansado de que le roben a comisiones? Están demasiado acostumbrados a que hagan lo que hagan la gente irá a ellos, pasa como con las compañías de teléfono o electricidad, saben que son el día a día de la gente y que con una compañía u otra los necesitan, así que acaban siendo todos distintos lobos con el mismo collar

  3. el único problema de vivir sin bancos es si mas ni menos que la imposibilidad de domiciliar pagos y muchas empresas tienen como única forma de págo precisamente esta, de forma que si no tienes banco ya no puedes tener movil o iternet o cualquier otro servicios que necesite domiciliación así que nos retienen de forma indirecta y esto ellos lo saben

  4. Me suena algo de que ultimamente habian sacado nuevas leyes de corralito bancario a la inversa (no dejar usar el dinero de verdad [dinero en efectivo], para que tengas que usar el de mentira [cuenta bancaria]):
    – Forzar el limite maximo de efectivo utilizable a 1.000 euros.
    – Demonizacion de los billetes de 500 euros y dejar de hacerlos (y eso que te los daban en la ventanilla de cualquier banco y tienen un poder economico irrelevante, por ser inferiores en valor al umbral de la pobreza).

  5. En resumidas cuentas: IMPOSIBLE, salvo que seas un mantenido, tengas mucho tiempo libre y te aburras como una mona o alguien se encargue de tus marrones.
    Claro que puedes pagar recibos en ventanillas…pero a las horas que te impongan y trás las oportunas colas. Y asi, mes trás mes.

    Olvidate de viajar en avión. Claro que lo puedes pagar en efectivo y más caro en una agencia y de paso, según el destino, te harán en el aeropuerto una colonoscopia gratis pues serás sospechoso por todos lados.

    Y lo del préstamo entre particulares es esperpéntico. Claro que es posible, como tambien lo es, según la fisica cuántica, atravesar una pared sin ningún tipo de impedimento, pero encontrar tal mirlo (salvo que sea tu padre), mejor dicho, pardillo, es una imposibilidad metafísica. Y si por conjunción cósmica se produjera entrarias tú y el prestamista en la plantilla de Hacienda pues te pasarias más horas explicando tu contrato, condiciones y pagos, que las que trabaja un funcionario en un año.

  6. Me gustaría mucho vivir sin depender de las instituciones bancarias, me revuelta pagar honorarios absurdos para usar mi propio dinero. ¡Aquí en Brasil las tasas son absurdas !! ¡Ojalá que ese día llegue ya !!

  7. “nuestros ahorros no crecerán al mismo ritmo que la inflación”
    Tengo 4 cuentas bancarias y mis ahorros no crecen con la inflación, simplemente me dan 0€ por tener mi dinero en el banco. A lo mejor me indicáis que debo adquirir un producto bancario, el mismo producto que tanto criticáis por este blog. Haga lo que haga el banco me crujirá a comisiones y mis ahorros no crecerán con la inflación.

  8. Hola, hasta donde yo sé, tener una cuenta bancaria no te libra de la inflación ¿por que en el artículo se dice que “nuestros ahorros no crecerán al mismo ritmo que la inflación”?
    Un saludo

  9. yo creo que si se puede pero su publicidad te dicen que para crecer es necesario tener los bancos , supongo que es su trabajo hacernos creer que no somos nada sin ellos

  10. No creo que eso vaya a suceder.
    Lo que sí aparece empujando fuerte son las SOCINI.

    Sociedades de inversión en inmobiliaria que poco a poco van a quedarse con todo el parquet inmobiliario (residencial o no).

  11. Si la tecnología de los blockchains se desarrolla (y la dejan desarrollarse) podría ser una alternativa válida a los bancos tradicionales como los hemos entendido hasta ahora. El peligro es que la gran banca es la que mueve los hilos para decidir lo que dejan crecer o no. Yo creo que estamos bastante atados de pies y manos.

  12. Hoy en dia en el mundo tecnológico en el que vivimos estamos viendo un gran aumento de los nuevos “bancos digitales”. Desde mi punto de vista es complicado poder creer que se puede vivir sin un banco, pero los nuevos monederos electronicos y bancos virtuales van a hacer mucho “daño” a los bancos tradicionales que no se adapten.

    Es por ello por lo que como podemos ver cada vez todos los bancos estan desarrollando mucho mas toda la parte digital para ofrecersela al usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…