La idea de un Amazon Bank está cada vez más cerca de convertirse en una realidad. Al gigante del comercio electrónico solo le falta dar el salto, la base de clientes ya la tiene: “13 años después del lanzamiento, hemos superado los 100 millones de clientes con suscripción Prime a nivel internacional”, informaba el fundador de Amazon, Jeff Bezos, a principios de año en una carta enviada a los accionistas de la compañía.

Los estadounidenses le tienen ganas a un hipotético Amazon Bank. De acuerdo con una encuesta de Bain & Company en la que participaron 6.000 norteamericanos, el 65% de los suscriptores de Amazon Prime estaría dispuesto a probar una cuenta bancaria online sin comisiones de Amazon que devolviese un 2 % del importe de las compras efectuadas en la plataforma. Por su parte, el 43% de los usuarios de Amazon que no son Prime también estarían dispuestos a probar la cuenta y un 37% de las personas que no usan la plataforma virtual opinan igual.

El tercer banco de Estados Unidos

Los interesados es probable que puedan abrir una cuenta con el logo de Amazon más pronto que tarde. Este mismo año The Wall Street Journal lanzaba la bomba: Amazon estaba negociando con entidades como Capital One o JP Morgan Chase la posibilidad de comercializar cuentas corrientes.

Pero no es lo mismo colaborar con otros que convertirse en un banco como tal. De materializarse un Amazon Bank, se convertiría en un competidor con un potencial ingente. Gerard du Toit y Aaron Cheris de Bain opinan que se convertiría en el tercer banco de los Estados Unidos, según las declaraciones recogidas por la CNBC: “Podríamos  suponer que lo servicios bancarios de Amazon crecerían a más de 70 millones de consumidores estadounidenses durante los siguientes cinco años más o menos (lo mismo que Wells Fargo, el tercer banco más grande EE. UU.)”.

4 de cada 10 españoles prefieren la banca tradicional

Pero Estados Unidos no es España. ¿Triunfaría en nuestro país Amazon Bank? ¿Abriríamos una cuenta corriente en los GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple)? La realidad parece distinta en España. En HelpMyCash.com le hemos preguntado a 1.032 usuarios si estarían dispuestos a ser clientes de un banco de uno de estos gigantes tecnológicos. Los datos son reveladores: el 40,4% de los encuestados dice que este tipo de entidades le daría miedo y que prefiere un banco tradicional.

Los más atrevidos se quedan con un supuesto Amazon Bank, que sería la entidad que menos miedo le daría al 23,4% de los encuestados. Le siguen un hipotético Google Bank (16,5%), Apple Bank (12,6%) y, en último lugar, Facebook Bank (7,2%).

Las preferencias se mantienen si distinguimos por sexos y aunque ellos son algo más atrevidos, no hay diferencias notables entre hombres y mujeres en lo que respecta a los que preferirían un banco tradicional. Por edades, la cosa cambia. A medida que nos hacemos mayores, las nuevas propuestas bancarias nos dan más miedo y nos decantamos por la banca tradicional.

Solo el 25,4% de los jóvenes de entre 18 y 25 años se quedarían con un banco tradicional por miedo a hacerse cliente de un banco de los GAFA. En el segmento de 26 a 35 años, el tanto por ciento aumenta al 31,4%. De 36 a 45 años, el 45,4% prefiere un banco tradicional, casi igual que los que tienen entre 56 y 65 años. De 46 a 55 y de 66 en adelante, el 50% o más se queda con la banca tradicional por miedo a los bancos de los gigantes tecnológicos.

A los más jóvenes, la entidad que más confianza les transmitiría sería Google Bank, seguida de Amazon Bank y Apple Bank y, muy por detrás, Facebook Bank. Entre los que tienen más de 65 años también gana Google. En el resto de los segmentos se impone Amazon Bank. Facebook Bank se queda en última posición en todos los grupos de edad.

Los nativos digitales, los menos miedosos

No es de extrañar que los más jóvenes sean los más proclives a formar parte de la nueva aventura fintech que nos viene. Al fin y al cabo, se trata de nativos digitales, acostumbrados a operar por Internet, asiduos a este tipo de plataformas y que han oído hablar de algunos de los grandes bochornos bancarios de los últimos años, como las preferentes o las cláusulas suelo.

Una encuesta del prestamista para estudiantes LendEDU en la que participaron mil usuarios de Amazon reveló que el 38% de ellos confiaría en Amazon para gestionar sus finanzas.

La apertura de cuentas sería solo un paso más en el proceso de bancarización de Amazon. La empresa ya ofrece un buen puñado de servicios financieros, aunque no todos están disponibles en todos los mercados en los que opera. Hablamos de Amazon Pay, pensado para abonar compras fuera del market de la compañía, Amazon Cash, que sirve para recargar la cuenta del supermercado digital sin tarjeta, o Amazon Lending, mediante el cual las pequeñas empresas pueden conseguir financiación. También ofrece líneas de crédito y tarjetas.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?