A la mayoría de padres les sorprende saber que si quieren que sus hijos puedan estudiar en una Universidad norteamericana deben iniciar el proceso un par de años antes de terminar el bachillerato. Por eso, en muchos casos, cuando toman la decisión familiar de sondear las posibilidades de sus hijos para estudiar en el mejor sistema universitario del planeta, es ya demasiado tarde. El timing correcto es comenzar el proceso en estas fechas, cuando han finalizado el 4º de ESO y van a comenzar 1º de bachillerato. De ese modo se puede aprovechar el verano para realizar alguna actividad extraescolar que mejore sustancialmente su expediente y CV de cara al proceso de aplicación universitario. Sí, es cierto que también se puede comenzar el camino hacia universidad americana durante el curso de 1º de bachillerato, pero entonces todos los pasos se deberán dar con mayores prisas, lo cual va a ser más estresante, y sobre todo va a permitirnos menos intentos para conseguir buenas calificaciones en los distintos exámenes que se deben realizar en los centros oficiales designados en diversas ciudades españolas. 

Sorprende a la mayoría de familias saber que no es necesario que las notas sean excelentes, aunque lógicamente eso ayuda a acceder a mejores universidades, pero cuañquier alumno con un promedio de 6 tiene también sus opciones si se esfuerza en los exámenes de acceso. También sorprende a muchos padres saber que los costes pueden ser mucho más asequibles de lo que creían, y muy parecidos a los que tendría cualquier familia que envíe a sus hijos a estudiar a una universidad privada de cualquier ciudad española o europea. A continuación os copiamos los costes anuales que publicamos en nuestro anterior artículo: ¿Puedo enviar a mis hijos a estudiar a una Universidad en los EE.UU.?“. Como veréis, existen excelentes opciones de universidades con costes equivalentes a las privadas españolas. Además, hay posibles becas y ayudas que reducen sustancialmente los costes, especialmente de las más caras, en función lógicamente de los méritos académicos del alumno/a y las necesidades económicas familiares. Los siguientes costes son anuales brutos, es decir que habría que deducirles posibles becas y ayudas:

  • Coste de matrícula:
    • Entre 10 y 55 mil € dependiendo del prestigio y calidad de la universidad.
  • Coste de habitación y comidas:
    • Entre 8 y 15 mil €
  • Libros, material, viajes y gastos varios:
    • Entre 2 y 3 mil €
  • Seguro médico para estudiantes internacionales:
    • Entre mil y 2 mil €

El proceso para ser admitidos en Universidades de USA es largo y complejo para los alumnos y para toda la familia, y puede resultar muy estresante. Por ello, las probabilidades de éxito sin el asesoramiento y acompañamiento de la mano de consultores y coaches profesionales, son escasas. Como ya dijimos en el citado artículo, desde Cluster Family Office, hace ya varios años que estamos ayudando a muchas familias a cumplir su sueño americano. Nuestro servicio de asesoramiento incluye todo el proceso de principio a fin, desde que el candidato/a está finalizando la ESO hasta prácticamente la puerta del avión que le llevará a iniciar su andadura en las universidades de USA que mejor se adapten al potencial académico y económico de cada caso. Les asesoramos y acompañamos en todo el proceso incluyendo la elección de una lista de universidades a aplicar, los Essays, las cartas de recomendación, las solicitudes de becas, el visado, la residencia y demás logística familiar, etc. En esa lista definitiva de entre 8 y 12 universidades a las que aplicará cada candidato/a, incluiremos 3 o 4 Universidades que se ajusten a sus necesidades y donde es prácticamente seguro que será admitido; otras 3 o 4 en las que tendrá ciertas posibilidades; y finalmente 3 o 4 más en las que las probabilidades de acceso serán escasas (las que solemos calificar como la carta a los reyes magos), pero que en algunas ocasiones puede sonar la flauta y acabar siendo admitido/a en una Universidad de ensueño, a pesar de que su porcentaje de aceptación sea muy bajo. En una primera entrevista gratuita en Madrid, Barcelona o vía skype podremos valorar las posibilidades de éxito de tu hijo/a.

La principal diferencia entre las Universidades norteamericanas y las españolas son evidentemente los recursos económicos de los que disponen en EE.UU. Dichos recursos millonarios se convierten en instalaciones espectaculares, profesorados prestigiosísimos, presupuestos disponibles para trabajos de investigación tanto a nivel de postgraduados como de alumnos recién llegados, residencias y comedores estudiantiles de primera, y en difinitiva dinero para que los estudiantes den de sí infinitamente más, tanto a nivel académico como personal. Las grandes universidades públicas y privadas norteamericanas son como auténticas ciudades, con equipamientos espectaculares para practicar todo tipo de deportes, estadios mayores que los de muchos clubes de futbol españoles de primera división, tiendas, bancos, cines, teatros y hasta con policía propia de la universidad. Todo ello dentro del campus universitario. Con estos equipamientos, a nadie se le escapa que la vida estudiantil de un alumno que se queda en universidades españolas es radicalmente distinta a las vivencias durante los años de universidad en los USA.

A continuación os dejamos unos enlaces para que os hagáis una idea de los apartamentoshabitacionesinstalaciones y del ambiente que se vive en las familias que han pasado por ese proceso y reciben la noticia de la admisión final a la universidad de sus sueños.


  1. Muy buena información, hay que valorar todas las opciones para nuestros hijos!
    Saludos y buen trabajo con el artículo y explicando tan bien las diferentes opciones para que nuestros hijos tengan la mejor educación.

  2. Como opinión personal, opino que el sistema educativo Español actual esta obsoleto, y ese es el principal motivo por el que tenemos una fuga masiva de cerebros al extranjero. Teniendo un modelo como el sistema Finlandes, referente mundial. No se como si alguien está realizando las cosas tan bien nosotros las podemos estar realizando tan mal.

    1. Probablemente el modelo educativo esté obsoleto a nivel global, ya que prácticamente no ha evolucionado en un siglo. Pero creo que la principal diferencia entre las universidades norteamericanas y las españolas es económica y de filosofía de vida universitaria. Aquí simplemente se asiste a la universidad, que además está en precariedad económica galopante. Y allí se VIVE EN la universidad, que además rebosa millones y millones para todo tipo de instalaciones y actividades académicas y lúdicas. No hay punto de comparación, lamentablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Ray Dalio. Los recientes movimientos de la Economía y el Mercado en perspectiva

Para a los que os guste la Economía y los Mercados damos…

Chalecos amarillos y unicornios rosas en París

Cuarto capítulo y cuarto fin de semana de protestas por parte de…