GurusBlog

‘Skimming’, ‘black box’ y otras tantas formas de atacar un cajero automático

Durante el pasado año, los casi 50 mil cajeros que había distribuidos por toda la geografía española registraron más de 900 millones de retiradas de efectivo, según los datos del BdE. Sin duda, acudir al cajero es una operación habitual para la mayoría de los españoles, pero algo tan sencillo como sacar dinero de estas máquinas puede acabar convirtiéndose en una auténtica pesadilla.

Skimming, black box, transaction reverse fraud, card trapping, cash trappingLa terminología relativa a los fraudes en los cajeros es amplia y variada, y aunque la mayoría de los consumidores de a pie no estén familiarizados con la retahíla de palabras anteriores, lo cierto es que los conceptos que ocultan pueden acabar provocando más de un quebradero de cabeza e, incluso, que nuestra cuenta acabe desplumada, señalan desde el comparador de tarjetas HelpMyCash.com.

De hecho, una encuesta realizada por la European ATM Security Team (EAST) entre septiembre y diciembre del pasado año reveló que el 31 % de los consumidores consideraban que las transacciones con tarjeta en los cajeros automáticos eran las que mayor riesgo presentaban, por encima de las operaciones con teléfonos móviles (29 %), con datáfonos (26 %) y con la tecnología contactless (14 %).

El fraude en los cajeros aumenta un 26 %

Los ataques fraudulentos practicados en los cajeros automáticos se incrementaron un 26 % en 2016, según un informe de la EAST sobre la delincuencia asociada a estos terminales. Concretamente, el número de incidentes aumentó de los 18.738 que se registraron en 2015 a los 23.588 del pasado año. Las pérdidas asociadas a este tipo de ataques también aumentaron, aunque solo un 2 % interanual, hasta alcanzar los 332 millones de euros en 2016. La región de Asia-Pacífico y de los Estados Unidos fueron las que acumularon la mayoría de estas pérdidas.

Cuidado si el cajero ‘se traga’ el efectivo

Entre los malhechores que andan al acecho de los dispensadores de papel moneda no pasan por alto las modas. En 2016 la tendencia fue el TRF (transaction reverse fraud). De hecho, el aumento del número de incidentes en general fue motivado, sobre todo, por un incremento de un 147 % de esta práctica (algo más de 12.500 incidentes relacionados en 2016). Grosso modo, consiste en manipular el dispensador de efectivo del terminal para que retenga el dinero y parezca que no lo ha expulsado y así luego un tercero pueda recogerlo.

Por el contrario, el skimming, consistente en clonar la tarjeta y otrora una gran amenaza, parece estar en decadencia; durante le pasado ejercicio se registraron 3.315 incidentes relacionados con esta práctica, una caída del 20 % interanual. Según el informe de la EAST, se trata de la cifra más baja desde 2005.

Aumentan los ataques físicos un 12 %

Los ataques físicos, como asaltos, robos o uso de explosivos, se incrementaron un 12 % el pasado año (se registraron 2.974) y supusieron unas pérdidas de 49 millones.

Otro método en aumento es el llamado black box, que no afecta directamente a los consumidores y cuyo número aumentó un 287 % hasta alcanzar un total de 58 ataques de este tipo reportados por diez países, según el informe en cuestión. Este sistema da acceso a los criminales a la infraestructura interna del terminal, de manera que el cajero pueda conectarse a un dispositivo externo no autorizado con el objetivo de ordenarle dispensar dinero.  Las pérdidas provocadas por este tipo de ataques fueron de 0,45 millones.


Fuente: European ATM Security Team (EAST).

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Madre mía que miedo, el otro día vi un articulo de como entraban a la cámara de tu telefono móvil y te veian y te oian… ahora esto.

  2.    Responder

    En mi opinión en cuanto ves que se ha tragado el dinero debes inmediatamente avisar a la sucursal o al teléfono del banco

  3.    Responder

    He trabajado en el sector bancario y conozco sobre protección del cliente ante los cajeros automáticos. Entre una de ellas es al inicio ver que nadie sospechoso esta en nuestros alrededores (30 metros a la redonda), nunca pedir ayuda no recibirla porque estos pueden ser los malechores, también revisar el mismo cajero (que no tenga componentes raros como una caja chica o se vea algo fuera de lo normal), A la hora de digitar los números, les recomiendo cubrirlos con las 2 manos y de memoria digitar su clave (practique en casa si es necesario), y por ultimo al retirar el dinero vaya a un lugar publico como un mercado o una tienda y guarde bien su dinero, también despistara si alguien lo esta siguiendo.

    Si cree que alguien lo sigue o tiene la certeza que así es, este tranquilo… acérquese a un paradero o donde hay mas gente. Puede levantar la mano como saludando a alguien… esos segundos de duda para el malhechor puede aprovecharlo para salir del lugar.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR