barcoj

Pellizcaros antes de leer esta noticia. No, no estáis soñando. Estáis despiertos. El exdirector general de Medios de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha pedido este martes a la presidenta del tribunal que juzga el caso de las tarjetas ‘black’, Ángela Murillo, autorización para formular querella por injurias y calumnias contra el exconsejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, quien no la llegó a utilizar por considerarlo mala praxis.

Así lo ha solicitado el letrado del exdirectivo en la novena sesión del juicio en el que se dirime si 65 exaltos cargos de la entidad hicieron un uso presuntamente fraudulento de su Visa, después de que Verdú, que ha prestado declaración calidad de testigo, alegara que Sánchez Barcoj falsificó su firma en el contrato de la tarjeta.

verdu
Francisco Verdú

La presidenta del tribunal ha respondido que resolverá aparte la demanda de la defensa de Sánchez Barcoj, que ha pedido autorización alegando que lo expuesto por el exconsejero delegado ha sido una “barbaridad”.

Verdú ha sido el primero de los testigos en prestar declaración ante las partes a las que ha explicado que aceptó, pero no utilizó la ‘black’ porque lo consideraba una mala praxis y en ningún caso parte de su retribución.

Durante el interrogatorio, Verdú ha agregado que alertó al presidente de la entidad nacionalizada, Rodrigo Rato, y al propio Sánchez Barcoj de que no hicieran uso de la Visa para gastos personales porque “podría tener consecuencias”.

Comentario Gurús:

Sólo podemos llegar a una conclusión. Estos tipos no se arrepienten de nada de lo que hayan podido hacer mal y si no acaban entre rejas seguirán siendo un peligro para la sociedad.

  1. Lo que ocurre en este4 país es vergonzoso: los delincuentes denuncian a los honrados por no querer ser malas personas. Los jueces y los políticos lo permiten porque están en el ajo.
    Cuando digo que este país apesta es que APESTA. Apesta a corrupto, a ladrón y a sinvergüenza. Empresarios, políticos y jueces apestan.

  2. Tendrías que aclarar si todo se centra en el hecho de “haber falsificado la firma”.
    O sea: una cosa es que el colega no haya utilizado las “black” (y que lo denuncie) y la otra es que acuse a alguien de falsificar su firma (que puede ser distinto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…