Desde hace semanas se viene hablando sobre la que será una de las reformas fiscales socialmente más importantes durante los últimos años en nuestro país: la subida del IVA. Ayer mismo, durante todo el día, se estuvo discutiendo largo y tendido en el Congreso de los Diputados sobre la posibilidad de derogar esta entrada en vigor para el próximo día 1 de Julio; finalmente esa proposición del Grupo Parlamentario Popular, fue rechaza.

La población de a pie, que no entiendo mucho de fiscalidad, finanzas o economía, ya no sabe si es bueno, malo o regular. Por eso vamos a intentar hacer un poco de luz a toda esta cuestión durante las siguientes líneas.

Vamos a intentar separar cada una de las dos posturas genéricas que hay sobre esta cuestión intentando resumir cada una de ellas:

A favor de la subida el IVA

La subida del IVA del 16% al 18% hará que el Estado consiga recaudar una gran cantidad de dinero extra a partir de Julio de 2010, dinero que podrá ser aprovechado fundamentalmente para dos cosas:

  1. Reducir el acuciante déficit actual de nuestras arcas públicas. Durante el año 2009 el Estado ha gastado el doble, en cuantía, del dinero que ha ingresado. El déficit actual de nuestro país estaría en torno al 67,5%.
  2. Aprovechar esa caída del déficit, gracias al aumento de los ingresos con la subida del IVA, para financiar nuevas, mejores y mayores ayudas sociales a todas las personas, autónomos y pymes que se están viendo afectadas por el aumento del paro y la falta de crédito.

Además, esta subida del IVA podría hacerse sin afectar al consumo, ya que no hay ningún estudio claro que afirme que se vaya a notar un efecto de descenso del consumo debido a la subida de este impuesto directo sobre las transacciones comerciales.

En contra de la subida el IVA

La subida del IVA del 16% al 18% hará, fundamentalmente, que se produzca un frenazo en el consumo privado debido al alza de los precios. Si las economías familiares ya están justas para llegar a final de mes, una subida de los precios hará que descienda el consumo aún más provocando un efecto muy negativo para la economía en general ( y el crecimiento económico en particular).

Los partidarios de que no suba el IVA, dicen más; están convencidos de que la auténtica y perfecta estrategia fiscal debería estar basada en la bajada del IVA para conseguir reactivar el consumo y el crecimiento económico.

La reactivación del consumo ayudaría a la bajada del desempleo, el aumento de los ingresos para el Estado y, por tanto, la caída del déficit público.

En resumen, las dos formas de ver la cosas buscan el mismo resultado. La subida del IVA busca primero refinanciar al Estado para ayudar a los desempleados, y la bajada del IVA busca, gracias a la propia recuperación del consumo, que se generen nuevos puestos de trabajo, bajando el paro y, por ende, fomentado la caída del déficit público.

  1. Un pequeño matiz para el último párrafo, y es que las dos formas de verlo no buscan el mismo resultado, una busca crear empleo y que cada uno viva de su sueldo, y la otra que se siga viviendo de papa estado a costa de los que siguen trabajando.

  2. El IVA es un impuesto indirecto y, por lo tanto, regresivo, que grava más las rentas más bajas. Es por lo tanto injusto e insolidario. Especialmente el aumento del 1% en el IVA reducido es una agresión social, especialmente para un ejecutivo renuente a subir la tributación al tramo de rentas más alto (y que ha eliminado el Impuesto del Patrimonio, o permitido que las Autonomías liquiden el de Sucesiones).

    Tiene que subir la presión fiscal para equilibrar la balanza, pero habría que llevarlo a cabo obligando a quien más tiene a un mayor esfuerzo, no exigirle aún más a quien menos tiene.

    Por otro lado, el discurso que bajando los impuestos va a subir el empleo es infantil. Una bajada del IVA del 2% no convencería a un parado a comprar. En cualquier caso, el IVA grava los productos y servicios no sólo nacionales, sino también importados: con una balanza comercial tan dramáticamente desfavorable como la española (creo que sólo nos gana Grecia), alimentar el consumo no parece una medida coherente.

    La economía española no necesita más consumo, sino más ahorro (la gran deuda no es del Estado, sino de los particulares y empresas) y ser capaces de competir en el exterior, en vez de endeudarnos para mantener un insostenible nivel de vida, usando la burbuja ladrillera para apalancarnos.

    Es increíble que franceses y alemanes, con sus tremendos salarios y protección social, consigan competir con éxito en el mundo. Y mientras las empresas españolas, con un SMI que es menos de la mitad del francés y un gasto social propio de país en vías de desarrollo, no consigan competir y seamos un importador neto.

  3. Sólo quiero aportar un dato que nadie parece tener en cuenta.
    En los presupuestos de 2.009 se preveían ingresos por iva de 35.000 millones de euros. La liquidación provisional da solamente 15.000 millones. La subida del 16 al 18 por ciento aumentará la recaudación a 17.000 millones, 16.000 en 2.010 teniendo en cuenta que es a partir de julio.

    Sin entrar en el asunto del fraude, el estado ha transferido a los particulares -o estos se han apropiado- unos 20.000 millones por iva. Como se puede defender que si recupera 1.000 millones va a hundir la economía o ni siquiera va a alterar significativamente algo?

    No estamos sacando las cosas un poquito de quicio?

  4. Bajar el IVA no va a reactivar el consumo. Subir el IVA no va a generar suficientes ingresos para reducir el déficit y la deuda del estado español.
    Es un debate estéril que demuestra hasta que punto los políticos españoles no están a la altura del reto.
    Suena a debate sobre si poner una tirita redonda o rectangular en una herida a corazón abierto brotando sangre.
    Las medidas necesarias son otras y de mayor calado:
    – medidas para reactivar el mercado inmobiliario desde la oferta
    – medidas para reactivar el mercado inmobiliario desde la demanda
    – medidas para racionalizar el uso del crédito
    – medidas para forzar la reestructuración del sector bancario
    – medidas para reajustar los balances de los bancos
    – medidas para congelar el gasto y los sueldos publico
    – medidas para fomentar la creación de empleo
    – medidas para fomentar el ahorro y los planes de pensión privados
    – medidas para limitar la volatilidad de los mercados finacieros internacionales
    – medidas para fomentar la productividad de las empresas

    Todo ello se puede conseguir a través de una política fiscal que incentive los deseable y desincentive lo no deseable.
    Para una lista concreta de medidas y su análisis:
    http://leonardmazza.wordpress.com

  5. Parece ser la discusión del momento. A mi me gustaría señalar que me parece bastante irrelevante en cuanto a los números, como señala Andres, y que cualquier análisis serio se da cuenta que la única manera de reducir el déficit es reduciendo el gasto.

    Los políticos no se quieren dar por enterados, ya que supone una medida muy antipopular, pero la van a tener que tomar si queremos seguir en la unión europea. En este tema ni el gobierno ni la oposición están a la altura. Unos por reafirmarse en una tesis de no reducción del gasto, totalmente insostenible, y la oposición porque a pesar de decir que hay que reducir el gasto, se niegan a explicar a la sociedad dónde recortarían y a proponer un plan serio y creíble, bajo la tesis de “cuando lleguemos al gobierno, ya veremos”. En definitiva, lamentable.

  6. Lo mejor hubiera sido cortar de raíz los gastos superfluos del Estado, Autonomías y Municipios; bajar los impuestos y las cotizaciones sociales e Incentivar el ahorro y liberalizar el mercado de trabajo.

    Pero una vez el despilfarro socialista producido: Hay que equilibrar el presupuesto y eso sólo se hace con subidas de impuestos; En este caso el IVA es el escogido: Los impuestos indirectos tiene a su favor que aunque exista fraude siempre es menor en que en el IRPF (que descansa principalmente sobre las nóminas de los trabajadores).

    El problema es que esto no queda aquí; El despilfarro socialista sigue produciéndose y para nivelar el presupuesto van a tener que subir otros impuestos en breve: Hidrocarburos, Tabaco, Alcohol.

  7. Como dice Marcello, el dinero se puede usar en incentivar lo deseable o lo no deseable, pero esto es a largo plazo. Si lo gastas en algo que aumenta tu capacidad productiva o ahorra costes fijos, cuando la economía se recupere serás más rico (si eres capaz de vender lo que produzcas, claro). Si lo gastas en abrir y cerrar zanjas, cuando la economía se recupere estarás igual que ahora (tampoco peor, pero si otros países lo han hecho mejor, te puedes sentir comparativamente más pobre).

    Pero a corto plazo, si reduces el gasto reduces el PIB. En números muy redondos, los particulares hemos pasado de gastar un 10% más de lo que ganamos, endeudándonos, a gastar un 10% menos, ahorrando. Las empresas han sido todavía más drásticas. Con eso el consumo habría caído un 25. Como el estado ha “despilfarrado” un 12+3(el desaparecido superávit previo a la crisis) y el déficit exterior ha caído
    un 5, la caída del PIB ha sido de sólo un 5%. Si el estado hubiera ahorrado como se sugiere, la situación sería catastrófica en la realidad económica y no sólo en la propaganda política.

    A la liberalización del mercado de trabajo le pasa lo mismo. A largo plazo es mejor, dicen, pero a corto solo genera más paro. Ahora nadie contrata, pero no es porque sea caro despedir dentro de unos años, sino porque no puede vender sus productos o servicios. Además las liberalizaciones que se proponen son tan tímidas que les pasa como a la subida del IVA, no van a cambiar nada sustancial.

    Bajar los impuestos http://www.igae.pap.meh.es/sitios/igae/es-ES/ClnEjecucionPresupuesto/AvanceLiquidacionPresupuesto/Documents/AVANCEESTADO_2009INTERNET.pdf
    e incentivar el ahorro es justamente lo que ha pasado en 2009: http://www.funcas.es/indicadores/Coyuntura_Nacional_Internacional.asp (Ver los 100 principales indicadores de la economía española) y además de una forma brutal y rapidísima.

    De la receta sólo falta cortar los gastos superfluos, lo que va a pasar en breve, no porque el gobierno quiera hacerlo, sino porque no le van a prestar mucho más dinero. Pero no nos engañemos, eso implica que la economía, a corto, va a ir peor porque los particulares no nos vamos a endeudar para consumir más, vamos a seguir ahorrando durante unos años. A los estados modernos se les pidió que hicieran política anti cíclica, hartos de los ciclos brutales que generaba el capitalismo no regulado. El mecanismo elegido son los famosos estabilizadores automáticos, les podemos llamar despilfarro, pero es algo elegido premeditadamente, no torpeza económica de ningún gobierno. Con otro gobierno los números habrían sido casi idénticos (son automáticos).

  8. DENTRO DEL SEC95 EL IVA ES UN IMPUESTO INDIRECTO A LOS PRODUCTOS, EL CUAL AFECTA AL PIB, LO QUE IMPLICA QUE INDIRECTAMENTE AFECTARÁ AL CONSUMO, PASANDO POR EL DESEMPLEO, Y NO HACE FALTA ALGUN ESTUDIO PARA SABER QUE ESO ES OBVIO.

  9. La nueva subida del IVA que se ha producido el pasado sábado día 1 de septiembre de 2012 es un tema que está muy presente en las noticias. Hoy lunes todo el mundo habla de ello pero muchos no saben exactamente los tipos de IVA y los cambios que sufren. Navegando por internet he encontrado un blog donde lo explican de forma muy clara. Os dejo el enlace para ayudaros a resolver todas vuestras dudas:
    http://www.audalia.com/blog/2012/08/real-decreto-ley-202012-modificaciones-con-respecto-al-iva/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…